En enero entrarán en vigor los peajes obligatorios para camiones en la AP-7 y la AP-8

La Generalitat de Cataluña ha llegado a un acuerdo con Fomento para sacar los tráficos de mercancías de los tramos más problemáticos de la N-340 y trasvasarlos a la AP-7, mientras que la Diputación de Guipúzcoa continúa adelante con sus planes en la AP-8. Ambos peajes obligatorios entrarán en vigor el próximo mes de enero.

Los camiones deberán pagar peajes obligatorios a partir de enero.

El acuerdo inicial que previamente habían negociado durante el mes de agosto representantes del Ministerio de Fomento y de la Generalitat de Cataluña y que apuesta por el trasvase obligatorio a la AP-7 de los camiones que actualmente circulan por los tramos no desdoblados de la N-340, finalmente ha sido ratificado sin oposición el pasado lunes día 4.

Todos los alcaldes de los veinticinco ayuntamientos catalanes afectados por los problemas de congestión y seguridad vial derivados del abundante tránsito de camiones pesados que soporta la N-340 a su paso por sus respectivos municipios, estuvieron de acuerdo en apoyar el traslado de los tráficos de mercancías a la AP-7 al considerar que es la mejor solución para reducir la alta siniestralidad que soporta esta carretera.

Estos nuevos peajes comenzarán el próximo 1 de enero de 2018 e inicialmente estarán vigentes al menos hasta enero de 2019, fecha en que debería entrar en vigor la futura estrategia de “peajes catalanes” que pretende establecer la Generalitat en todo su ámbito territorial, con la existencia de una especie de euroviñeta de “tarifa plana” para Cataluña que tendrá diferentes cuantías en función del tipo de vehículo y de su duración (diaria, semanal, mensual, etc).

Los tramos de la N-340 que resultarán afectados por los peajes obligatorios para camiones a partir del próximo mes de enero son los situados entre Peñíscola y Hospitalet del Infante (85 km) y entre Altafulla y Villafranca del Penedés (33 km). Inicialmente las organizaciones de transportistas exigieron la gratuidad de la autopista AP-7 al tratarse de una cuestión de “interés general”.

Pero tanto Fomento como la Generalitat tan sólo tienen previsto ofrecer bonificaciones del 42,5% para los camiones que se encuentren en tránsito y del 50% para aquellos que realicen desplazamientos de carácter local. Por el contrario para los vehículos ligeros que circulen entre Villafranca y Alcanar, con recorrido de ida y vuelta en un plazo máximo de 24 horas, se han establecido unas bonificaciones que cubren el total del coste del peaje.

Por su parte la Diputación de Guipúzcoa continúa con la instalación de pórticos en la AP-8, con el fin de que en los tramos más conflictivos a partir de enero los camiones también sean desviados a la autopista.

Banner comparador de seguros de todo tipo de vehículos: coches, camiones y motos.

En enero entrarán en vigor los peajes obligatorios para camiones en la AP-7 y la AP-8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *