Ser tierno y juguetón le cuesta el puesto al perro policía Gavel

La división de la policía canina de Australia decidió prescindir de los servicios de Gavel al mostrar demasiada amabilidad y ternura hacia los delincuentes a la hora de detenerlos, lo que le ha costado el puesto como integrante del cuerpo.

El nombre de Gavel se ha ido moviendo por las redes sociales sin que nada le parase. El perro policía de la división canina de Australia ha dejado de serlo por ser demasiado amable, cariñoso y juguetón con los delincuentes y criminales a los que debía de detener.

El carácter afable de este pastor alemán ha terminado con su carrera como miembro del cuerpo canino australiano, algo poco habitual que desde luego no suele ocurrir. Ya durante su fase de adiestramiento como cachorro, los adiestradores se fijaron que Gavel era demasiado cariñoso y no contaba con el carácter óptimo para afrontar el duro entrenamiento.

El pequeño can siempre prefirió acostarse patas arriba en lugar de enfrentarse a nadie para conseguir que le dieran caricias y jugar con sus más cercanos, ya fueran amigos o enemigos. Su posición de defensa había sido hasta el momento mover el rabo con signo de complicidad ante posibles atacantes.

Gavel no ha conseguido ser agente de policía pero, en cambio, ha logrado convertirse en el anfitrión de la casa del Gobernador de Queensland, donde incluso es uno más en las reuniones más informales. Y todo gracias a su carácter.”Es un miembro valorado y querido del Gobierno, que está dispuesto a jugar con todos los invitados que pasan por la casa y alegrar cualquier tipo de reunión por su simpatía”, declaró su portavoz.

Un puesto perfecto para su forma de ser afable y su comportamiento, en el que se encarga de hacer disfrutar a todos los invitados a la gran casa con sus juegos, donde espera no encontrarse con ningún otro criminal que probablemente acabaría siendo disuadido por sus encantos.

Calcula el seguro para tu perro

Ser tierno y juguetón le cuesta el puesto al perro policía Gavel
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *