Las 12 curiosidades más sorprendentes sobre caballos que no conocías

El caballo es uno de los animales, junto al perro, que más cerca ha estado siempre del hombre. ¿Sabes todo sobre ellos? Aquí te traemos los datos más curiosos que existen sobre los equinos.

Pero aunque la mayoría de nosotros hemos tenido alguna vez contacto con ellos, hay muchos datos que no sabemos sobre los caballos, pues tienen muchas curiosidades. ¿Quieres saber cuáles son?

Dos caballos en las montañas.

1. Cuántos litros de agua beben los caballos

Una de sus curiosidades más sorprendentes. Los caballos beben entre 25 y 55 litros de agua al día. Bastante más que nosotros, ¿verdad? Esta cantidad varía en función del tamaño y peso del equino, además de su actividad y del lugar donde se encuentre.

Caballos bebiendo agua.

Los alimentos que ingiere el caballo contienen agua, pero dependiendo de si se trata de pastos o de forrajes conservados la cantidad de agua variará. Si hablamos de pastos la cantidad de agua que aportan es mayor, entre un 60 y un 70% de agua. Los forrajes conservados contienen menos agua: si son henos entre el 10 y 12%, si son henolajes entre el 30 y 40% y si son silos entre el 50 y el 70% de agua.

Además del agua que contiene esta comida, en el proceso de digestión se genera más agua que servirá para ir cubriendo las necesidades del caballo.

2. Estatuas conmemorativas de personajes históricos a caballo

Hay bastantes por ahí, ¿verdad? Pues la posición del caballo tiene mucho que ver con el significado de la estatua. Si el caballo aparece con ambas patas levantadas, esto significa que esta persona murió en combate. Si se da el caso de que solo levanta una pata, la muerte se produjo por heridas producidas en la batalla. Si, por el contrario, el caballo aparece con sus cuatro patas sobre el suelo, esto quiere decir que la muerte del jinete fue por causa natural. Una de las curiosidades más singulares acerca de estos equinos.

Estatua conmemorativa de EEUU.

3. Los dientes de los caballos nunca dejan de crecer

Esta rareza es debida al desgaste continuo al que están expuestos los dientes de los caballos. Sus dentaduras mastican hierba entre 12 y 18 horas al día, tiempo que provoca un gran desgaste y que se compensa con este crecimiento incesante. ¿Curioso verdad?

4. Los caballos son animales muy inteligentes y sociables

A los caballos no les gusta estar solos, si pasan mucho tiempo sin compañía alguna es posible que el caballo desarrolle problemas mentales o de comportamiento, por lo que para evitar esto lo mejor es que estén siempre en compañía y así no sufrirán ningún tipo de trastorno.

5. El tamaño de los ojos de los caballos, de sus curiosidades más llamativas

Una de las curiosidades más llamativas. Sólo las ballenas, las focas y el avestruz superan al caballo en cuanto al tamaño de sus ojos. La posición que tienen éstos permite una visión panorámica. El campo visual del equino es bastante amplio, posee visión monocular y binocular. Sí, aunque parezca raro, puede ver cosas distintas con cada ojo y a la vez gracias a su visión monocular. Con su visión binocular, con los dos ojos a la vez, puede ver a partir de su nariz y hacia abajo, por lo que la frente es un área ciega que tienen los caballos.

Los ojos de un caballo poseen muchas curiosidades

6. ¿Los caballos distinguen los colores?

Pues no como nosotros los humanos, pero sí distinguen algún color. Los gatos, por ejemplo, ven los colores en tonos pastel, los perros en cambio, tienen una visión parecida a la de un humano que no distingue bien entre el rojo y el verde. Pues los caballos se asemejan más a los perros y distinguen algún color pero no todos.

7. Los caballos tienen el sentido del olfato muy desarrollado

Esto es debido a la cercanía del sentido olfativo con el cerebro. Los caballos son muy sensibles a los olores y gracias a ello pueden utilizar este sentido en multitud de situaciones. Por ejemplo para buscar agua, ya que tienen la capacidad de oler el agua incluso estando bajo tierra. Algo muy útil para caballos que vivan en el desierto, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad diaria de agua que necesitan.

También utilizan su olfato para reconocer amigos, enemigos, objetos desconocidos e incluso otros grupos de caballos oliendo el estiércol o la orina.

8. ¿Pueden vomitar los caballos?

Por muy sorprendente que parezca, la respuesta a esta pregunta no es afirmativa. Ahora ya entendemos porqué los caballos sufren tanto de cólicos, llegando muchas a veces a provocarles la muerte. ¿La razón? Pues todo se remite al sistema digestivo, en concreto, a la boca del estómago. Aquí se encuentra una válvula llamada cardias o corbata suiza. En esta válvula se encuentran unos músculos que son tan fuertes que impiden que los alimentos ingeridos vuelvan a la boca. Por lo que en caso de intoxicación o indigestión muy fuerte, los caballos son incapaces de vomitar y los alimentos ingeridos pasan directamente del estómago a los intestinos, produciendo una contaminación grave y provocando los peligrosos cólicos.

9. Los caballos árabes tiene menos huesos

Esta raza es característica por su apariencia, ya que tiene una belleza innata. Pero lo más característico es su morfología, debido a la escasez de huesos que tiene. En cuanto a las costillas, el caballo árabe tiene un par menos que el resto de las razas de caballos. Los huesos lumbares también escasean, tiene 5 frente a los 6 de los demás y las vértebras caudales suman 16 en lugar de las típicas 7 del resto de razas.

Gracias a esta composición el caballo árabe tiene una gran resistencia y ello le permite portar cargas o jinetes más pesados, además de poder levantar la cola por la ausencia de la última vertebra otorgándole ese aire tan señorial y distinguido. Si quieres saber más sobre esta raza tan singular échale un vistazo a nuestro artículo: Todo sobre el caballo árabe y su historia.

Caballo árabe trotando en el campo

10. Un potro es capaz de correr a las pocas horas de haber nacido

Otra de las curiosidades más característica, ya que la mayoría de los animales necesita un periodo de adaptación, como los perros por ejemplo. El potro, sin embargo, es una criatura precoz y es capaz de ponerse de pie a las pocas horas de nacer, adquiriendo la suficiente coordinación en sus extremidades para poder correr y huir si está en peligro.

El tamaño de las piernas de un potro corresponde al 90% del total que alcanzarán cuando sean adultos.

Pero, ¿a qué velocidad llegan a galopar? Una pregunta interesante. El promedio está en 44 kilómetros por hora, pero el récord de velocidad se sitúa justo en el doble, llegando a correr a 88 kilómetros por hora.

11. ¿Qué esperanza de vida tienen los caballos?

La respuesta a esta pregunta es algo complicada ya que depende de muchos factores. Uno de ellos es si se trata de un caballo salvaje o en cautividad. Uno salvaje suele tener una esperanza de vida menor no superando los 25 años de edad, en cambio, uno en cautividad suele vivir unos 30 años.

Pero no solo depende de estos dos factores, dentro de los caballos en cautividad también hay que tener en cuenta el tipo de caballo del que se trata y el trabajo que realiza. Existen tres tipos diferenciados:

  • Los caballos pesados o de tiro: característicos por su gran tamaño. Miden entre 1,63 y 1,83 metros y su peso está entre 700 y 1.000 kilos. La esperanza de vida de estos está entre 25 y 30 años.
  • Los caballos ligeros o de silla: destacan por su agilidad, velocidad y resistencia. Pesan algo menos que los anteriores, unos 550 kilos, y miden entre 1,42 y 1,63 metros. Sin embargo, aunque parezca un poco contradictorio, es una de las categorías que menor esperanza de vida tiene no llegando a cumplir los 25 años de edad.
  • Los ponis: los mini caballos con más esperanza de vida. No superan el metro y medio, tienen un cuerpo mucho más robusto que los anteriores y un pelo fuerte y brillante. Se caracterizan por su calmado carácter, ideal para que los niños lo monten y aprendan. Su esperanza de vida supera los 40 años, e incluso, pueden llegar hasta los 45.

Dos ponis pastando.

El caballo registrado más longevo vivió hasta los 62 años, se llamaba Viejo Billy y nació en Inglaterra en 1760. Así que comprobado está que se pueden romper las medias registradas, por lo que cuidemos a nuestros caballos para que vivan mucho y bien.

12. Cómo expresan los caballos su estado de ánimo

Las orejas de un caballo tienen una doble función: además de escuchar, también pueden expresar su estado de ánimo.

Vamos a destacar 6 posiciones básicas:

  • Orejas tiesas y en movimiento: es el estado de alarma natural del caballo. Es la posición normal de cualquier caballo de la que no debemos preocuparnos.
  • Orejas flojas o caídas: esta posición puede deberse a tres cosas. La primera puede estar ligada al cansancio del animal o que esté triste, la segunda puede deberse a la sumisión ante un rival más fuerte y dominante, y la tercera y última puede indicar que el caballo está enfermo, pero en este caso sin ningún tipo de movimiento.
  • Orejas erguidas hacia delante: muestra desconfianza hacia algo o alguien que desconoce, hay que tener cuidado porque no sabemos cómo puede reaccionar.
  • Orejas hacia atrás: significa sumisión o temor. Suele darse en caballos jóvenes cuando se empieza a montarlos. Si vemos esta posición en un caballo de avanzada edad puede ser que tema a su jinete por ser demasiado bruto con él.
  • Orejas pegadas a la nuca: cuidado con esta posición. Indica agresividad hacia otro caballo, animal o persona.
  • Una oreja hacia delante y otra hacia atrás: expresa duda. Si su jinete intenta explicarle algo nuevo, significa que no lo ha entendido bien, por lo que deberá explicárselo de nuevo.

Como ves, un caballo tiene muchas peculiaridades y curiosidades, esperamos que nuestro artículo os haya servido para conocer a estos animales un poquito (o mucho) más.

Banner de seguros para caballo

Las 12 curiosidades más sorprendentes sobre caballos que no conocías
4.9 (98.18%) 11 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *