Gripe equina: ¿Qué es? ¿Cuáles son sus síntomas?

Las enfermedades respiratorias en caballos, como la gripe equina, son de vital importancia. Debemos, ante todo, prevenirlas, pues afectan directamente a su rendimiento y a su actividad diaria, y a nosotros, nos puede ocasionar grandes problemas económicos.

Caballos con gripe equina.

La influenza o gripe equina es de rápida propagación y las únicas zonas en las que no se han producido brotes de está enfermedad, por el momento, son Nueva Zelanda e Islandia. Vamos a ver en qué consiste y cuáles son sus principales síntomas.

¿Qué es la gripe equina?

Se trata de una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que afecta a todo tipo de équidos, tales como caballos, asnos o mulas.

Está caracterizada por la tos seca, la fiebre alta y el flujo nasal. Debido a su alto nivel de contagio a través del aire, la gripe equina es de rápida propagación en poblaciones no inmunizadas. El virus tiene gran alcance y es capaz de superar los 30 metros de distancia. Su tasa de mortalidad es bastante baja, pero precisa de diversos cuidados.

Aunque esta enfermedad no hace discriminaciones de ningún tipo, sí es cierto que los caballos jóvenes tienen más probabilidades de contraer el virus. En las yeguas embarazadas las consecuencias suelen ser más graves, llegando incluso a provocar abortos.

Síntomas de la gripe equina

Los síntomas de la gripe equina no son instantáneos. Suelen aparecer entre 1 y 3 días después de que se haya producido el contagio.

Los síntomas más característicos son los siguientes:

  • Fiebre alta, de 39 a 42ºC aproximadamente.
  • Cansancio y debilidad. El rendimiento del caballo baja notablemente.
  • Anorexia acompañada de depresión.
  • Tos muy seca y ronca con una duración de entre una y tres semanas.
  • Respiración dificultosa.
  • Secreción nasal
  • El tamaño de los ganglios linfáticos mandibulares aumenta.
  • Edemas en los párpados y extremidades.
  • Secreción ocular desembocada en conjuntivitis con abundantes lágrimas.

Caballo con gripe equina.

¿Cómo se transmite la gripe equina?

La gripe equina, también denominada influenza, es altamente contagiosa. Su transmisión se produce mediante el contacto con animales infectados, principalmente por la tos que expulsan.

También se puede contraer la enfermedad mediante el contacto con la ropa o el material del caballo, como los cepillos.

El virus una vez introducido en una zona susceptible se expande rápidamente. La duración de la incubación será entre 1 y 3 días. Si los caballos comparten el mismo establo o son transportados conjuntamente, la trasmisión de la gripe equina aumentará notablemente.

Tratamiento de la gripe equina

No existe ningún medicamento ni remedio milagroso que haga que el virus desaparezca. El tratamiento que se recomienda para los caballos enfermos es mantener reposo para atenuar los síntomas y, sobre todo, dejar al caballo aislado en un entorno libre de polvo y bien ventilado.

El aislamiento es uno de los factores claves tanto en el tratamiento del caballo infectado como en la prevención de los demás caballos sanos. Evitar que se propague la enfermedad es muy importante, ya que de lo contrario, si tenemos varios caballos podemos acarrear con importantes problemas económicos.

Los medicamentos que sí podemos administrar serán antiinflamatorios para bajar la fiebre del animal y recurriremos a antibióticos si fuera necesario en caso de que apareciera  una infección bacteriana secundaria.

Debemos evitar que haga ejercicio hasta que el caballo no esté completamente recuperado. Esto supone unas dos semanas, más o menos, desde que hayan cesado los síntomas.

Caballo aislado debido a la gripe equina.

Prevención de la gripe equina

La medida preventiva más usual es la vacunación. En la mayoría de los países se procede a esta medida, y aunque es una muy buena opción preventiva y reduce considerablemente la gravedad de la enfermedad, hay que tener en cuenta que no protege al 100% del virus. Esta vacuna se podrá aplicar siempre y cuando el caballo no esté ya enfermo o infectado.

Vacunación

La primera aplicación de la vacuna se realiza entre los 4 y 6 meses de edad. Una vez pasado un mes desde la primera vacuna se puede proceder a la revacunación. Posteriormente podremos aplicar una vacuna de refuerzo cada año o cada 6 meses si nuestro caballo está excesivamente expuesto debido a que sea competidor o a que acuda mucho a concentraciones equinas, donde el riesgo de contraer una enfermedad de este tipo y tan contagiosa es altamente mayor.

Si tenemos yeguas embarazadas en nuestro establo, lo recomendable es aplicarle la vacuna entre 4 y 6 semanas antes del parto.

Higiene

La higiene es otro de los factores importantes en la prevención de la gripe equina. Hay que tener una higiene mínima en los establos para poder reducir la difusión del virus. La limpieza y desinfección periódica, tanto de los vehículos dónde transportamos a los caballos, como del material y equipo que utilizamos con ellos es de vital importancia.

Los cuidadores deben lavarse las manos con bastante frecuencia, y como hemos dicho anteriormente, si un caballo coge la gripe deberemos aislarlo cuanto antes para poder reducir riesgos de infección al resto de caballos.

¿Puede tener el hombre gripe equina?

Según la OIE, la Organización Mundial de Salud Animal, algunos seres humanos han sido infectados en laboratorios por la gripe equina debido al contacto con caballos enfermos. Sin embargo, todos ellos desarrollaron anticuerpos pero no contrajeron la enfermedad.

Por lo que esta enfermedad no plantea ningún riesgo para la salud pública.

Estas son nociones básicas para conocer un poco mejor la gripe equina y sus síntomas, y así evitar que la enfermedad nos pille desprevenidos. Pero lo mejor es contactar con un veterinario experto para que él sea quien nos dé el diagnóstico definitivo y nos recete los medicamentos y vacunas oportunas para cada caso concreto, ya que no siempre afecta por igual a todos los animales la enfermedad.

Banner de seguros para caballo

Gripe equina: ¿Qué es? ¿Cuáles son sus síntomas?
4.8 (95%) 12 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *