Descubrimos a los Gypsy Vanner, los famosos “caballos gitanos”

En 1850 las familias británicas e irlandesas de etnia gitana comenzaron a cambiar sus tradicionales mulas por los nuevos Gypsy Vanner, unos caballos capaces de tirar con fuerza de sus pesadas carretas y que por su docilidad podían ser montados a pelo sin ningún problema. Gracias a su potencia de tiro y a un carácter manso que los hace aptos para cualquier jinete, los “caballos gitanos” se han extendido por todo el mundo.

 

Los orígenes de los caballos británicos Gypsy Vanner (equus caballus), popularmente conocidos en todo el mundo con el sobrenombre de “caballos gitanos”, se remontan a la segunda mitad del siglo XIX, aunque fue a partir del final de la Segunda Guerra Mundial cuando esta particular raza de animales de tiro comenzó su expansión y su utilización en multitud de actividades ecuestres de todo tipo.

Fue alrededor de 1850 cuando las familias de etnia gitana que habitaban en el Reino Unido e Irlanda comenzaron a utilizar caballos Gypsy Vanner para arrastrar sus carretas (vardos). Pronto los fuertes, dóciles y atractivos “caballos gitanos” comenzaron a sustituir a las tradicionales mulas gracias a tener un carácter manso y a poseer una anatomía y una musculatura que los hacían capaces de tirar de los pesados “vardos” sin desmayo.

Convertidos en raza equina a partir del año 1996, justo cuando se produce su desembarco oficial en Estados Unidos, los Gypsy Vanner son caballos con una estética inconfundible gracias a poseer un pelaje recto y sedoso que es reconocido en todo el mundo por su particular belleza y en el que generalmente dominan las tonalidades “pías” (blanco y negro), aunque también existen ejemplares marrones y blancos e incluso de un solo color.

Un “caballo gitano” adulto puede llegar a medir 1,63-1,65 metros de altura y, dependiendo de la calidad de su alimentación y de la actividad que desarrolle, en báscula puede alcanzar los 635 kg. Desde un punto de vista anatómico el Gypsy Vanner es un caballo muy compacto, con un pecho amplio, un dorso aparentemente corto y unos cuartos traseros perfectamente redondeados y donde se percibe un típico pliegue de la piel que en esta raza recibe el nombre de “Butt Apple”.

Gypsy Vanner, los caballos gitanos.

Sus cascos destacan por ser de grandes dimensiones, perfectos para brindar al animal una amplia superficie de apoyo, con unos tobillos que se adornan con un atractivo pelaje (plumaje) que los envuelve en su totalidad y que es uno de los rasgos distintivos de los Gypsy Vanner. El cuello de un “caballo gitano” es fuerte, su cabeza tiene un desarrollo fino y a simple vista podemos comprobar que su crin y su cola destacan por ser bastante largas y fluidas. Dada la altura del animal lo normal es que la cola llegue prácticamente a rozar el suelo.

Pero la actual popularidad de los Gypsy Vanner forma parte de sus orígenes. Una familia gitana necesitaba poseer un caballo fuerte que valiera tanto para tirar de las pesadas carretas que les servían de vivienda ambulante como para ser montado a pelo una vez desenganchado, de ahí que un “caballo gitano” destaque por ser un animal extremadamente dócil con el que se puede convivir sin problemas y que puede ser montado fácilmente por todo tipo de jinetes novatos y que está especialmente adaptado para niños. Esto último, unido a su carácter apacible y a su versatilidad a la hora de enfrentarse a múltiples tareas, ha sido la clave del éxito de los “caballos gitanos” a nivel mundial.

Por otro lado está reconocido por los expertos que los Gypsy Vanner son unos de los caballos más inteligentes que podemos encontrarnos en el panorama equino, de ahí que sea frecuente que entre propietario y animal se establezca una relación de amistad difícil de conseguir con otras razas de equinos con un carácter más temperamental.

El “caballo gitano” es un animal muy sociable, lo que ha provocado que su presencia, bajo el nombre de “gypsy cobs” o “tinkers”, se haya extendido rápidamente desde el Reino Unido a todos los países, principalmente a Estados Unidos, donde los criadores de Gypsy Vanner se han multiplicado.

Banner de seguros para caballo

Descubrimos a los Gypsy Vanner, los famosos “caballos gitanos”
4.8 (95.56%) 9 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *