Efectos del Sol en la Piel ¿Por qué Echarse Crema?

El Sol puede llegar a ser uno de los grandes aliados del ser humano: sus propiedades beneficiosas son numerosas. Sin embargo, las consecuencias que conlleva la exposición durante largos periodos también pueden resultar dañinas para nuestra salud.

Todos sabemos que tenemos que tomar el sol con moderación, y usar crema solar para protegernos la piel. Pese a que el consumo de estas cremas y aceites es cada vez más extendido, son muchos los que aún no conocen los efectos dañinos que provoca el Sol el nuestra piel. Más abajo, mostramos un vídeo donde se muestran los efectos del Sol a través de una cámara ultravioleta.

¿Cuáles son los efectos del Sol en la piel?

protegete contra el sol Todos nacemos con una buena piel. Gran parte del daño que ocasionan los rayos solares se produce  en personas menores a los 18 años, por lo que ser consciente de los efectos sobre la salud de nuestra piel es algo a tener en cuenta desde el principio. El sol puede ocasionar: quemaduras, envejecimiento prematuro, lunares en exceso y el cáncer de piel.

Estas consecuencias son debidas a los tipos de rayos presentes en la luz proveniente del sol. En este sentido, los rayos UVA son causantes del envejecimiento prematuro y  también,  del tono bronceando que muchos persiguen. Por otro lado, los UVB son los responsables del enrojecimiento y principales impulsores del cáncer de piel.

Sobre todo en montaña y a mediodía es el peor momento para andar sin un gorro y protección del 50. No penséis que os salváis los que vais a la playa, sigue siendo muy peligroso para tu piel y debes también tomar precauciones.

En este vídeo podrás asombrarte sobre como se ve nuestra piel ante los efectos del Sol. Es asombroso.

¿Qué crema solar es la más efectiva?

efectos del solEl índice de protección Solar de estas cremas oscila entre 8 a 100 y determina la eficacia de los filtros solares para proteger a las quemaduras. De esta manera, una crema del 15 protege de un 93% de los UVB, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que la protección aumenta a medida que se incremente este índice, pero a partir del 50 la diferencia entre éstos y los superiores no es excesivamente grande.

Por ello se recomienda el empleo de un fotoprotector de entre 30 y 50, dependiendo de las necesidades individuales y el tipo de piel.

Además, los dermatólogos señalan la necesidad de echarla de manera previa a la exposición solar (una media hora antes), así como la importancia de no descuidar su renovación cada dos – cinco horas o cada vez que salgamos del agua.

Como ves, a pesar de las ventajas de la luz solar (como son: la síntesis de vitamina, el fortalecimiento de los huesos y el sistema inmunólogico…), los daños son numerosos  y en muchos casos, irreparables. Así que no lo dudes, cuida tu piel  y disfruta del sol.

Redacción y diseño: Raquel G-Mascaraque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *