El abandono de perros de caza, un problema en España

En la zona sur galgos y podencos son las razas que protagonizan un mayor número de abandonos, mientras que en la franja cantábrica con otras técnicas de caza son  setters, sabuesos, grifones y mestizos rastreadores los animales más desamparados.

Los expertos en bienestar animal calculan que al menos 50.000 perros de caza son abandonados cada año en España y que no es exagerado pensar que un 40% de los animales que son utilizados en nuestro país en actividades cinegéticas sufre o ha sufrido algún tipo de maltrato, cifras que muestran el grave problema que tiene nuestro país.

Al final de cualquier temporada de caza ver perros vagabundos que han sido desechados por sufrir alguna lesión o simplemente porque ya son demasiado viejos para ejercer su labor, suele ser una imagen demasiado habitual en muchas zonas rurales. Buena parte de los mismos suelen ser galgos de descarte, aunque en esto del abandono de perros de caza los expertos señalan que también se pueden advertir diferencias entre el norte y el sur.

Si dividiéramos el país en dos áreas diferenciadas veríamos que en la sur, efectivamente, son los galgos los perros de caza que suelen encabezar el ranking de abandono. También es cierto que a su sombra suelen pasar desapercibidos cientos de podencos de todos los tamaños, grandes cazadores de pelo corto y duro que año tras año también suelen protagonizar un gran número de abandonos.

Por el contrario, en la zona norte no se suelen emplear galgos porque en estas regiones las piezas y técnicas de caza son otras diferentes, lo que provoca que en Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, por ejemplo, donde no hay tantas liebres y tantas llanuras y campos abiertos como sucede en Castilla o Andalucía. En estas comunidades, en cambio, no se organizan el mismo número de rehalas, los perros que se abandonan con más frecuencia son setters, sabuesos, grifones y todo tipo de mestizos procedentes del cruce de razas rastreadoras.

Para las asociaciones protectoras que funcionan en esta zona norte existe el problema añadido de que los adoptantes prefieren llevarse galgos a sus casas antes que animales abandonados autóctonos. Esto provoca que la población de perros sin dueño siga una tendencia alcista y que muchos animales estén obligados a pasar buena parte de su vida en sus instalaciones antes de que puedan ser adoptados.

seguro para perro

El abandono de perros de caza, un problema en España
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *