Los camiones eléctricos pesados están más cerca de lo que creemos

Nikola y Bosch trabajan en dos camiones pesados “Cero Emisiones” que estarán listos en 2021, mientras que Tesla también anuncia un camión eléctrico en breve plazo. Por su parte Daimler Trucks ensaya con un prototipo de 26 toneladas y ha comenzado en Portugal la producción del Fuso e-Canter.

El desarrollo de camiones eléctricos avanza a gran velocidad. Nikola Motor y Bosch están en plena colaboración y ya han prometido dos tractoras “Cero Emisiones” para 2021 con una potencia superior a los 1.000 CV, mientras que Tesla también anuncia sus intenciones de tener camiones eléctricos en un breve plazo.

Así son los camiones eléctricos pesados que prepara Nikola Motor Company

El objetivo de Tesla es demostrar que los vehículos eléctricos para transporte pesado pueden comercializarse a un precio razonable frente a otras alternativas energéticas sostenibles y que el único obstáculo, al menos por el momento, es que no existen infraestructuras de carga adecuadas.

Entre los fabricantes tradicionales Daimler Trucks ha iniciado la “electrificación” de su oferta comenzando por los camiones de distribución y ya hay en circulación un prototipo eléctrico Mercedes-Benz para 26 toneladas, mientras que en Portugal ya comenzó la producción de los primeros Fuso e-Canter.

La principal ventaja de un camión “Cero Emisiones”, junto al nulo impacto medioambiental, son unos costes de explotación reducidos que equilibran a la larga el mayor PVP inicial, una diferencia que puede verse reducida si los clientes se benefician de las ayudas oficiales para la compra de vehículos eléctricos.

Por otro lado la Unión Europea (UE) ha aceptado que este tipo de camiones puedan ver incrementada su MMA en al menos una tonelada, con el objetivo de que la capacidad de carga útil no se vea afectada por el peso de las baterías y de otros componentes y sistemas propios de estas nuevas tecnologías.

Los informes que maneja la UE señalan que al menos el 48% de los trayectos que realizan los camiones en el ámbito intraeuropeo son inferiores a los 300 kilómetros, lo que provoca que los transportistas que apuestan inicialmente por la energía eléctrica en cortos recorridos donde el vehículo siempre tiene cerca su base.

Eso significa que la ampliación de las infraestructuras de recarga y una mayor capilaridad de las mismas daría un “empujón” a los vehículos eléctricos en general y a los camiones en particular, haciendo que ganen rápidamente cuota de mercado, lo que en opinión de los responsables comunitarios debería ir unido a políticas institucionales de apoyo a fabricantes y usuarios.

Finalmente, desde la Unión Europea se pretende incluir a los camiones eléctricos en la categoría de “Vehículos Limpios”, lo que significaría que habría presupuestos comunitarios hasta 2020 para promover la electrificación en el transporte de mercancías. Además, la UE considera que las normativas de los países comunitarios deberían contemplar un incremento impositivo para los camiones diésel y beneficios, como gratuidad en los peajes, para los eléctricos.

Banner comparador de seguros de todo tipo de vehículos: coches, camiones y motos.

 

Los camiones eléctricos pesados están más cerca de lo que creemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *