Primera condena de prisión por amputaciones de orejas y rabos a perros

El acusado llevó a cabo amputaciones de rabos y orejas de decenas de perros.

El acusado llevó a cabo amputaciones de rabos y orejas de decenas de perros.

El Juzgado de lo Penal de Huelva condena al acusado a prisión durante seis meses tras llevar a cabo amputaciones de rabos y orejas a sus diez perros sin asistencia veterinaria o sedación alguna.

El objetivo del propietario era preparar a los animales para la caza mayor.

Como ya adelantábamos en Terránea la pasada semana, las amputaciones de rabos a perros habían sido prohibidas sin excepciones. Pues bien, ya se ha producido la primera sentencia judicial tras detención por llevar a cabo estas prácticas, y la resolución ha dictaminado seis meses de prisión para el autor de los hechos.

Según ha informado la Agencia EFE, se trata del primero de los juicios derivados de la Operación Ears, en la que se llevaron a cabo más de 30 detenciones en la provincia onubense- entre ellos, 26 cazadores y seis veterinarios-, por realizar diferentes amputaciones a canes.

La condena al autor se justifica al considerarle responsable de un delito de maltrato animal, y según fuentes judiciales, se le ha impuesto un año de inhabilitación especial para ejercer oficio, profesión o comercio relacionado con los animales. Además, la suspensión de la pena queda condicionada a la realización de un curso de protección de animales por parte del autor.

La sentencia se ha hecho oficial tras probarse las amputaciones tanto de orejas como de rabos que realizó el acusado sin sedantes ni asistencia veterinaria a una decena de perros en una fecha anterior al 10 de noviembre de 2014 en la finca El Casco, de Cumbres de San Bartolomé (Huelva).

El propietario de estos canes completó el procedimiento sin limpiar ni suturar correctamente las heridas tras los cortes, y todo ello sin sedación ni ningún tipo de anestesia.

Según estas mismas informaciones, los agentes del Seprona inspeccionaron el lugar y denunciaron los hechos el pasado 10 de noviembre tras encontrarse allí a los animales en un estado grave, con heridas e infecciones preocupantes, y rehusando cualquier tipo de contacto humano.

Una vez examinadas las lesiones y cortes de los perros por el veterinario de la OCA de la Sierra Occidental el pasado 6 de febrero de 2015, la mala ejecución de las amputaciones fue comprobada. Además, algunos de los canes padecían incontinencia urinaria e incluso dolor crónico por posible neuroma.

seguros para perros

Primera condena de prisión por amputaciones de orejas y rabos a perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *