¿Cuál es el Mejor Seguro de Decesos? Guía Definitiva

Los Seguros de Decesos son los seguros que todos tenemos, pero que nadie sabe exactamente qué cubren.

Se trata de un seguro voluntario, pero totalmente aconsejable. Más de 20 millones de españoles tienen un seguro de defunción.

En muchas ocasiones, los seguros de decesos tienen muy diversas coberturas que pueden cubrir  todas las necesidades o expectativas que tenemos cuando llegue el momento del fallecimiento.

PIZARRA PARA PONER QUE HACER ANTES DE MORIR

¿Cuál es el Origen de los Seguros de Decesos?

El antecedente más antiguo data del Antiguo Egipto

Sobre el Primer Periodo Intermedio sobre el 2.225 a.C fue cuando surgió esta nueva práctica.

Por aquellos entonces, los egipcios, mediante el pago de una cuota, se unían y formaban colectivos para que, llegado el momento del fallecimiento, pagaran entre todos el sepelio y los ritos funerarios. Las famosas ceremonias sobre “el tránsito al más allá”.

Era una costumbre relativamente parecida a la nuestra, aunque nosotros lo hayamos transformado en los Seguros de Decesos.

Este pequeño fragmento perteneciente al Egipto ptolemaico nos muestra el espíritu de estos colectivos que heredarán los seguros por fallecimiento:

“Al miembro que fallezca en el curso del año, nosotros le lloraremos y le acompañaremos a la necrópolis. Cada miembro dará 5 deben como contribución por su sepultura, y se entregarán diez raciones funerarias a sus supervivientes. Traeremos con nosotros al hijo del muerto, y a su padre, hermano, suegro o suegra para beber juntos, para que su corazón pueda calmarse de nuevo”.

Código de Hammurabi sobre decesos

El Código Babilonio del Rey Hammurabi, del 1760 a.C.

El rey Hammurabi tuvo claro que tenía que marcar unas leyes para establecer una realidad jurídica en todo su imperio. Para ello creó el famoso código, tallado en un enorme bloque de basalto de aproximadamente 3 metros de alto.

Un código que sirvió de guía para todos los habitantes del imperio en caso de litigio y que siempre estaban visibles en las plazas de los pueblos y de las ciudades.

En lo referente al tema del fallecimiento, o como lo llaman los juristas en el Código de Hammurabi “acudir a su destino”, se marcan unas normas relativas a las herencias de las esposas y los hijos, pensiones, sucesiones, viudedad, entre otros.

Como podemos ver, cada vez se van acercando más a las normas o leyes que tenemos establecidas en la actualidad.

 

comercio marítimo fenicios

Los Fenicios, las primeras entidades aseguradoras (1.000 a.C)

Todo comenzó por el comercio marítimo. Los fenicios destacaron por ser una civilización comerciante.

Crearon las primeras Casas de Seguro que, en caso de que un barco mercante no llegara a puerto, el valor de lo transportado era reembolsado, a cambio de el pago de una cuota antes de que el barco abandonara el puerto.

Estos son los comienzos del seguros en su forma más básica. Una indemnización en caso de que suceda algo que no puedes prever a cambio de una prima.

El Imperio Persa aseguraba a sus súbditos (500 a.C)

Esto si que es curioso porque los monarcas del Imperio Aqueménidas les hacían a sus súbditos y esclavos más preciados una especie de Seguro de Vida, dejando constancia en el registro notarial de sus palacios.

 

relieve sobre los collegia romanos

Desde la caída del Imperio Romano hasta la Edad Media

Allá por el año 476 d.C., el Imperio Romano de Occidente comenzaron a crearse nuevos colectivos o agrupaciones profesionales el las ciudades, los llamados “collegia romanos“. Éstos defendían los intereses del colectivo de forma violenta, casi como lo que hoy conocemos como organizaciones criminales.

Curiosamente, estos collegia romanos eran aceptados siempre que no contradijeran las leyes públicas. Por efecto de la lex Iulia de collegiis, poseyeron una cierta capacidad jurídica.

El acceso a estos grupos se hacía mediante un pago mensual, el cual garantizaba la protección frente al enemigo, los gastos funerarios o cualquier cosa que les pudiera suceder en su actividad diaria.

Los collegia se fueron desarrollando con el paso de los años hasta llegar a las llamadas “guildas. Aproximadamente sobre el siglo IX. Su desarrollo era parecido a los collegia romanos. El pago de la cuota era la protagonista de esta relación comercial. Aquí se cubrían las pérdidas monetarias o en especie cuando había un incendio. Y también se cubría el fallecimiento o la enfermedad de un asociado.

Contrato de Santa Bárbara (año 1347 d.C.), la primera póliza de seguro

Por aquellos entonces también se relacionó el seguro con la actividad marítima.

Se creó y se firmó en Génova el conocido como Contrato de Santa Bárbara. Éste cubría los posibles accidentes que sucedieran, los naufrágios, el retraso en la entrega de la mercancía y el asalto mediante piratería al barco llamado “Santa Bárbara”. Curiosamente el trayecto era relativamente corto, de Génova a Mallorca, pero la peligrosidad de la navegación y los piratas desembocaron en este pacto.

El Gran Incendio de Londres de 1666 d.C. derivó en la creación de Compañías de Seguro de Incendio

El increíble incendio que duró 3 días y que arrasó aproximadamente 13.200 casas y 90 iglesias hizo que, un año después del suceso, se crearan las Compañías de Seguros de Incendio.

Como sucedió anteriormente en los “seguros” marítimos o asociaciones gremiales, mediante el pago de una cuota iban a estar protegidos frente a incendios.

placa de seguro de incendios

Ahora damos el salto a la época de la postguerra en España

En España comenzó a aflorar la necesidad de asegurar los gastos funerarios y el traslado a su ciudad natal en tiempos de la postguerra. Desde entonces se ha creado una fuerte tradición, que poco a poco se va contagiando al resto de Europa.

En Europa es más habitual contratar un Seguro de Vida, pero tiene algunos inconvenientes a la hora de cubrir los gastos del sepelio y demás. El primer problema es que los Seguros de Vida no se cobran de forma inmediata, por lo que los gastos del sepelio, traslados, gestiones administrativas y demás, lo tienen que anticipar los familiares.

Los Seguros de Decesos han sido tradicionalmente un seguro contratado por personas de avanzada edad, pero cada día se va rebajando la edad de contratación. Esto es debido a que se incorporar nuevas coberturas que hacen más atractiva la póliza y de mayor utilidad para la gente joven.

FAMILIA EN LA PLAYA

Por qué contratar un Seguro de Defunción

Habitualmente, los españoles en general, no nos solemos parar a pensar en estos temas. Lo vemos como algo lejano.

Pero un día nos toca de cerca y nos damos cuenta de la importancia que tiene tener un buen Seguro de Decesos.

  1. Cuando un familiar fallece, los gastos que se generan son realmente importantes como para que la familia los pueda hacer frente sin problemas. Gastos de sepelio, traslados, trámites burocráticos, etc.
  2. La cuantía de estos gastos dependerá de la localidad en la que residas, pero por normal general estarán entre los 2.000 y los 7.000 €. Y si fuera el fallecimiento en el extranjero los costes podrían dispararse hasta los 30.000 € fácilmente por tener que repatriar el cuerpo.
  3. Este gasto puede evitárselo al familia si se contrata un Seguro por fallecimiento. La Compañía Aseguradora se encargará de todas las gestiones y muchas de ellas hasta te tramitan todo el papeleo relacionado con la defunción, los trámites de las pensiones de viudedad, etc.

¿Ahora ves por qué es tan importante tener un seguro de defunción?

Otra de las ventajas que tienen los Seguros de Decesos es que nos ofrecen la posibilidad de añadir coberturas adicionales que nos hagan la vida más fácil. Hay un sin fin de combinaciones, sólo tienes que encontrar la que más encaje contigo: asistencia en viaje, cobertura de salud y dental, testamento on line, etc.

Además, las Compañías suelen ofrecer la posibilidad de que, en caso de que no se gaste todo el dinero asegurado en el sepelio y demás servicios asegurados, te reembolsen el capital no consumido.

Esto te permite utilizarlo para darle el final soñado a tu familiar. Te dejamos en este post algunas sugerencias interesantes.

coche fúnebre y caballero cubiertos por los seguros de decesos

Qué coberturas incluyen los Seguros de Decesos

Generalmente suelen ser unos paquetes que integran una relación de servicios tales como:

  • Arca fúnebre.
  • Capilla ardiente.
  • Acondicionamiento de la persona fallecida.
  • Certificaciones oficiales.
  • Gastos de inhumación o incineración. Tienes la posibilidad de escoger entre una de ellas, o bien, seleccionar ambas y más adelante notificarle a tus familiares cuál es tu deseo.
  • Coche de acompañamiento.
  • Corona de flores.
  • Servicios religiosos.
  • Tanatorio.
  • Sepultura o nicho temporal.
  • Tramitación legal de documentos derivados de la defunción.
  • Atención telefónica 24 horas.
  • Devolución del capital restante. Si no consumes todo el capital asegurado, se lo devuelven a tus herederos.

Puedes usarlos todos o parte de ellos. Eso lo dejan a tu elección. Cuantos más consumas, más capital utilizas y menos dinero le devolverán a los familiares, si es que queda capital restante.

Coberturas adicionales

  • Indemnización en caso de muerte accidente, es decir, un seguro de accidentes.
  • Final de la vida digital. Eliminan cuentas de correo, de redes sociales y cualquier rastro digital que pudieras tener.
  • Posibilidad Ampliar Capital. Normalmente llevan asociado un capital estándar, que suele ser más o menos lo que le cuesta a la compañía el servicio fúnebre completo en tu localidad.
  • Asistencia en viaje, que nos sirve cuando salimos de viaje y necesitamos asistencia médica, recuperar las maletas, traslados nacionales e internacionales en caso de accidente, entre otras coberturas.
  • Testamento online.  Que da la posibilidad de tener asesoría legal en la redacción de tu testamento y te incluye la firma notarial en el mismo.
  • Seguro de Salud.
  • Seguro Dental.
  • Etc.

manos de adulto, niño y anciano que muestran la evolución de los seguros de decesos

 

¿Qué es mejor Seguro de Decesos o un Seguro de Vida?

Como hemos comentado anteriormente, depende del país en el que te encuentres será más común utilizar uno u otro seguro.

En España la tradición nos muestra como es más común contratar los Seguros de Decesos. Esto es debido a la inmediatez que nos ofrece en el momento del fallecimiento.

La prestación del servicio se da el mismo día y no tienen que adelantar el dinero los familiares.

Además, como también hemos comentado, al tener servicios adicionales, podemos hacer uso de ellos desde que entren en vigor. Este es el caso de los servicios de asistencia en viaje, por ejemplo.

En un Seguro de Vida, lo habitual es que no tengas la inmediatez que tiene las pólizas de Seguros de Decesos.

  • Los Seguros de Vida entran dentro del caudal hereditario y formará parte del testamento del causante. Estos procedimientos de adjudicación de la herencia pueden llevar meses. Por ello, la familia debe hacerse cargo de todos los gastos del procedimiento funerario y las tramitaciones administrativas correspondientes antes de poder llegar a recibir dinero alguno del seguro.
  • Otra ventaja que ofrecen los Seguros de Decesos frente a los Seguros de Vida es que te ofrecen la posibilidad de asesorarte o de tramitarte todo el papeleo que tienes que gestionar cuando tu familiar fallece. Inclusive, en algunos casos, te tramitan hasta la pensión de viudedad.
  • Los Seguros de Vida, generalmente, no ofrecen este servicio. Tendrías que acudir a un gestor para que te ayudara con el trámite, o bien, lanzarte tú a la aventura y tratar de realizar tu mismo todo el procedimiento. Si quieres una orientación sobre el mismo, accede a nuestro artículo donde te detallamos todo lo que debes hacer en caso de fallecimiento de un familiar.
  • La contratación de los Seguros de Vida es más limitada. Puedes asegurarte desde que cumples los 14 años hasta que cumples los 55 a 65 años aproximadamente (dependerá de las condiciones generales de contratación de cada Compañía de Seguros).
  • Sin embargo, los Seguros de Decesos permiten dar de alta a los menores de 14 años y ofrecen posibilidades de contratación de póliza especiales, llamadas de “prima única” para aquellos que sobrepasan lo 60-70 años (igualmente, depende de las condiciones de contratación de cada compañía).
  • Los Seguros de Vida, a partir de una determinada edad (que depende de lo marcado en las condiciones particulares de la póliza), dejan de tener cobertura. Son póliza de supervivencia que, pasada la edad marcada, se anulan y dejan de tener efecto.
  • Los Seguros de Decesos no tienen esa clausula. Te cubren hasta tu fallecimiento, siempre y cuando sigas pagando tu prima anual correspondiente.

 

 

Mujer lanzando hojas

 

¿Cuáles son los Seguros de Decesos Baratos?

Realmente no se trata de buscar el los seguro de decesos baratos, sino de encontrar el que mejor se ajuste según la edad que tengas. Todo dependerá de la tarifa que selecciones, pero tranquilo, a continuación de explicamos las que existen para que entiendas sus diferencias.

Tipos de Tarifas en los Seguros de Decesos

Verás que unas son muy baratas y otras no tanto. ¿Por qué varían tanto?

Vamos a ver qué tipos de tarifas (que en adelante las llamaremos primas) existen y cuál es, probablemente, la que más nos conviene. Pero ¡cuidado!, no es un factor decisivo de forma exclusiva. Tendrás que valorar las coberturas, la edad que tienes y los precios, entre otras cosas.

Prima Natural o Creciente

Se trata de una tarifa muy económica cuando eres joven y bastante elevada cuando llegas a edades cercanas a los 60 años.

El riesgo de morir es más pequeño cuando somos jóvenes, así que las compañías pueden permitirse el reducir la tarifa del seguro con estas edades.

Cada año irá subiendo, lentamente y de forma progresiva, de forma que las subidas serán muy pequeñas año tras año.

El problema que tienen es que, cuando cumplas entre los 60 – 70 (dependerá de las normas de contratación de cada compañía) te pasarán a una tarifa bastante más elevada.

Ventajas:  Muy económico durante la mayor parte de tu vida. Ahorras durante muchos años frente a una prima nivelada.

Inconvenientes: Cuando cumplas los 60-70 años, te subirá considerablemente.

Otra ventaja importante es que, cuando eres joven, puedes ir cambiando de compañía según vayas encontrando ofertas mejores.

En este aspecto, casi todo el mundo tiene la idea de que pierde toda la antigüedad y beneficios acumulados, pero en realidad, estas pólizas con servicios anuales, que si no los usas no te van a devolver el dinero; Y te van a dar el mismo servicio lleves 1 año o lleves 30 asegurado, que es de lo que se trata.

Prima Nivelada o Constante

Esta es la póliza que se ha comercializado toda la vida. Es una póliza tradicional en la que no se varía el precio anual del seguro, salvo que haya subidas de IVA, en cuyo caso, te revisarán la prima igualmente para adaptarla al nuevo coste real del servicio. Mayor riesgo, mayor precio.

Esta póliza de seguro de decesos funciona de la siguiente manera. Cuando la contratas, la compañía hará un cálculo sobre tu esperanza de vida (que la suelen fijar más o menos entre los 70 y 75 años).

Mediante un cálculo matemático, sacarán la tarifa que te corresponda. Cuanto más mayor seas, más cara será la tarifa, porque te quedan menos años de vida. Suelen ser tarifas bastante más elevadas que las naturales.

Esta póliza no es muy conveniente para la gente joven, porque pagarán demasiado por un servicio que muy probablemente no consuman a corto plazo.

Prima Seminatural

Este tipo de tarifa es bastante peculiar. Te mantienen el precio durante determinados años, que suelen ser generalmente 5 años, y posteriormente te la regularizan.

El inconveniente que tienen es que todo lo que no te han subido durante esos cinco años, te lo subirán cuando te la regularicen.

Es una mezcla de prima natural y prima nivelada, que se regulariza cada “X” años.

Prima Mixta

Quizás ésta sea la mejor opción de todas. Consiste en una combinación de la modalidad natural y mixta, pero con alguna particularidad que la aleja de la seminatural.

Hasta los 60-70 años (dependiendo de las condiciones de cada compañía), se utiliza el cálculo de cuota de las primas naturales. Es decir, te subirá muy poco a poco, en función de los años que cumplas.

Y cuando llegamos a esta edad de 60-70 años, se cambia la tarifa a una tarifa nivelada.

La subida será considerable en comparación a prima natural, pero durante muchos años de tu vida habrás ahorrado mucho dinero con respecto a una tarifa nivelada de un seguro de decesos.

Prima Única

En este caso, cuando llegamos a una cierta edad (entorno a los 60 ó 70 años), a veces nos puede compensar contratar este tipo de seguro de decesos. Se trata de hacer un único pago durante toda tu vida y te olvidas de pagos mensuales, semestrales, anuales. 

Eso sí, la tarifa es bastante elevada (entorno a los 4.000 € de media). Pero es cierto que siempre nos saldrá más económico que no tener seguro de decesos. Podríamos decir que obtienes unos descuentos considerables en relación a las tarifas privadas de cualquier funeraria.

Muchos podrían pensar que esta forma es igual a ahorrar y dejarlo en el banco para cuando llegue el momentos, pero hay que tener en cuenta que, el dinero que ahorres, al fallecer, quedará bloqueado hasta que se determinen los herederos. Y serán tus familiares los que tengan que adelantar todos los gastos y sin descuentos. Así que siempre será mejor tener un seguro de entierro.

Anciano y móvil con foto de niño

 

¿Qué beneficios tengo con el paso de los años en los seguros de defunción?

Esta parte es muy importante dejarla clara y desterrar falsos mitos.

Cuando contratas los Seguros de Decesos no tienes ningún derecho adquirido mas que el de disfrutar del seguro durante el año en curso. No es acumulativo, es decir, con el paso de los años no vas a tener mejores condiciones ni ventajas o bonificaciones acumuladas. como puede ocurrir en otros tipos de seguro, como son los seguros de autos.

 

Puedes cambiar de compañías tantas veces desees ¡No pierdes nada!

Por esto mismo, puedes cambiar de compañía de seguros de decesos tantas veces como quieras cada vez que se cumpla la anualidad de tu seguro. No pierdes nada. No hay dinero acumulado.

Tú pagas por un año de servicios y si no los disfrutas, tampoco te lo van a devolver o a acumular.

Por esto mismo, puedes utilizar nuestro comparador de seguros de defunción las veces que quieras a través de la web y elegir la opción que más te interese. Y si tienes dudas, en Terránea te resolveremos todas ellas sin problema. Tenemos un equipo de expertos en Seguro de Decesos que te recomendarán la mejor de las opciones.

 

atardecer con mensaje para calcular el seguro de decesos

 

 

 

 

 

¿Cuál es el Mejor Seguro de Decesos? Guía Definitiva
3.5 (70.67%) 45 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *