La DGT ampliará a 150.000 los controles de drogas en las carreteras

En total, este 2017 los agentes de Tráfico habrán realizado 100.000 controles de drogas en las carreteras españolas cuando haya acabado el año. Una cifra nada desdeñable, pero que se espera aumentar en un 50% en 2018, hasta alcanzar las 150.000 pruebas.

laboratorio donde se analizan las pruebas de los controles de drogas

Así lo ha anunciado este jueves Gregorio Serrano, Director de Tráficoestamos haciendo un esfuerzo muy importante por aumentar el número de  pruebas de drogas entre los conductores. Este año queremos alcanzar  los 100.000 test de drogas  y al año que viene 150.000, con el objetivo de sacar de la carretera a los conductores que circulan con presencia de estas sustancias y que ponen en riesgo no sólo su vida, sino la vida de los demás.

Además, el máximo responsable de la regulación del tráfico y la seguridad en las carreteras de nuestro país ha recalcado una vez más que “consumir alcohol y otras drogas es incompatible con la conducción”. Declaraciones que ha hecho durante su visita al laboratorio de toxicología que se encarga de llevar a cabo realizar las pruebas procedentes de los controles de drogas realizados  por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Unas pruebas que, en el caso de dar positivo, se convierten en la evidencia del delito, y se suman a las pruebas indiciarias también recabadas por los agentes.

Cómo funcionan los controles de drogas en carretera:

El análisis de las muestras que se recogen en los controles realizados por los agentes (que toman una muestra de saliva con un bastoncillo y comprueban la reacción con unas tiras reactivas). Cuando un conductor da positivo en uno de estos controles se guarda la muestra de saliva como prueba indiciaria. Y se procede a recoger una segunda muestra que es la que se envía a los laboratorios para confirmar el positivo.

Estas pruebas se realizan para garantizar la cadena de custodia y confirmar el positivo en consumo de drogas al volante en laboratorio en unas condiciones óptimas. Una vez en el laboratorio cada muestra tiene que pasar por tres fases: preanalítica, analítica y post analítica. Todas perfectamente protocolizadas y sometidas a los controles de calidad requeridos por las autoridades sanitarias y científicas a nivel internacional.

Según Serrano “El 98% de las muestras enviadas al laboratorio confirman el positivo de la primera prueba indiciaria que se realiza a los conductores”. También ha añadido “que ningún conductor es sancionado hasta que esta determinación ha resultado confirmatoria de la prueba indiciaria”.

 

La DGT ampliará a 150.000 los controles de drogas en las carreteras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *