Embarcaciones de recreo: tipos y permisos necesarios

¿Sabes cuáles son las embarcaciones que entran dentro del recreo costero? ¿Conoces los permisos que necesitas para gobernarlas? ¡En este artículo te lo contamos todo con pelos y señales!

La costa española es un sitio idóneo para navegar y disfrutar de las vacaciones veraniegas tan esperadas. Muchas personas se plantean comprar o alquilar una embarcación para disfrutar con los suyos de unos días estivales inolvidables. Sin embargo, es frecuente tener dudas con respecto al tipo de embarcación de recreo que existe y a los permisos de navegación necesarios. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

Puesta de sol en un puerto pesquero con embarcaciones

¿Cuándo una embarcación se considera de recreo?

Para comenzar, lo mejor que podemos hacer es decir qué se considera embarcación de recreo. La legislación vigente establece una serie de condiciones para pertenecer a este grupo. Te lo resumimos en los siguientes puntos:

  • Son aquellas de todo tipo, independientemente del medio de propulsión, que…
  • Tengan una eslora (longitud de una embarcación desde la proa hasta la popa) comprendida entre los 2,5 y los 24 metros.
  • Su finalidad es recreativa y deportiva.
  • Pueden transportar un máximo de 12 pasajeros. Cuando hablamos de “pasajeros” nos referimos a las personas que vayan a bordo de una embarcación excepto: niños menores de un año, el patrón, los miembros de la tripulación y las personas empleadas a bordo de la embarcación para desarrollar cualquier cometido que esté relacionado con las actividades de la misma.
  • Es opcional emplearla con ánimo de lucro o con fines de entrenamiento.
  • En ellas se incluye la pesca no profesional.

Velas aprovechando la brisa marina para navegar

¿Qué tipos de embarcaciones de recreo existen?

Una vez que ya tenemos claro qué es una embarcación de recreo, es hora de aclarar la tipología que podemos encontrar en ella. Teniendo en cuenta las condiciones expuestas en el apartado anterior, podemos incluir en este grupo las siguientes navegaciones:

1. Embarcaciones flotantes o de playa

Es frecuente encontrarte con estas en cualquier punto de la costa española. Distintas escuelas náuticas ofrecen actividades en el mar con algunas de ellas, aunque también pueden pertenecer a particulares. En este apartado podemos incluir navegaciones como: piraguas, kayaks y canoas, patines de pedales (o provistos de motor con potencia inferior a 3,5 kilovatios), tablas de vela, tablas deslizantes con motor e instalaciones flotantes fondeadas. También pertenecen a este apartado barcas hinchables y tablas de surf.

2. Motos náuticas o acuáticas

No hay una mejor forma de bordear las costas españolas que con una moto de agua. Las cualidades de esta embarcación te permiten moverte por el mar como si estuvieras en tierra firme. Antes de comprarte o alquilar una, piensa en la potencia de la misma, porque según esta, te exigirán permisos de navegación distintos. Yamaha, Bombardier, Kawasaki, Polaris y Honda son algunos de los fabricantes más destacados.

3. Grandes embarcaciones de vela

Este grupo de embarcaciones de vela aprovecha a la perfección la brisa marin

a que tanto nos alivia del calor en las zonas playeras. Los catamaranes están más de moda que nunca gracias a la suave navegación que nos regalan. La estructura del barco es clave para que esta cualidad se haga realidad: dos cascos unidos por un esqueleto aportan una alta estabilidad que te permitirá dar un paseo lleno de bienestar. Hay catamaranes que solo se ayudan de la vela para desplazarse y otros que incluyen dos motores (uno para cada casco). Independientemente de cuál sea la elección, el viaje por las aguas marinas suele ser un lujo que pocas navegaciones pueden igualar.

Catamarán navegando por aguas tranquilas

Los barcos de paseo de vela pueden incluirse en este apartado. Son empleados en zonas donde hay un aire potente y constante, aunque también pueden apoyarse en motores.

4. Lanchas

Estas embarcaciones se caracterizan por tener una proa bastante más amplia que la popa. Suelen contener un timón para manejar la dirección y son perfectas para que varias personas bordeen las zonas costeras. Hablamos de un medio de transporte perfecto para desplazarte de forma rápida a los sitios, por ello, visitar una cala cercana o practicar determinados deportes acuáticos, como el sky, tubing o la pesca, son opciones muy recomendables para desarrollar en esta embarcación

Las cabinadas se engloban dentro de la tipología de lanchas. Son barcos típicamente de recreo y de fin de semana, aunque permiten pequeñas excursiones de pocos días. Normalmente, contienen cabinas y cubiertas abiertas donde la familia o los amigos podrán aprovechar los días en zonas del mar sosegadas, limpias y soleadas.

5. Yates

Estas embarcaciones lujosas dan un abanico de posibilidades náuticas que no te aportan el resto: navegar distancias más grandes, desplazarte por las islas de los archipiélagos balear y canario, una mayor calidad de recorrido y un abanico de prestaciones internas exquisitas.

Yate de más de 15 metros de eslora

Sus estratosféricos precios las convierten en los barcos más deseados por todos los amantes de la navegación y en un verdadero capricho al alcance de muy pocos. En algunos casos, sus cascos son verdaderamente oceánicos, en otros la distribución está orientada a navegaciones más deportivas y estados de la mar más tranquilos.

¿Qué permisos necesitas según la actividad que vas a desarrollar?

En el mar, como en las carreteras en tierra firme, es necesario tener una serie de permisos de navegación dependiendo de la embarcación que se conduzca. Como vas a poder observar, las dimensiones y la potencia son los elementos fundamentales por los que se distinguen las licencias que te mostramos.

Antes de nada, debes saber que las embarcaciones flotantes o de playa no requieren ningún tipo de titulación para navegar sobre ellas. Tampoco exigen permiso las embarcaciones a motor que no superen los 11 kilovatios y los 5 metros de eslora y las de vela de hasta 6 metros de eslora. ¡Esto será así siempre que no te alejes de las dos millas náuticas de un puerto!

Barca de pedales de dos y cuatro tripulantes

Una vez dicho esto, ya podemos señalarte las licencias que podrás conseguir para navegar. Recuerda que tener los 18 años de edad es un requisito imprescindible para obtenerlas, aunque si has cumplido los 16 años y tienes el consentimiento de tu tutor legal, tendrás la oportunidad de manejar determinadas embarcaciones. Tampoco podrás olvidarte del seguro de navegación que cubre la responsabilidad civil derivada de los daños materiales y personales.

Licencias de navegación

Un buen comienzo para empezar a navegar en las aguas españolas es la licencia de navegación. Es un documento emitido por las escuelas náuticas de recreo y por las federaciones de vela y motonáutica. Este permiso te permite estar en el gobierno de embarcaciones de recreo de hasta 6 metros de eslora y motos acuáticas de hasta 55 C.V. (41 kilovatios), además de distanciarte de la costa 2 millas.

Toda persona que ha obtenido esta licencia puede navegar solo de día. No es necesario poseer ningún tipo de titulación previa. Como exigencias fijas, destacan la realización de un curso teórico de dos horas de duración y el desarrollo de unas prácticas básicas de seguridad y navegación.

Patrón de moto náutica <<C>>

Este permiso te permite manejar motos náuticas de una potencia inferior a 55 C.V., o lo que es lo mismo, inferior a unos 41 kilovatios. Si eres menor de edad y deseas conseguir este permiso, tienes la opción de obtenerlo. Para ello, ¡logra el consentimiento de tus padres o de tu tutor legal siempre y cuando hayas cumplido los 16 años!

Patrón de moto náutica <<B>>

Las motos acuáticas con las que podrás navegar oscilarán entre los 55 C.V. y los 110 C.V. (de 41 a 82 kilovatios) tienen cabida en este permiso. A diferencia del anterior, para conseguirlo no te librarás de la superación de las pruebas prácticas. Además, si tienes 16 años también podrás hacerte con este carné con la aprobación de tus tutores legales.

Moto náutica de baja cilindrada

Patrón de moto náutica <<A>>

Con esta licencia ya no tendrás límite en la navegación de motos náuticas. Podrás superar los 110 C.V. o 82 kilovatios, alcanzando velocidades que te permitirán ver como nunca antes las costas españolas. Los requisitos para hacerte con este carné son similares al anterior.

Patrón para la navegación básica (PNB)

Si lo que quieres es gobernar embarcaciones de recreo más espaciosas y amplias, este un permiso ideal. El PNB te va a permitir gobernar todas aquellas que no superen los 8 metros de eslora, siempre y cuando no te alejes más de las 5 millas en cualquier dirección de un puerto o lugar de abrigo. Las motos acuáticas especificadas en el apartado anterior también entran en esta licencia que te dará muchas más opciones de navegación.

Estas opciones suponen más exigencias para obtener el permiso de navegación. Entre las condiciones nuevas para lograrlo, encontramos prácticas de seguridad y reglamentarias de radiocomunicaciones, además de presentar un informe de aptitud psicofísica.

Patrón de embarcaciones de recreo (PER)

El permiso de embarcaciones de recreo te concederá una mayor libertad de navegación y manejar barcos con una superficie considerable. Con él, te podrás alejar hasta las 12 millas de la costa y navegarás en embarcaciones de hasta 15 metros de eslora.

Lancha de gran tamaño recorriendo la costa

Pero esto no es todo, ya que tendrás la posibilidad de navegar entre las islas del archipiélago canario y balear, sin olvidarnos del gobierno de motos acuáticas, con las que no tendrás límites específicos de navegación. Deberás cumplir los requisitos del anterior permiso, sumándoles el curso de radio-operador de corto alcance.

Patrón de yate

Con este carné tendrás el privilegio de gobernar verdaderos lujos flotantes. Las embarcaciones de recreo a motor de hasta 24 metros de eslora son agrupadas en este permiso, el cual te permite distanciarte hasta 150 millas náuticas trazando una línea paralela con la costa. El mayor requisito para ser patrón de yate es el Título de Patrón para las Embarcaciones de Recreo.

Capitán de yate

Es la cúspide de los permisos de embarcaciones de recreo. Podrás navegar barcos, motos y lanchas de hasta 24 metros de eslora, ¡pero lo mejor de todo es que podrás hacerlo sin límites geográficos! Para hacerte con él, necesitarás el título de Patrón de Yate, sin olvidarte de los 1.000 euros que cuesta aproximadamente la licencia.

Ya que conoces los tipos y permisos de las embarcaciones de recreo que necesitarás para navegar en ellas, desde este artículo te recomendamos que cuentes con el seguro de barco que más se adapte a tus necesidades. Da igual el tipo de barco o de moto acuática que tengas, ya que Terránea posee los mejores seguros especializado para embarcaciones de motor, para veleros, para embarcaciones neumáticas y para motos de agua. ¿Quieres navegar tranquilamente este periodo estival? ¡Confía en nosotros y no te arrepentirás!

banner seguros náuticos

Embarcaciones de recreo: tipos y permisos necesarios
5 (99.23%) 26 votes

Un comentario

  1. Muy buen artículo, bien explicado y necesario para entender las diferentes embarcaciones de recreo y sus permisos. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *