California prohíbe la venta en tiendas de animales que no sean de protectora

California se ha convertido en el primer estado norteamericano en prohibir la venta de perros, gatos y conejos que no procedan de entidades protectoras, sumándose con ello a las más de 230 ciudades de todo el país que con esta medida han decidido combatir el problema de los “puppy mills” o granjas de cachorros.

El pasado día 14 se ratificó en California la ley que prohíbe la venta de perros, gatos y conejos criados con fines comerciales en las tiendas de mascotas de todo el estado. Esta ley busca acabar con las famosas y temidas granjas de cachorros o “puppy mills”, como popularmente se las conoce en Estados Unidos. Con esta medida California se suma a las más de 230 ciudades y condados norteamericanos que ya han prohibido la venta de animales de criaderos.

Esta nueva ley también pretende crear un marco de colaboración entre las tiendas de mascotas y las protectoras, instando a las primeras a promover la adopción entre los clientes que deseen comprar un perro, un gato o un conejo. Para la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales se trata de una decisión histórica, pues de esta forma los animales dejan de ser tratados como productos mercantiles.

Para que la prohibición de venta de mascotas procedentes de granjas de cachorros sea más efectiva y no existan situaciones de fraude, se insta a las tiendas a mostrar toda la información acerca de la asociación o protectora de animales de donde provenga el animal que se da en adopción. Con esta acción se obliga a dar fe del origen de los animales, dado que en muchas ocasiones las tiendas han negado el origen ilegal de los animales que había en sus escaparates.

Hay que mencionar que el objetivo de la medida adoptada no es acabar con la cría de animales de compañía, sino terminar con las granjas de cachorros que buscan obtener la mayor rentabilidad posible de la venta de animales, sin tener en cuenta la salud de los progenitores.

Si nos trasladamos a España no es la primera vez que se plantea en nuestro país una medida similar, aunque nunca ha llegado a instaurarse totalmente por el posible impacto económico que puede tener. De hecho la Comunidad de Madrid (CAM) fue la última en dar marcha atrás en la adopción de una medida de ese tipo.

La normativa madrileña dicta que la venta de perros y gatos se deberá realizar a través de catálogos y de medios similares que no requieran la presencia física de los animales en la tienda. No obstante la CAM podrá autorizar la presencia de perros y gatos en aquellos centros de venta que cumplan las condiciones de salubridad y espacio que se determinen reglamentariamente.

Calcula el seguro para tu perro

California prohíbe la venta en tiendas de animales que no sean de protectora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *