¿Qué comer cuando estoy embarazada? La mejor dieta posible

Estar embarazada no es sinónimo de estar enferma. Muchas veces exageramos al quedarnos embarazadas, sobre todo si se trata de mujeres primerizas. Un embarazo saludable es fácil de llevar, algo normal de la vida cotidiana y debemos llevarlo con tranquilidad y sin miedos. La dieta es algo con lo que muchas mujeres se obsesionan y no debe ser así.

Un embarazo saludable.

Es cierto que hay casos de embarazos de riesgo en los que la cosa cambia, al igual que la rutina. Sin embargo, si este no es nuestro caso, nuestra rutina no tiene por qué cambiar demasiado. Veamos algunas pautas que deben llevar a cabo las mujeres embarazadas para llevar una dieta saludable.

Lleva una dieta sana durante el embarazo

Estar embarazada no significa que debamos comer por dos, ni mucho menos que vayamos a coger sobrepeso y debamos hacer dieta. Tenemos que buscar un equilibrio, no debemos pasarnos comiendo, pero tampoco es sano comer de menos.

Muchas mujeres cuidan su dieta día a día, es decir, no es que hagan una dieta para bajar de peso, simplemente intentan comer lo más sano y natural posible, para cuidarse y sentirse bien por fuera y por dentro.

Cuando te quedas embarazada, este es el punto más importante: comer lo más sano y natural posible. ¿Cómo conseguimos esto? Haciendo caso a la pirámide alimenticia, sí, esa que nos sabemos de memoria pero a la que no solemos hacer mucho caso. Pues debemos ponernos manos a la obra para tener un embarazo saludable.

Lo correcto es consumir 2 litros de agua al día. El pan, los cereales, el arroz y la pasta es la base de la pirámide, por lo que también lo consumiremos cada día, eso sí, todo esto en su versión integral, mucho más sano y natural.

No olvidemos la importancia de las frutas, verduras y legumbres que también deben estar presentes en nuestra dieta de cada día.

En menor proporción, pero también presente debemos tener el pescado, la carne y los lácteos. La forma más saludable para comer estos alimentos es hirviéndolos, al vapor o a la plancha, y no pienses que por eso la comida será más insípida, sazónalo y verás que delicia.

¿Y los dulces?

Esta parte es muy interesante por los tan conocidos antojos. Si, por ejemplo, me apetece algo dulce, ¿debo comerlo?

Claro que sí, no debemos prohibirnos los dulces siempre y cuando sea con moderación ya que al fin y al cabo suelen tener muchas calorías y pocas vitaminas y minerales.

Dulces.

Lo que si podemos hacer es intentar ingerirlos de la manera más natural posible. Descartar la bollería industrial es algo indispensable en cualquier tipo de dieta. Podemos optar por hacer nuestra propia bollería, sustituyendo el azúcar por stevia, la harina blanca por la integral e incluyendo alguna fruta. ¿Has probado el bizcocho de zanahoria? Está delicioso y es súper fácil de hacer.

El alcohol prohibido

Al igual que el tabaco, el alcohol está prohibidísimo durante un embarazo saludable, tanto en mayor como en menor cantidad. Se suele decir que una copita de vino al día es muy buena para la circulación, pero esto cambia para las mujeres embarazadas.

Cuando una embarazada bebe alcohol (independientemente de la cantidad), éste viaja a través de la sangre y llega al organismo del bebé. El alcohol permanece durante mucho más tiempo en el cuerpo del bebé que en el de la madre y esto puede provocar un daño irreparable en la salud del feto.

Son tantos los problemas derivados de la ingesta de alcohol en mujeres embarazadas que lo más sensato es mantenerse alejado del alcohol durante el embarazo para así asegurar la salud del bebé.

Un buen ejemplo de dieta para un embarazo saludable

Llevar una dieta sana durante el embarazo es tan fácil como llevar una dieta rica en cereales, fruta, verdura, fibra… como cuando la hacías antes de quedarte embarazada. La única diferencia es el cuidado que hay que tener con muchos alimentos, como con las carnes poco hechas, los lácteos no pasteurizados, el pescado crudo, etc.

Veamos un ejemplo de dieta a seguir en un embarazo saludable:

Para desayunar

Nada más levantarnos siempre es aconsejable beberse en ayunas un vaso de agua grande. Es buenísimo para poner a funcionar nuestro organismo.

Un zumo de naranja natural es perfecto para coger las primeras vitaminas del día. Acompañado de una tostada de pan integral con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un tazón de leche o yogur con muesli o cereales.

El desayuno ideal de una dieta equilibrada

A media mañana

Una fruta, una manzana por ejemplo, y un puñadito de almendras. Recuerda que los frutos secos también son importantes y además están riquísimos.

Para comer

Podemos empezar con unas lentejas con verduras, un plato con muchos nutrientes, como zanahoria, puerro, cebolla y pimiento verde y rojo. Todo picadito y verás que sabor.

De segundo, ¿qué tal un papillote de pescado blanco? Puede ser un lomo de merluza, por ejemplo, acompañado de cebolla, tomate, sal y aceite. Lo envolvemos todo en papel de plata y al horno.

De postre una rodajita de melón.

A media tarde

Un sándwich con pan integral, relleno con queso de Burgos, una rodajita de tomate, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de orégano. Y si nos quedamos con hambre lo podemos acompañar con algo de fruta, como una pieza de mango. ¡Delicioso!

Para cenar

Para acabar el día nada mejor que un puré de verduras acompañado de un filete de pollo a la plancha y de postre un bol de uvas.

¿Apetecible verdad?

Si quieres saber cuánto se cobra estando de baja por embarazo, no te pierdas nuestro artículo: ¿Cuánto se cobra estando de baja laboral?

Busca el seguro médico que mejor se adapte a ti y a tus necesidades, igual este artículo puede ayudarte: Los 10 mejores seguros de salud.

COMPARADOR DE SEGUROS MÉDICOS

¿Qué comer cuando estoy embarazada? La mejor dieta posible
4.9 (98.18%) 11 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *