Héroes caninos que hicieron historia

El amor de un perro hacia su dueño a veces no conoce límites. Los perros nos quieren por encima de todas las cosas. Algunos son verdaderos héroes caninos, capaces de hacer cualquier cosa por nosotros, incluso dar su vida. Vamos a ver solo algunos de los muchos perros que han hecho historia por sus múltiples actos heroicos.

Los 6 héroes caninos más destacados.

Balto

Tres fueron las características que convirtieron a este Husky Siberiano en uno de los héroes caninos más recordados: la fidelidad, la resistencia y la inteligencia.

Todo ocurrió en Nome, una ciudad de Alaska (EE.UU.). Corría el año 1925 cuando se desató una terrible epidemia de difteria, una enfermedad infecciosa que afectó sobre todo a los niños pequeños. Esta enfermedad tenía cura, pero esta no se encontraba en la ciudad, la más cercana estaba en la capital de Alaska, en Anchorage, a ni más ni menos que 1.600 kilómetros.

Debido al temporal de aquellos días, no se podía trasladar el medicamento necesario ni por barco ni por avión. La única opción que quedaba era llevarla en tren hasta el pueblo de Nenana, que estaba a 1.000 kilómetros de Nome, e ir hasta allí en trineos tirados por perros a buscar la medicación.

Participaron más de 20 grupos de perros guiados en la larga travesía, mediante un grupo de relevos. Todos ellos, soportaron todas y cada una de las inclemencias del tiempo, como verdaderos héroes, con temperaturas que alcanzaron los 400ºC bajo cero. Pero nada fue en vano, pues lo consiguieron.

Tan solo 5 días después, apareció en la ciudad de Nome el último grupo de perros liderado por Balto, quien se convirtió en leyenda gracias a su hazaña heroica y a la de sus compañeros.

En la ciudad de Nueva York levantaron una estatua en su honor y el mismísimo Steven Spielberg creó una película de dibujos animados basada en la historia de este perro.

Un grupo de Huskies fue capaz de salvar la vida a una multitud de niños de una ciudad, muchos de ellos dando su vida o parte de ella, como fue el caso de Togo, otro de los muchos héroes caninos, que quedó inválido.

Gracias a todos ellos por su enorme esfuerzo, su lealtad incondicional y su grandiosa resistencia.

Uno de los héroes caninos más destacados: Balto.

Chonino

Es el turno de la historia de Chonino, uno de los héroes caninos que no tuvo un final feliz. Fue un Pastor Alemán perteneciente a la policía federal de Argentina que tuvo un trágico final.

Chonino había sido entrenado como perro de seguridad y solía acompañar a los suboficiales de policía en sus tareas. Una noche en la que realizaban una guardia dos suboficiales junto a Chonino y otro perro, observaron a dos personas sospechosas y los policías no dudaron en pedirles la documentación. Ahí comenzó todo. Los dos sospechosos se negaron a entregar su documentación y empezó un tiroteo en el que nadie salió ileso.

Chonino se abalanzó contra uno de los asaltantes que había disparado a su dueño, mordiéndole uno de sus bolsillos, mientras el otro disparaba causando la muerte del perro.

Gracias al bolsillo que Chonino consiguió desgarrar a uno de los asaltantes, la policía consiguió identificar y arrestar 5 días más tarde a los delincuentes.

Argentina celebra el día del perro cada 2 de junio, en honor a Chonino, el heroico Pastor Alemán.

Pastor alemán perteneciente a la Policía Federal.

Laika

Todos sabemos quién es Laika. Como no saberlo. Pero vamos a recordar cual fue su misión, en la que se dejó la vida.

Laika pertenecía a una raza mestiza, posiblemente con aporte de raza Laika (se denomina así a las razas de perros de caza del norte de Rusia, más concretamente de Siberia), a la que debe su nombre.

Kudryavka, como se llamaba realmente, era una perra callejera nacida en Moscú, elegida para ser entrenada y posteriormente lanzada al espacio exterior. Se convirtió en el primer ser vivo que orbitó nuestro planeta.

La nave en la que iba a bordo era soviética y se llamaba Sputnik 2. Fue lanzada en el año 1957, un mes después de haber lanzado el satélite Sputnik 1.

Laika, con unos 3 años de edad, fue el primer animal en orbitar la Tierra, pero también fue la primera en morir en órbita horas después del lanzamiento debido al sobrecalentamiento y a la falta de oxígeno.

Gracias a esta perra y a otros 12 más enviados posteriormente al espacio, se pudo demostrar la viabilidad de que un ser vivo pudiera sobrevivir en el espacio y fuera capaz de soportar la microgravedad.

Cerca del centro militar de Moscú, fue construido un monumento en honor a Laika, la primera perra que voló al espacio.

Laika, el primer perro en volar al espacio exterior.

Stubby

Stubby fue un Boston Bull Terrier que nació en Connecticut, EE.UU. Un día, el perro estaba merodeando por el campus de la universidad de Yale, cuando los miembros de la infantería que entrenaban allí, lo encontraron y se encariñaron tanto con él que se lo quedaron.

Uno de los soldados se hizo cargo de Stubby, llevándolo consigo a todas partes aun sabiendo que no estaban permitidas las mascotas.

Una vez descubierto, Stubby se ganó a los mandos militares y entró en combate, permaneciendo un total de 18 meses en el frente.

Debido a su participación, en un total de 4 ofensivas y 17 batallas, Stubby fue herido, pero se recuperó y al poco tiempo volvió al frente. Era capaz de detectar los ataques con gases, alertaba a sus compañeros, salvándoles así la vida a muchos de ellos.

También se convirtió en un buen rastreador, encontró a varios compañeros aislados en tierra de nadie y a un espía alemán, al que atacó mordiéndole. Esta última acción fue la que le otorgó el ascenso a sargento, con un bonito uniforme en el que colgó sus innumerables medallas.

El sargento Stubby se convirtió en todo un icono de valentía y lealtad.

Sargento Stubby, un héroe canino.

Barry

Otro de los héroes caninos es Barry, el perro antecesor a la raza San Bernardo. Fue un perro de rescate montañés nacido en Suiza en el año 1800, un poco más pequeño y estilizado de como conocemos actualmente a la raza.

El nombre de la raza viene dado por el hospicio de San Bernardo, el lugar que acogió a Barry y que auxiliaba a los viajantes que pasaban por la zona.

Su reconocimiento lo consiguió al salvar a 40 personas que estaban atrapadas en la nieve debido a una gran avalancha. El perro los sacaba de la nieve a rastras y se colocaba encima de ellos para proporcionarles calor.

Todo un héroe que tiene diversos monumentos en su honor.

Barry, el antecesor de la raza San Bernardo.

Old Drum

Este perro marcó un antes y un después en la historia. Gracias a su muerte y al amor que sentía su dueño por él se llegaron a reconocer los derechos de los animales.

Todo se remonta al año 1869, en Missouri (EE.UU.). Un granjero tenía un perro llamado Old Drum, de raza Foxhound, un perro de caza. El vecino del granjero odiaba los animales y en varias ocasiones amenazó con matar a su perro.

Una noche, el dueño de Old Drum, se encontró a su perro muerto con herida de bala cerca de la casa de su vecino. Era evidente quien había ejecutado tal asesinato.

El granjero lo denunció, pero en aquella época eso ni siquiera era un delito, por lo que la denuncia fue en vano y el hombre fue motivo de burla.

Gracias a la visita de un prestigioso abogado a la zona, el granjero pudo exponerle su caso y el abogado gustoso aceptó en llevarlo.

Consiguieron llegar a juicio y no solo eso, sino que finalmente ganaron gracias al discurso que empleó el abogado apelando a la fidelidad y a las diversas cualidades que un perro otorgaba en una familia.

Ese día hubo un cambio en la historia judicial de los EE.UU., se reconocieron por primera vez los derechos de los animales. Hoy se levanta una estatua en recuerdo a Old Drum y a la batalla ganada a favor de los derechos.

Al igual que estos perros, hay muchos más que han pasado a la historia por hacer grandes hazañas, por su fiel lealtad o por su enorme valentía. Otros muchos no los recordamos o ni siquiera sabemos que existían, pero también hicieron grandes cosas por nosotros.

Los perros son los mejores amigos del hombre, de eso no cabe duda, nos lo demuestran cada día con sus múltiples muestras de afecto y cariño. Son siempre leales y harían cualquier cosa por nosotros.

Gracias a todos ellos por compartir su vida con nosotros, por hacernos más felices en nuestro día a día, debemos recompensarles cuidándolos lo mejor que podamos, tal y como se merecen, al fin y al cabo son nuestros héroes caninos.

Banner de perros.

Héroes caninos que hicieron historia
4.8 (96%) 10 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *