Tipos de Monturas para Caballos

Las monturas que elegimos para nuestro caballo son determinantes para obtener el mayor rendimiento tanto de nuestro compañero de actividad como de nosotros mismos.

 Cowboy montando a caballo

Si eres un apasionado principiante de la hípica, es probable que te haya venido a la mente la siguiente pregunta: ¿Qué montura es la más adecuada para realizar la actividad que deseo? Cada silla empleada en los caballos es un mundo y tiene características que se adecúan mejor a unas exigencias que a otras. En este artículo solventamos tus dudas para que elijas el tipo de montura para caballos más adecuado según tus necesidades.

LA MONTURA CAMPERA

Es la más acertada para equipar al caballo que va a desarrollar su labor en el campo. Los paseos en los caminos abarrotados de naturaleza se vuelven más hermosos gracias a lo cómodo que resulta cabalgar en este tipo de silla. Muchos de los caballos más famosos de la historia han utilizado este tipo de asiento para vivir con su dueño aventuras espectaculares. Dentro de las variedades de sillas camperas, las modalidades más destacadas son las siguientes:

1. Montura vaquera española

Se trata de una montura campera que adopta como elementos fijos el fuste delantero y el respaldo, mientras que el resto de componentes variarán según el fabricante. Es la más empleada en nuestro país para realizar distintas actividades en ambientes naturales. Sin duda, una opción ideal para que el caballo se convierta en el verdadero protagonista de los paseos rurales.

2. Montura occidental

Son asientos pensados para caballos de trabajo en ganadería. Suelen ser más pesadas que el resto y son utilizadas por los llamados vaqueros. Se caracterizan por tener poco relleno y van acompañadas de una manta para mayor comodidad del caballo. Su rasgo diferenciador más destacado es su cuerno delantero, de mayor tamaño y resistencia que el resto.

Las monturas de caballos de los vaqueros son las sillas occidentales.

3. Montura australiana

Destaca su parecido con la silla occidental. Está destinada a caballos que trabajan en campos, en ganado o en rodeos. En este caso, no hay un cuerno en la parte delantera, aunque sí que posee un asiento profundo y un cuero más pesado. También es reseñable la teja alta.

MONTURA INGLESA

Las sillas inglesas, también denominadas monturas mixtas o de uso general, forman parte de la montura multiusos por excelencia. La gran variedad de recursos que aporta esta silla permite que se convierta en la montura más utilizada tanto por personas que se acaban de introducir en la equitación como por profesionales.

la montura para caballos multiusos es la montura inglesa.
Su estructura simple y eficaz es suficiente para convertirla en un asiento muy común en las distintas competiciones de hípica. Teniendo en cuenta las distintas características de las monturas inglesas, se puede señalar que son válidas para practicar variados deportes de equitación. Los más importantes los exponemos a continuación:

1. Montura de doma clásica

Cuando nos referimos a sillas inglesas, en lo primero que pensamos es en la montura de doma clásica. Su composición es más estrecha, la superficie del asiento es más amplia y sustenta un faldón más largo y recto que el resto de sillas. Con estos elementos, la pierna del jinete puede adoptar una posición más alargada (puede mantener una posición erguida), algo que le favorece en la práctica del ejercicio.

También es digno de mención su suavidad y confort, cualidades que aportan una mayor capacidad de maniobra, clave para el desarrollo de la doma clásica. Este tipo de montura busca la eficiencia del ejercicio al mismo tiempo que la comodidad del que cabalga en ella.

2. Montura de saltos

Este tipo de montura inglesa es mucho más ligera que las otras variedades. Con esta cualidad, el caballo sostiene menor peso y puede realizar los saltos con mayor solvencia que si transportara una silla más pesada.

Jinete saltando con su caballo
Además, una de las características más destacadas de este tipo de montura para caballos es que posee un faldón salido hacia delante. De esta forma, la silla aporta al jinete un mayor agarre y una seguridad adicional, puesto que los movimientos en esta modalidad son más bruscos. Existen dos tipos: de salto ajustada (con un asiento plano) y de salto profunda (con un asiento más profundo).

3. Montura de polo

El polo es uno de los deportes más exigentes en el campo de la equitación. Dos equipos de cuatro jugadores cada uno a lomos de un caballo, intentan llevar una pequeña pelota de madera hacia la portería del adversario. La movilidad y el agarre de los jugadores deben ser plenos, por lo que la silla de los deportistas se tiene que adaptar a estas exigencias.

En este caso, el asiento posee un faldón salido hacia delante que permite mayor libertad de movimiento al jinete. Tampoco hay que olvidar que este tipo de montura exige una cincha, es decir, una faja inferior que mantiene la posición de la silla y del jugador a través de unas cuerdas de cuero y hebillas.

MONTURA DE MARCHA

Están pensadas para que el jinete y el caballo aguanten recorridos prolongados con la máxima seguridad y comodidad. Se trata de un tipo de asiento bastante amplio y contiene unas rodilleras acolchadas. Con estas cualidades, la silla pretende repartir el peso del jinete para que la cabalgada sea confortable y eficiente. La resistencia y el rendimiento del caballo aumentan con esta montura.

MONTURA AMAZONA

Hablamos de una silla bastante curiosa, puesto que está diseñada para montar al caballo con las dos piernas hacia el lado izquierdo. Estas condiciones exigen que la montura tenga una estructura ideal para aguantar mucho tiempo en una posición poco frecuente para los jinetes. Por este motivo, suelen estar formadas por un asiento ancho, plano y uniforme.

Tampoco hay que olvidar los dos soportes con los que la montura cuenta, elaborados para colocar las piernas y, de esta forma, lograr el mayor confort.

MONTURA DE CARRERAS

Para competir en carreras, también hay una silla especial. La montura para correr es la más pequeña y ligera que existe. Está diseñada para personas que guían con estribos muy cortos y son exclusivas en la pista de competición.

Caballo trotando sobre el cesped

Independientemente del tipo de montura para caballos que elijas, es imprescindible que te asegures de la procedencia de la misma. La calidad de la cabalgada también dependerá de los materiales empleados por el fabricante.

Además, si ya tienes un caballo y lo que quieres es disfrutar de algunas de las mejores rutas que puedes hacer con él, no te pierdas esta guía.

Tipos de Monturas para Caballos
5 (99.09%) 22 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *