Cómo aliviar el duelo por la pérdida en nuestras mascotas según el ICOVV

El fallecimiento de un ser querido equivale a un momento de tristeza y desolación profunda. En los animales de compañía, la pérdida de alguien cercano con el que han convivido y compartido momentos también se nota irremediablemente demasiado.

La pérdida por un ser querido también se nota en nuestras mascotas.

El duelo ante el fallecimiento de un ser querido puede darse de forma similar en nuestros animales de compañía cuando una persona cercana a ellos desgraciadamente les dejan. Como seres sociales con un gran vínculo con sus cuidadores, es lógico que noten la ausencia de algún ser humano cercano y que extrañen su presencia una vez que ya no estén.

El Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia (ICOVV) se ha referido sobre todo al nivel de la relación establecida entre animal y propietario para valorar la dificultad de pasar el duelo por el fallecimiento. Aunque ha reconocido que en la mayoría de los casos suele ser mayor ante la muerte de un dueño que de otro animal, puesto que los vínculos establecidos entre humano y mascota son muy elevados.

Ante la escasez de estudios sobre cómo afronta el animal el duelo por la pérdida de un ser humano, el veterinario etólogo colegiado del ICOVV, Juan Argüelles, asegura que “se tienen pocos datos respecto al duelo animal porque está poco estudiado, pero ante la muerte de un ser querido se aprecian cambios en la conducta de los animales que pueden prolongarse hasta 6 meses”.

En lo que respecta a los signos de tristeza por fallecimientos en nuestras mascotas, éstos pueden presentarse mediante irritabilidad y disminución de la conducta social. Además, el animal puede repetir ciertos comportamientos particulares, como la búsqueda de esa persona en el entorno habitual.

Para tratar el duelo, el ICOVV recomienda acudir al veterinario, para que sea éste quien valore el estado del animal para que así no se produzcan comportamientos antisociales o depresivos. Además, los veterinarios valencianos se decantan por restaurar cuando sea posible las actividades que nuestra mascota llevaba a cabo con la persona o el compañero fallecido, como medida que contribuya a aliviar la pérdida.

“Si estas no pueden ser iguales, que por lo menos sean sustituidas por otras igual de estimulantes y placenteras“, señala Argüelles. Del mismo modo, se recuerda que lo que nunca debemos hacer es ignorar o castigar al animal por aquellas conductas con las que nos demuestra su tristeza.

Despedir a las mascotas, un duro trance también para los propietarios

Por su parte, los dueños de animales de compañía también pasan por el duro golpe de decir adiós a su mascota cuando ésta fallece. El ICOVV apunta que, aunque se trate de un momento lleno de dolor, es fundamental conocer los pasos a seguir y las posibilidades existentes para depositar el cadáver en caso de fallecimiento, y no cometer ninguna infracción.

La normativa incorpora tres opciones: incineración colectiva y eliminación de las cenizas, incineración individual y recuperación de cenizas y sepultura en cementerios autorizados.

El entierro debe ser autorizado expresamente por la autoridad competente, que además debe corroborar que se cumplen una serie de requisitos: que el entierro se realiza a profundidad suficiente para garantizar la seguridad del cadáver ante animales carroñeros; certificar que el animal fallecido no tenía ninguna enfermedad contagiosa que pudiera provocar zoonosis; y que en la zona elegida no haya acuíferos cerca para evitar su contaminación, ni contenga un alto número de animales.

Por último, el ICOVV recuerda que los centros veterinarios disponen de toda la información legal sobre este tema, por lo que pueden asesorar a los propietarios que deseen informarse, así como hacerse cargo de la gestión.

seguro para perro

Cómo aliviar el duelo por la pérdida en nuestras mascotas según el ICOVV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *