Multas de tráfico: ¿Cómo saber si tengo, dónde pagarlas y cómo recurrirlas?

¿Cómo sé si tengo una multa? ¿Cómo puedo reclamar? ¿Cuáles son las formas de pago? ¿Cuándo se descuenta el 50% de la sanción? La información más útil sobre las multas de tráfico que impone la DGT la encontrarás en la siguiente guía.

La Dirección General de Tráfico (DGT) penaliza en la carretera los excesos y las imprudencias de los conductores. Si te ha llegado alguna multa de este organismo o si tienes la ligera sospecha de que te va a llegar, las preguntas que te rondan la cabeza tienen respuesta en este artículo.

Dos agentes de la Guardia Civil parando el tráfico mientras nieva.

Las formas de pago de las multas, cómo recurrirlas, los pasos para efectuar el pago por internet o las sanciones de tráfico más habituales son cuestiones que tienen cabida en esta guía. ¡La información más completa sobre las multas de tráfico está aquí!

¿Cómo saber si tengo multas de tráfico?

Lo primero que debes saber es que la Administración siempre se encarga de notificar las sanciones al conductor en el domicilio registrado en la DGT. Realizará este intento dos veces, si en la primera ocasión no hay nadie en la vivienda. Por ello, es importante que el ciudadano notifique los cambios de residencia –es obligación de él y no de la DGT-.

Te recordamos que en las sanciones leves, la DGT tiene un plazo de tres meses para notificar la multa, mientras que en las graves tiene seis meses. Si se consume este tiempo sin recibir notificación alguna, la sanción habrá prescrito.

En el caso de que no sepas seguro si tienes una multa de tráfico por diferentes motivos, tienes una herramienta en internet que proporciona la DGT y que se denomina TESTRA. Se trata de un banco de datos donde todas las multas pendientes por pagar quedan registradas. Para que dicha plataforma tenga validez consultiva, la DGT bien ha tenido que enviar dos veces la multa al afectado por correo o bien la dirección del sancionado no tiene domicilio al que enviar dicha nota.

TESTRA es un banco de datos donde todas las multas pendientes por pagar quedan registradas.

¿Cómo acceder a TESTRA y consultar si tenemos multas o no? Muy fácil. Los pasos te los explicamos a continuación:

  1. Entraremos en la página web de la DGT.
  2. Una vez dentro, clicaremos la opción de “Trámites y Multas” localizada en la esquina derecha superior del portal. Acto seguido, nos introduciremos en la “Sede Electrónica”.
  3. Después, accederemos al índice de “TRÁMITES Y MULTAS” y teclearemos la opción de “Consulta el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA)”.
  4. Cuando ya estemos en esta zona, nos quedará seleccionar una de las dos opciones para introducirnos en esta plataforma: “Acceso a TESTRA sin Certificado Digital” o “Acceso a TESTRA con Certificado Digital” (lo más normal será la primera opción).
  5. Aparecerá un motor de búsqueda, en el cual podremos introducir el DNI o CIF, o la matrícula de nuestro vehículo. Cuando presiones el enter averiguarás las multas que tienes pendientes. ¡Esperamos que no tengas ninguna!

Pero aquí no acaban los recursos para comprobar si tienes multas de tráfico o no. También existe la DEV (Dirección Electrónica Vial). Es un sistema totalmente voluntario que permite a los conductores recibir un correo electrónico notificándoles las sanciones de tráfico registradas en la DGT. Para activar dicha aplicación es necesario que poseas un certificado digital y cumplas varios requisitos. ¿Quieres saber toda la información sobre este sistema? ¡Consulta en este enlace oficial!

¿Cómo recurrir multas de tráfico?

Nos ponemos en una situación posible. Nos notifican una multa con la que no estamos de acuerdo o cuyos datos no coinciden con los nuestros. Queremos recurrir dicha sanción, sin embargo, no tenemos ni idea de cómo hacerlo. ¡No te preocupes aquí te lo explicamos todo con detalle!

Sobre donde viene una multa de la DGT.

Casos en los que podemos recurrir una multa

Antes de nada hay que saber en qué situaciones es posible llevar a cabo la reclamación y las alegaciones necesarias para que una multa se nos retire. Las claves de nuestro éxito están relacionadas con estos puntos.

1. Defecto de forma

Cualquier fallo en nuestro nombre, apellidos o en los datos de nuestro coche en la notificación, puede provocar la nulidad de la multa. Los defectos de forma en las sanciones son unos aliados perfectos para todos aquellos conductores sancionados.

2. Solicitar una prueba fehaciente

La prueba fehaciente demuestra la infracción cometida por el multado. No obstante, nunca viene mal solicitarla, ya que ganamos tiempo y es posible que la sanción prescriba.

3. Tenemos un argumento ganador

La multa que nos han puesto, sería legítima si no hubiese impedimentos a la hora de contemplar las señales de prohibición. El argumento ganador lo localizamos regresando al lugar donde hemos cometido la infracción. Allí podremos contemplar factores que nos han imposibilitado contemplar la señalización del lugar: marcas de aparcamiento borradas, señales en un idioma distinto al castellano, carteles tapados por árboles o por otros elementos, etc.

Dos empresarios con sus respectivos ordenadores

4. Multa prescrita

Si han pasado tres meses desde que cometimos una infracción leve o, si han pasado seis meses desde que llevamos a cabo una infracción grave o muy grave, y no hemos recibido la notificación de la multa, entonces nuestra sanción habrá prescrito. Los recursos presentados por la persona multada pueden provocar que el sancionado gane tiempo y que la multa prescriba.

5. Inexistencia de faldón de recursos

Toda resolución de la Administración exige detallar un faldón de recursos. Se trata de un apartado en el que se detallan los recursos que se pueden enfrentar y los plazos para llevar a cabo los mismos. Cuando la notificación administrativa no contiene faldón, la Administración deberá enviar la multa de nuevo incluyendo el faldón. ¿Lo bueno de esto? Que, si la DGT tarda mucho en reenviar la multa, esta puede prescribir.

6. Hablamos de una multa injusta

Es una multa que sanciona algo que no debía ser penalizado. La Ley de Tráfico y las distintas normas de circulación apoyan esta tesis, por lo que, con una buena argumentación podremos anular la multa sin problemas.

Dos coches circulando por una autopista.

7. Ausencia del agente denunciante

Cuando en la notificación no se especifica quién es el agente denunciante –es decir, el órgano que denuncia-, será otro momento perfecto para ejecutar una reclamación a la Administración.

Pasos para recurrir multas de tráfico

Como ya hemos explicado, el faldón de recursos es fundamental para comprender qué recursos podemos presentar y para contemplar los plazos. Según la DGT, el sancionado tiene 20 días naturales desde el día siguiente al de recibir la multa para presentar alegaciones o pruebas. Si no se ha notificado al sancionado por correo, la cuenta atrás comienza desde el día siguiente al de su publicación en el Tablón de Sanciones de Tráfico.

La respuesta al multado de la Jefatura Provincial correspondiente no tardará en llegar. El sancionado recibirá una estimación en caso de que su recurso sea aceptado, y una desestimación cuando es rechazado. En caso de producirse esta última, si el conductor quiere seguir insistiendo, podrá hacerlo a través de la vía judicial con un recurso contencioso administrativo.

Dos señales de tráfico en una columna de un colegio.

¿Cómo pagar las multas de tráfico?

Ninguno queremos hacernos esta pregunta, ya que no contamos con que la DGT nos ponga una multa. Sin embargo, tener una sanción de tráfico es algo habitual hoy en día, por ello, debemos tener bien claro qué formas de pago tenemos a nuestra disposición. ¡Descubre todas ellas a continuación!

En el número de teléfono 060

La Administración General del Estado pone a disposición de todo ciudadano este número de teléfono para realizar el pago de la sanción. Para hacer el recargo efectivo, el sancionado deberá tener a mano la tarjeta de crédito o débito.

Y te preguntarás, ¿cuánto me cuesta llamar a este número de teléfono? El coste fijado lo establece el operador telefónico de la persona que realiza la consulta. Desde un teléfono fijo, el coste equivale al de una llamada nacional y desde un móvil, el precio será el mismo que el de una llamada de móvil a un número fijo nacional. En caso de que te encuentres en el extranjero, el cobro de la llamada se adaptará a la tarifa que tengas fuera de España.

Aparte de cumplir la función descrita, el teléfono 060 es una vía de información para todos aquellos que quieran realizar consultas sobre empleo público, becas, ayudas o subvenciones, localización de órganos de todas las Administraciones, etc.

Cualquier Jefatura Provincial de Tráfico

Otra forma de pagar las multas de tráfico que te notifique la DGT es acudir a cualquier Jefatura Provincial de Tráfico. Eso sí, no te olvides la tarjeta de crédito o de débito, ya que es la única forma en la que se admite el pago en estos centros.

Para ahorrarte trabajo, te facilitamos el índice de Jefaturas Provinciales que te puedes encontrar en nuestro país. Localiza la que te pille más cerca y tenla siempre presente cuando te notifiquen alguna sanción de tráfico.

Todas las oficinas de Correos

La empresa pública encargada de prestar el Servicio Postal Universal en España es otra opción a la hora de pagar las distintas multas de tráfico que nos lleguen. En este caso, se podrá pagar con tarjeta o en efectivo, pero deberemos pagar la tasa que nos indique esta entidad –que puede variar algo con respecto a la que nos notifiquen en la carta-.

Buzón de Correos.

Las sucursales de CaixaBank

Las sucursales de este banco catalán también permitirán poner fin a las sanciones de tráfico. Si quieres pagarlo en esta entidad, deberás tener en cuenta los horarios de las oficinas. Recuerda que abren de lunes a viernes de 8:30 a 14:00 horas. ¡Imposible pagar tu multa en CaixaBank por la tarde!

Pagar la multa en internet

Y en un mundo repleto de nuevas tecnologías y con la proliferación de internet en todos los dispositivos, ¿cómo no íbamos a poder pagar la multa a través de esta vía? La tarjeta de crédito o de débito Visa Matercard o Maestro te permitirán salir de la lista negra de la DGT.

No obstante, necesitarás una serie de datos para poder finalizar la operación. Los requisitos más específicos son los siguientes:

  • Número de DNI, Pasaporte o Permiso de Residencia
  • Fecha de la Denuncia.
  • Número de Expediente
  • Importe total de la multa. En este apartado, no deberemos incluir el 50% de la reducción.

Internet es una excelente forma de pagar las multas de tráfico.

¿Cómo pagar una multa por internet?

Puede que nos surjan dudas a la hora de manejarnos en la web. No todo es coser y cantar, por ello, no viene mal recordar los pasos a seguir para que podamos pagar nuestra sanción en la red. El primer punto de referencia que debemos tener es la página oficial de la DGT, en el apartado de Multas Trámite. Una vez ya te encuentres dentro de ella, podrás seguir los pasos que te explicamos a continuación.

Debes seleccionar la opción “Pago de Multas”. Esto te dirigirá a una página donde, en la parte inferior, tienes tres opciones para realizar el pago: “con Certificado Digital o DNI electrónico”, “sin Certificado Digital” y con Cl@ve –un sistema para identificarte electrónicamente en las relaciones con las Administraciones Públicas-.

Una vez selecciones la opción que se adapte a tus exigencias, solo tendrás que rellenar los datos que te pide la plataforma y tu multa será historia. ¿A que no era tan difícil pagar la multa en internet?

Pronto pago de las multas de tráfico

Todos sabemos que hay una reducción por pronto pago voluntario, pero no sabemos hasta cuándo llega la misma. Pues bien, aquí te solucionamos esta duda. Siempre que se pague la sanción en un plazo de 20 días naturales desde que la denuncia fue notificada, la multa se reducirá 50%.

Sin embargo, hay una sanción que no tiene dicho descuento. Hablamos de aquella denuncia por incumplimiento de la obligación al no identificar al conductor responsable de la infracción. ¡Acuérdate siempre de comunicar esta información a la DGT lo antes posible!

Hombre sacándose la cartera del bolsillo de su camisa.

Multas de tráfico más habituales

Las multas de tráfico son un pozo sin fondo. No paran de emitirse y eso es, en gran parte, por los conductores. No tomamos conciencia de los peligros que conlleva saltarse las reglas de circulación. Las vidas de miles de personas se ponen en juego por imprudencias más que eludibles.

Para evitar que esto ocurra, la DGT pone en marcha campañas de vigilancia y sistemas de control que permiten sancionar a todo aquel que actúa de forma imprudente. A continuación, te traemos las infracciones de tráfico más comunes y penalizadas por la Administración. ¡Toma nota de lo que no hay que hacer!

Antes de contemplar estas imprudencias, te recordamos las infracciones más comunes que se dan en verano. Algunas te pueden sorprender, así que memoriza bien aquellas que alguna vez hayas hecho para no repetirlas.

Multas por exceso de velocidad

La velocidad no es una buena aliada en las carreteras. Las prisas suelen ser sinónimo de accidente o, en el mejor de los casos, de una multa. Como ya sabrás, los excesos de velocidad son la sanción por excelencia en las carreteras españolas.

Cuando hablamos de una infracción “grave”, la multa oscila entre los 100 y los 500 euros. Además, al conductor que comete el exceso de velocidad se le retiran entre dos y seis puntos del carné. Por otro lado, si el exceso se considera “muy grave”, el conductor tendrá que pagar una multa de 600 euros y se le retirarán seis puntos. En determinados casos, además podrá ir a prisión, realizar trabajos en beneficio de la comunidad y tendrá restringida la conducción de vehículos de motor. Todos estos datos los verás más claros en las tablas de multas del siguiente apartado.

Los radares fijos y móviles se encargan de penalizar estos abusos que cometen determinados conductores. Sin embargo, todos ellos tienen unos márgenes de error que parte de la población desconoce. Consulta los márgenes de error de los radares de la DGT y de la Guardia Civil.

Conducir habiendo bebido

Y si las prisas son malas consejeras al volante, ya no hablemos del alcohol. Conducir en estado de embriaguez es un riesgo enorme tanto para el que lo hace como para los que circulan a su alrededor. Los reflejos, la visibilidad y otras tantas habilidades de la persona se reducen exponencialmente, lo que significa que no tener un accidente será un verdadero milagro.

Cuando se supera el límite de alcohol en vena permitido (0,25 mg/L para todos los conductores, excepto para los nóveles cuyo límite es de 0,15mg/L), la DGT retira cuatro puntos de cané, impone una multa de 500 euros y retira el carné al conductor durante 3 meses. Como diría Steve Wonder, ¡si bebes no conduzcas!

Saltarse semáforo en rojo o no respetar señales fijas

Hablamos de una inflación bastante grave que puede suponer un choque con devastadoras consecuencias. Este tipo de infracciones son captadas por cámaras que se colocan en los semáforos o por sistemas de videovigilancia de locales cercanos a los mismos.

Saltarse esta señal en rojo o en ámbar y no respetar las señalas de ceda el paso y stop acarrean multas de unos 200 euros y, en función de la gravedad de la infracción, puede suponer la pérdida de cuatro puntos.

No haber pasado la ITV

Muchos se confían porque creen que nunca les parará la Guardia Civil para comprobar los papeles del coche. Sin embargo, este cuerpo nacional no para de encontrarse vehículos que no han pasado la inspección técnica reglamentaria de ese año.

¿Algún consejo? No apures la ITV hasta el final y da unas semanas o meses de margen. De esta forma, podrás arreglar los posibles fallos que sufra tu coche de una forma más tranquila y, sobre todo, ¡te evitarás las posibles multas!

Es probable que no sepas a ciencia cierta las condiciones que debe cumplir tu coche para pasar la inspección técnica. Eso ya no es problema gracias al artículo ¿Qué se necesita para pasar la ITV? Si cumples todo lo que se dice en él, ¡tu coche superará la revisión a la primera!

Conducir con el móvil al volante

Los teléfonos móviles, desde que son smarthphones, han entrado en nuestras vidas de lleno. No podemos despegarnos de ellos, en muchas ocasiones, ni para conducir. Se trata de un error clamoroso, ya que siempre debemos tener los cinco sentidos mientras estamos circulando. Los móviles se han convertido en un arma de doble filo en las carreteras españolas.

Pero en este apartado no solo nos referimos a los teléfonos móviles. También incluimos otros dispositivos que pueden distraer al conductor y que son habituales en los autos: navegador, radio o elementos similares. Independientemente del dispositivo la multa suele ser la misma. Puesto que no se pone toda la atención necesaria en la circulación, la DGT quita 3 puntos de carné al conductor e impone una multa de 200 euros.

Conductor circulando con el móvil.

No abrocharse el cinturón de seguridad

Aunque es uno de los puntos que más ha cambiado con el paso del tiempo, todavía hay personas que no se ponen el cinturón de seguridad cuando van montados en el coche. Muchas son las campañas de la DGT que se nos vienen a la mente para hacernos ver los riesgos a los que nos enfrentamos cuando no nos abrochamos en nuestro vehículo.

Conducir sin cinturón sigue siendo una multa de tráfico frecuente, no obstante, ha habido una evolución positiva con el paso de los años. Cada vez más gente está concienciada de lo imprescindible que es este trozo de tela y cada vez más personas salvan su vida gracias a ella.

Hay que recordar que es importante y obligatorio tanto para el conductor como para los acompañantes. Da igual lo corto que sea el trayecto, en cualquier momento puedes darte un golpe con el vehículo y el cinturón te salvará de daños mayores. ¡Convierte en rutina abrocharte el cinturón!

Tablas de multas

Como ya te hemos comentado en el anterior apartado, dependiendo de la gravedad de la infracción, la multa será más contundente o menos. A continuación, especificamos las sanciones que se encuentran los conductores que exceden el límite de velocidad y el límite de alcohol en sangre. ¡No pierdas detalle de estas tablas!

Tabla de multas por velocidad 2017

La velocidad nubla la mente de muchos. No obstante, contemplando esta tabla, todas esas personas se pensarían pisar el acelerador más de la cuenta. Las multas son más contundentes según incrementamos la velocidad del vehículo.

Tabla de la DGT sobre las sanciones por exceso de velocidad.

Tabla de sanciones por alcoholemia 2017

El alcohol y las drogas son otro enemigo que la DGT tiene que combatir. Por ello, como podrás contemplar en la tabla, las sanciones para este tipo de excesos también son ejemplares. Nunca deberíamos coger un vehículo después de haber bebido o después de haber ingerido alguna sustancia tóxica.

Tabla de sanciones de la DGT sobre el consumo de alcohol y drogas.

¿Te ha parecido útil la información que has leído? ¡Compártelo con tus seguidores de tus redes sociales! Si te interesa consultar post de motor, estos artículos son de tu interés:

Banner comparador de seguros de todo tipo de vehículos: coches, camiones y motos.

Multas de tráfico: ¿Cómo saber si tengo, dónde pagarlas y cómo recurrirlas?
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *