Jóvenes parados se convertirán en conductores profesionales

Inicialmente el programa estará dirigido a desempleados menores de 30 años, pero no se descarta ampliar la iniciativa a otros segmentos de edad. Se calcula que España necesitará este año 5.000 chóferes profesionales.

Astic y SEPE colaboran en un proyecto para convertir a jóvenes parados en conductores profesionales

Superada la crisis y comenzado de nuevo un periodo de crecimiento y expansión la falta de conductores profesionales se ha convertido en un problema de ámbito europeo, principalmente para aquellos países en los que sus economías, como es el caso de España, tienen un fuerte protagonismo del transporte nacional e internacional de mercancías por carretera.

Una de las principales razones de esta circunstancia es el rechazo que por distintas razones (sociales, laborales y salariales) existe hacia esta profesión por parte de las generaciones más jóvenes, que sobre todo en los países más desarrollados no ven en el transporte una actividad laboral interesante y que pueda servirles de sustento para su proyecto vital.

Para ofrecer una posible vía de solución a este problema creciente el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y la patronal de transporte internacional Astic tienen previsto colaborar en un proyecto pionero en nuestro país y que una vez puesto en marcha estará dirigido preferentemente a personas desempleadas menores de 30 años, aunque en función de su éxito no se descarta ampliarlo a otros segmentos de edad.

El objetivo de esta iniciativa será formar a estos parados como conductores profesionales con el fin de que puedan ser contratados por las empresas adscritas a Astic y de esta forma insertarse en un mercado laboral con gran demanda de trabajadores cualificados. Se calcula que en España se necesitarán durante el próximo año unos 5.000 chóferes y que en Francia, por ejemplo, esta cifra se elevará hasta los 10.000.

Este programa formativo tendrá carácter anual y se realizará con cargo a los presupuestos públicos del SEPE, mientras que el papel de Astic será el de señalar cuales son aquellos aspectos formativos más demandados por las empresas y al final de los cursos promover entre sus afiliados las contrataciones de las personas participantes en los mismos.

En este sentido también hay que recordar que Astic mantiene abiertos distintos canales de colaboración con organismos públicos, entre otros con el Ministerio de Defensa, con el fin de que los militares profesionales que abandonan obligatoriamente las Fuerzas Armadas por cuestiones de edad puedan “recolocarse”, entre otras ocupaciones, como conductores en las empresas de transporte por carretera.

banner comparador seguros motor vehiculos coches camiones y motos

Jóvenes parados se convertirán en conductores profesionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *