Los Mejores Consejos para Proteger tu Privacidad en Internet

¿Estás enganchado a internet y a las redes sociales? ¿Sabes que los contenidos que guardas en tus perfiles y dispositivos pueden llegar a manos de hackers si no los proteges adecuadamente? Sigue los consejos que te damos en este artículo para proteger tu privacidad.

Ordenadores, tablets y smartphones son las principales herramientas que utilizamos en nuestro día a día para relacionarnos con los demás. Ahora somos capaces de compartir los momentos que estamos viviendo al instante. Pero todo este nuevo panorama conlleva unos riesgos que la mayoría de la gente ignora.

Menú de aplicaciones en un smartphone.

Tu ordenador, tu móvil y cualquier otro dispositivo que tenga acceso a internet pueden ser hackeados por personas que no deseas. Es cierto que existen pequeños remedios para evitar estas circunstancias. Por ejemplo, algunos seguros de hogar cubren la asistencia para proteger tu ordenador de posibles virus dañinos para tu sistema. Contempla las coberturas que cubre tu seguro de hogar más curiosas.

No obstante, instalar un buen antivirus no es suficiente para proteger nuestro ordenador o teléfono. Los datos personales que almacenamos en ellos y la información que enviamos necesitan muchas más medidas que nos garanticen una seguridad casi plena. ¿No sabes qué tienes que hacer para protegerte de las amenazas de la red? No te preocupes, ¡aquí van los consejos más imprescindibles!

Utilizar contraseñas distintas

Es bastante frecuente que una persona emplee la misma contraseña para acceder a perfiles sociales distintos. Se trata de una práctica que, aparte de facilitarle las cosas al usuario, también le allana camino a los hackers. Cualquier filtración de tus datos en una determinada red social puede suponer la entrega del resto de perfiles.

Lo más recomendable es variar las claves y que estas no sean deducibles con los datos personales básicos. Es decir, debemos evitar poner como contraseña nuestro número de teléfono, nuestra fecha de nacimiento, nuestro nombre y apellidos, etc.

Evitando estas prácticas y combinando minúsculas, mayúsculas y números con una extensión mayor de 8 caracteres –son recomendaciones que nos dan determinadas redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter-, la seguridad de nuestros perfiles se incrementará.

Leer bien la política de privacidad del sitio web

Debemos tener cuidado con los lugares web donde nos metemos. Muchos de ellos atacan a nuestro equipo con virus. Otros tantos, son aparentemente seguros, pero nos exigen introducir una serie de datos privados sin una política de privacidad clara. En este tipo de casos, no debemos introducir nuestra información personal bajo ningún concepto y es conveniente abandonar la página.

Cuando la web en la que nos vamos a registrar tiene una política de privacidad clara, lo mejor que podemos hacer es leerla bien, para percatarnos de que nuestros datos van a estar a salvo. Solo de esta forma podremos hacernos una idea de si tal página es fiable o no para conservar la privacidad de nuestros datos.

Leer bien la política de privacidad es uno de los consejos que debes seguir.

Guardar tus archivos en un disco duro

Tenemos la mala costumbre de guardar fotos, películas, documentos y música, entre otras cosas, en nuestros teléfonos móviles y ordenadores. Mantener estos elementos en los dispositivos, aparte de ocupar espacio en la memoria, pone en peligro a los mismos.

Lo mejor forma de prevenir los efectos de un posible ataque a nuestra privacidad es tener los documentos mínimos almacenados en este tipo de dispositivos. Aparte de que podrían ser dañados por determinados virus, los elementos almacenados también podrían ser extraídos por los hackers.

Por este motivo, lo conveniente es guardar en un disco duro o pendrive la mayor parte de estos archivos. ¡Asegura tus recuerdos llevando a cabo este consejo!

Proteger tus dispositivos con una contraseña

Tu privacidad en las distintas webs no solo depende de los comportamientos que adoptes una vez estás conectado en la red. Mantener seguros los distintos dispositivos con los que interactúas es otro factor importante para que tu información personal esté a salvo.

¿Cuál es una buena opción para protegerlos? Poner una contraseña o patrón en todos ellos. Nos ponemos en lo peor: nos han robado nuestro móvil, en el que tenemos documentos e imágenes personales. En el caso de no tener clave de acceso, nuestros datos quedan expuestos a otra persona que puede utilizarlos maliciosamente.

Instalando un código de seguridad conseguimos que el ladrón lo tenga muy complicado para acceder a los datos privados que guardan nuestros dispositivos (siempre y cuando las contraseñas no sean sencillas ni deducibles). Desde Terránea, te animamos a que adoptes esta práctica que no te cuesta nada y que solo te aportará una dosis de la seguridad necesaria.

Ventanas de internet abiertas donde se pide al usuario un nombre y una contraseña.

Dosificar la información personal

Para mantener tu privacidad en internet es importante dar la información justa y necesaria en cualquier portal en el que te quieras registrar. En muchos casos, las páginas web exigen información personal que tiene poca relevancia con respecto al servicio con el que queremos contar. Cuando ocurra esto, lo más adecuado es no facilitar dicha información.

En otras ocasiones, las webs ofrecen un determinado premio sin coste alguno; lo único que piden son los datos personales y privados del usuario. ¿Qué debes hacer? Huir de esa página que solo quiere información tuya para aprovecharse de ella y para apropiarse de tu privacidad online.

No fiarte de todas las redes WiFi abiertas

¡Qué alegría nos llevamos cuando contemplamos que tenemos una red WiFi abierta cerca de nuestra ubicación! No obstante, estas redes, en ocasiones, son un caramelo envenenado del que no debemos fiarnos.

A todos nos gusta aprovecharnos de este tipo de redes para ahorrar datos o para poder utilizar el ordenador en un lugar donde no tenemos internet propio. Es cierto que, siempre y cuando sepamos la procedencia de esta señal, las redes WiFi abiertas son un regalo sin trampas.

El problema y el riesgo vienen cuando hablamos de una red extraña. La procedencia de esta conexión es desconocida, lo que significa que cualquier ciberdelincuente podría estar detrás de ella. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias si utilizas este tipo de redes? Que el posible hacker podría infectar tu dispositivo y redirigir tu tráfico a páginas fraudulentas para hacerse con tus datos.

Router WiFi WLAN.

Aportar datos bancarios solo a webs seguras

Si tenemos una información valiosa para los hackers, esa es nuestro número de cuenta bancaria. Para conseguir estos datos, los ciberdelincuentes se aprovechan de la ignorancia de la gente y crean páginas web falsas o mandan correos electrónicos haciéndose pasar por una entidad bancaria.

¿En qué lugares puedo transferir mis datos financieros sin riesgos? En los servidores seguros –es decir, aquellas páginas cuya URL comienza por “https”- y en servicios fiables como PayPal. Siempre que ingreses tus datos bancarios en estas plataformas, ¡tu privacidad bancaria estará garantizada!

Mantener los perfiles sociales privados

¿Eres de los que tiene los perfiles sociales privados o públicos? Aunque parezca una tontería, se trata de una decisión que puede acarrearte más de un problema. Disponer de un perfil abierto a todo el mundo puede costarnos muy caro.

Hay ciberdelincuentes que emplean la información de los perfiles públicos de la gente para suplantar su identidad en otras redes, para estafar a conocidos de esas personas, para violar controles de seguridad en plataformas informáticas o para afectar a su imagen profesional, tomando pensamientos o fotos controvertidas.

Por todo ello, lo más recomendable es mantener los perfiles sociales privados, sobre todo, en páginas donde aparezcan momentos importantes e información relevante de nuestras vidas – por ejemplo, Facebook-.

Página de inicio de Facebook.

Actualiza aplicaciones y sistemas operativos

Las constantes actualizaciones de aplicaciones y de sistemas operativos nos aportan versiones mucho más seguras para los móviles y ordenadores. Cuanta más antigua es una versión de este tipo, más vulnerable es nuestro dispositivo, ya que contiene fallos de programación que se van corrigiendo con la creación de estas actualizaciones.

Los ciberdelincuentes se infiltran en estos sistemas antiguos a través de programas maliciosos –los llamados malware-. ¿Quieres evitarlo? ¡Pon al día las actualizaciones de tu móvil y de tu ordenador!

Rechazar solicitudes de gente que no conoces

Puede parecer una absurdez, pero lo cierto es que hay muchas personas que aceptan solicitudes de gente desconocida. Mal hecho. De nada sirve mantener nuestro perfil privado si permitimos voluntariamente ver nuestras fotos y comentarios en redes sociales a gente que no hemos visto en la vida. ¡No debemos aceptar ninguna solicitud de este tipo!

Los Mejores Consejos para Proteger tu Privacidad en Internet
4.8 (96.67%) 6 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *