¿Cuál es el mejor perro para un piso?

Vives en un apartamento y llevas tiempo queriendo un perro. Imaginamos tu primera pregunta: ¿Puedo tener perro en un piso? Nuestra respuesta es clara: Sí. Y te ayudamos a elegir la mejor raza para ti.

El deseo de muchas personas es tener un perro. Una decisión difícil que requiere razonar con detenimiento y que finalmente tomamos según las condiciones que podemos ofrecerle al animal y las circunstancias que en ese momento de nuestra vida nos lo posibilitan u obstaculizan. El esfuerzo económico y el tiempo de dedicación que necesita la mascota suelen ser los primeros inconvenientes que nos planteamos a la hora de decidirnos. Pero no son los únicos.

La raza del Pug es una de las más aconsejables para un piso

Nuestro hogar es también uno de los motivos por los que nos pensamos seriamente si convivir con un perro y si es el lugar idóneo donde pueda vivir nuestro futuro amigo peludo de cuatro patas. Es fácil de comprender que cuando se trata de una casa de planta baja, un dúplex o una finca con jardín es más fácil decir sí a la idea. Pero cuando nuestra viviendo es un piso que no supera los 50 o 100 metros cuadrados, las dudas emergen como si no hubiera un mañana, algo comprensible cuando estamos hablando de un espacio que puede ser muy reducido para convivir con un animal. Y no. No pienses que vamos a quitarte la ilusión de tener un perro en casa, precisamente ésto es lo último que deseamos.

Nuestro piso no debe ser el motivo principal por el que decir no al deseo que siempre tuviste de tener una mascota en casa. Te preguntarás por qué. Pues sencillamente por la existencia de una cantidad importante de razas de perros que pueden vivir perfectamente en una vivienda que no sea un chalet o una casa con jardín, ya que tanto por sus características físicas como por su carácter y comportamiento habitual no necesitan demasiado espacio para vivir, y se adaptan con naturalidad a las dimensiones de una vivienda situada en un bloque de pisos.

En este artículo hemos recopilado las mejores razas de perros para pisos y que perfectamente pueden hacerte compañía en tu día a día sin que termines desesperado porque el animal no consiga habituarse a tu hogar. Si estás pensando en adoptar o tener un cachorro, no sigas pensando inconvenientes y no dudes ni un segundo en seguir leyendo. No te arrepentirás.

¿Cuáles son las mejores razas de perros para los niños?

Los niños y su relación con la futura mascota es sin duda una de las principales preocupaciones a la hora de decidirnos a tener un perro en casa. Tememos que la convivencia no sea la adecuada o que la simple presencia de la mascota pueda repercutir en la salud de los más pequeños. Nada de eso será un problema decidiéndonos por algunas de las razas de perros que además de ser una compañía doméstica ideal, será el complemento idóneo de los niños con el que divertirse, sentirse protegidos y cómodos y al que querer como un familiar más de la casa.

El Pug, un compañero juguetón, inteligente y fiel

Uno de los canes que está más de moda en la actualidad. Con origen chino, el Pug o Carlino es un perro de dimensiones reducidas que le convierte en un compañero ideal para vivir en un apartamento. Pero no sólo es una elección idónea por su tamaño, también por su carácter, ya que se trata de perros muy inteligentes y cariñosos (en Terránea pudimos comprobarlo de primera mano en nuestra entrevista al experto en la raza). Con una actitud que desprende simpatía y tranquilidad, es la compañía perfecta para niños y adultos. Sus pequeñas proporciones son el complemento ideal a su carácter para elegirle como nuestra mascota.

Además, son muy juguetones y no les agrada la soledad, ya que son bastante cercanos y fieles a sus dueños. No tendrás problemas con los vecinos en lo referente a ladridos, ya que se trata de una particularidad poco frecuente en estos canes, que se caracterizan por ser bastante equilibrados. Educarlo desde cachorro será fundamental a la hora de socializarlo, ya que pueden ser algo tímidos en sus primeros años. Con el ejercicio justo y un sencillo mantenimiento estético, tendrás a un compañero peludo magnífico.

Shih Tzu, un perro guardián bien peinado

Una de las razas más estéticas. De origen tibetana, su destacado y bello pelaje te mantendrá entretenido para tenerlo arreglado y a punto cada día, por lo que sí requiere cuidados diarios en ese aspecto. Con pequeñas medidas y una necesidad moderada y regular de realizar ejercicio, el Shih Tzu es otro de los perros que perfectamente puedes elegir para convivir en un piso.

Shi Tzu, una raza con un pelaje muy particular

Si finalmente escoges esta raza, prepárate para no parar de dar mimos a tu Shih Tzu, un can que requiere afecto por parte de sus dueños, si bien no te exigirá mucho más. Es más, son bien conocidas sus capacidades como perro guardián, con una lealtad hacia sus amos que le hace estar en constante alerta. Si en tu casa ya viven niños pequeños y otros canes, no tendrás problemas de convivencia, ya que se relaciona a la perfección con ellos.

El siempre activo Beagle

Son perros de tamaño mediano que poseen una gran capacidad olfativa y de rastreo, por lo que son muy inteligentes y forman parte del selecto grupo de canes domésticos más populares y queridos tanto por sus medidas como por su carácter templado y tranquilo (¿Quién no es ‘fan’ de Snoopy?).

La raza beagle es muy activa.

Con un beagle en casa disfrutarás de un animal nada tímido y bastante alegre, que recibirá sin problemas a los extraños ya que disfrutan de la compañía humana. Además, tienen un magnífico comportamiento con los niños, y no suelen tener problemas con otros perros. Son bastante resistentes a la hora de realizar ejercicio.

El familiar Bulldog Inglés

Considerado como uno de los símbolos de Inglaterra, el Bulldog Inglés puede llegar a imponer por su estructura compacta en tamaño reducido, pero al igual que el Carlino, es un perro que destaca por su simpatía y su carácter amigable, algo de lo que precisamente conserva a lo largo de toda su vida, lo que hace que prácticamente sea el eterno cachorro.

No necesita un ejercicio desmesurado, por lo que no te pondrá muchas pegas si pisa poco la calle, aunque es recomendable que realice su paseo diario para ejercitar su cuerpo (que tanto ronquido no es bueno). También es un buen compañero de juegos para los niños y el ser dócil y calmado no le impide mostrar valentía cuando la situación lo requiere, ya que es una mascota muy familiar. Unas características que le hacen ser un compañero doméstico particular e idóneo.

Dachshund, el perro salchicha

Su propio nombre le describe. Con unas patas muy cortas y un alargado tronco, es uno de los canes más conocidos por su aspecto y su forma similar a la de una salchicha, rasgo que nos divierte y enternece. Cuenta con la especial singularidad de que no necesita salir al exterior para ejercitar sus pequeñas extremidades, ya que puede hacerlo perfectamente en zonas de interior, pero no olvides que son propensos a la obesidad, por lo que ten especial atención.

Dachshund o perro salchicha.

Características físicas que, unidas a su gran inteligencia y rapidez de aprendizaje, le convierten en una mascota perfecta. Debemos ser conscientes de que necesitan un propietario con experiencia en el adiestramiento, ya que pueden ser algo tozudos, nada que no pueda evitarse con una buena educación canina. Además, es un gran guardián, por lo que es un excelente compañero para los niños y se adaptan con facilidad a cualquier espacio gracias a su reducidas medidas.

El guardián Bichón Frisé

Uno de los canes más singulares gracias a su aspecto reducido y a su inacabable energía para juegos y actividades. No dejan caer demasiado pelo, algo que agradecer para las personas con alergias que no tendrán que sufrir la convivencia. Sí necesitará de cuidados especiales y diarios su pelaje, con especial atención a las legañas.

El Bichón Frisé es un perro muy enérgico.

También se caracterizan por ser bastante protectores, por lo que no te sorprendas si a la primera visita no dejas de oír ladridos cuando suene la puerta. Pero si se educa correctamente, tendremos a un perro con un temperamento tranquilo y de lo más familiar tanto con niños como con adultos, especialmente recomendado para los más mayores.

Cocker Spaniel, obediente y nada perezoso

Son perros de tamaño mediano que tienen la habilidad de adaptarse con comodidad a cualquier espacio siempre y cuando le acostumbremos a realizar ejercicio diario, ya que necesita actividad física con continuidad, así que no te dejes engañar por su apariencia de perro tranquilo. Su carácter amable y obediente le convierte en uno de los perros más deseados por los humanos como animal doméstico.

El Cocker Spaniel necesita actividad física.

Ya sea Cocker Spaniel Inglés o Americano el que elijas para llevarte a casa, ambas razas son perfectamente válidas para convivir con nosotros en un piso pequeño y no hay duda de que encontraremos a un estupendo compañero. El inglés procede de Gales, mientras que el Americano es el resultado de una adaptación del Cocker Spaniel Inglés a Estados Unidos.

¿Cuál es la raza de perro más tranquila?

Además de la relación con los niños, a la hora de tener un perro en un piso también nos preocupa el propio carácter del animal, si es enérgico, tranquilo, dependiente o independiente. Si además nuestro apartamento no es ningún palacio y pasamos por motivos laborales varias horas fuera de casa, puede que nos convenga una raza dócil y calmada, que no requiera demasiado ejercicio y nos de compañía cuando regresemos a nuestro hogar.

Boston Terrier, un caballero americano en casa

Una raza perfecta para tener en un piso debido en gran parte a sus pequeñas proporciones, ya que apenas supera los 50 centímetros de altura, característica que no impide que sean canes muy activos y que necesiten ejercitarse mediante paseos. De esta forma, mantendremos al perro equilibrado y tranquilo, algo fundamental al tratarse de un animal cariñoso y amigable que muestra afecto hacia sus dueños.

Los Boston Terrier son perros tranquilos y amigables.

Además, es una raza que destaca por su inteligencia y facilidad para ser adiestrada, y tienen un mantenimiento sencillo, ya que su corto pelaje es fácil de cepillar. Como curiosidad, recibe el apodo del Caballero Americano ya que procede de Norteamérica.

Yorkshire Terrier, para espacios pequeños

Uno de los canes más populares y que menos espacio puede ocupar en tu piso (o incluso estudio), ya que apenas supera los 3 kilogramos. Con un carácter simpático y afectivo, estos perros se muestran muy tiernos con sus dueños, al mismo tiempo que apenas dan problemas al tener un temperamento bastante relajado y tranquilo.

Un Yorkshire Terrier sentado en una silla.

Además, cuentan con la particularidad de ser muy fáciles de adaptar tanto a otras mascotas como a nuevas personas que puedan llegar de visita a tu apartamento, aunque sí requieren la atención de su familia, sobre todo para el cepillado de su pelo. Pese a su diminuto tamaño, estos canes se mantienen en constante alerta y son muy protectores, por lo que no tienen ningún problema en avisar a su dueño si algo no le gusta a través de los ladridos.

Bulldog Francés, tranquilidad y paciencia canina

También llamados Frenchie, esta raza de perros es otra de las favoritas por los humanos a la hora de elegir una mascota para convivir. Al igual que el Bulldog Inglés, destaca por sus proporciones pequeñas y compactas, de forma que es una elección perfecta para que forme parte de nuestra familia.

Bulldog Francés o Frenchie.

Por lo demás, es bastante parecido a su compañero de origen británico. No necesitan realizar demasiado ejercicio y tienen un carácter paciente, leal y calmado, siendo muy afectivos con sus dueños. Por sus rasgos es ideal para un piso pequeño y tan sólo necesita un mínimo de ejercicio diario de apenas una hora de paseo. De hecho, no es nada recomendable que realice largas caminatas.

West Highland White Terrier, un Westie para cualquier espacio

De origen escocés, es posible que ésta sea una de las razas menos conocidas a la hora de decidirnos por un perro. El Westie, de pequeño tamaño y con unos 5 kilogramos de peso, puede adaptarse a cualquier espacio y es una opción a tener en cuenta si contamos con un apartamento de dimensiones reducidas.

Un perro de raza West Highland White Terrier en un jardín.

Pese a sus medidas y sus muestras de cariño a las personas más cercanas, tiene el carácter de una raza de mayor peso que debemos controlar a través de un adecuado adiestramiento. Con una educación correcta tendremos como compañero a una mascota tranquila, afectiva y que ocupa muy poco sitio. En cuanto al ejercicio, no necesita realizar demasiado, tan sólo los respectivos paseos diarios para ejercitarse.

Cavalier King Charles Spaniel, el perro lapa

Esta raza de temperamento tranquilo y alegre siempre ha destacado por ser una mascota de compañía que busca constantemente estar pegada a su dueño. Si escoges a un Cavalier King Charles Spaniel como tu próximo compañero canino, tendrás que tener especial atención cuando salgas con él a la calle, ya que tiene cierta tendencia a perseguir a los coches.

Perro de raza Cavalier King Charles Spaniel.

No tendrás problemas en cuanto al trato con extraños o con otros perros, ya que posee un carácter muy dócil que, eso sí, no les da fiabilidad alguna como perros guardianes. Pero su tamaño y su nobleza le convierten en un candidato más que fiable para vivir en nuestro piso, donde ejercerá de un estupendo animal de compañía muy juguetón y apegado, muy dado también a estar recostado. Es muy recomendable para acompañar a ancianos o personas enfermas. Respecto a los cuidados, su pelaje debe ser cepillado a diario especialmente en la zona de los ojos.

Galgo, gran tamaño pero mayor sosiego

Hemos tenido dudas, pero finalmente hemos incluido en nuestra lista a esta gran raza pura que no necesita presentación alguna. Su nobleza, tranquilidad y sosiego le ha llevado en los últimos años a aumentar su buena fama como animal de compañía pese a sus consideradas medidas y enorme tamaño. No nos vamos a engañar, para un piso pequeño puede ser una decisión algo precipitada, pero si disponemos de un apartamento con terraza, balcón o patio no es ninguna locura tener a un galgo en casa.

El galgo es un buen animal doméstico pese a sus medidas.

Su actitud pasiva ayuda a que su vida doméstica no nos de apenas quebraderos de cabeza, y además no tiene apenas problemas de convivencia con otras mascotas gracias a su dulce temperamento. Pese a sus enormes proporciones, su belleza es indudable. Su pelaje no implica un mantenimiento continuo y no tendrás que preocuparte por recoger demasiada cantidad de pelo del suelo.

Perros para pisos pequeños

Si en un primer momento solemos pensar si podemos tener un perro en un piso, más aún dudamos cuando nuestro apartamento es pequeño. En ese caso, podemos decir “no” a tener un perro en casa demasiado rápido, cuando lo cierto es que podemos cumplir nuestro deseo y podemos elegir entre diferentes razas que tienen el tamaño idóneo y reducido para un piso al que precisamente no le sobran los metros cuadrados. Por eso podemos decir que son perros pequeños para pisos pequeños.

El caniche, una raza divertida y con mucha energía

Juguetones y muy divertidos. Esta raza es una elección muy factible para acogerla en nuestra casa gracias a su carácter enérgico alegre y activo, y no se cansan de jugar. Son canes que destacan por su facilidad a la hora de aprender, por lo que son ideales para el adiestramiento. Requieren por tanto de cierta actividad física, lo que evitará la caída de su pelaje.

Los caniches de tipo Toy y Miniatura son los más factibles para vivir en un piso.

Puedes encontrar caniches de diferente tipo según su tamaño. Los denominados Toy y miniatura son de dimensiones más reducidas y son más fáciles de adaptar a un apartamento pequeño que por ejemplo los de tamaño estándar, de mayor peso.

Bichón Maltés, tu perro ideal si tienes alergias

Estos perros tienen el tamaño y el peso adecuado (apenas superan los 3 kilogramos) para vivir en un piso y en cualquier hogar pequeño. Estos perros pueden llegar a ser más dependientes del humano por su carácter, ya que les afecta demasiado cualquier separación e incluso pueden llegar a sufrir ansiedad cuando están demasiado tiempo en soledad.

Bichón Maltés cachorro.

Como sucede con el Bichón Frisé, se trata de unos canes que se caracterizan por su protección y por su papel como perros guardianes en casa, por lo que son también muy factibles para aquellas personas o matrimonios de avanzada edad. Además, no requiere demasiado ejercicio o actividad física. De hecho, adoran dormir. Cabe destacar también que son animales hipo-alergénicos, una bendición para aquellas personas con alergias.

Chihuahua, el perro portátil

Una de las razas más peculiares. Sus reducidas medidas y escasa energía para realizar ejercicio le caracterizan, además de su particular pelaje. Tanto es así que podemos transportarlos con facilidad y trasladarnos con nosotros, por lo que podríamos decir que son perros ‘portátil’.

Un chihuahua mordiendo una chancla.

La raza es originaria de México y destaca por ser un perro dócil y nada complicado de mantener. Eso sí, tiene un fuerte carácter y se mantiene en constante estado de alerta, de manera que la llegada un extraño puede provocar sus ladridos con facilidad. Por ello, es recomendable educarlos ante cualquier situación social que pueda ponerle ruidoso. Pero ante todo, es un perro dócil e inteligente que, además de ser una gran opción para cualquier apartamento por su tamaño, dará compañía en todo momento a sus amos, por los que sentirá un gran apego.

Pinscher Miniatura, un guardián a tamaño reducido

Con origen alemán, estos perros derivan del Pinscher, de la que son una miniaturización. Es un can de proporciones cuadradas que tiene unos 30 centímetros de altura y ronda los 5 kilogramos, con un pelo corto y listo. Su tamaño le hace ideal para un apartamento pequeño.

Pinscher en miniatura.

Además, son bastante enérgicos y necesitan realizar ejercicio, por lo que te hará salir a pasear y te acompañará sin dudar a cualquier salida . De hecho, son muy curiosos y ejercen a la perfección de perro guardián, al igual que un dóberman, sin que sus reducidas medidas importen.

Pekinés, desde China con amor

La raza China que deriva de los perros lanudos del Tíbet, pese a su particular aspecto, es sin duda uno de los más curiosos que podemos encontrar. Ejerce de guardián que apenas ladra habitualmente pero sí lo hará cuando algún extraño se aproxime con desconocidas intenciones.

Un pekinés es un gran perro guardián.

Una de las cualidades que de hecho ayuda a que tenga ese rasgo característico es su virtud de ser bastante curioso y valiente. Y todo ello al mismo tiempo que ama la comodidad de estar en casa, ya que no necesita realizar un ejercicio extremo y son muy hogareños.

Debes tener en cuenta que no les gusta estar solos durante períodos largos de tiempo ni tampoco son muy aptos para convivir con otras mascotas, ya que son bastante independientes. Su pelaje, con dos mantos, le hace inconfundible. Mientras que el pelo externo es largo y liso, el manto es fino y denso, lo que provoca que esté prácticamente cubierto de un caparazón de pelo.

Pomerania, el perro toy

Otra raza que proviene de Alemania, concretamente de la provincia de Pomerania Central. Se le considera como un perro juguete (o toy) por su escaso tamaño y su abundante pelo. Además, es muy aficionado a los juegos y una de sus cualidades es que tiene energía para rato.

Perro de la raza Pomerania.

Si eres de aquellas personas que pasa mucho tiempo fuera de casa, esta raza es ideal porque no son muy dependientes y no necesitan de cuidados especiales, salvo los necesarios paseos para ejercitar y el cepillado de su pelaje, que debe llevarse a cabo de manera diaria. El adiestramiento será necesario para evitar sus ruidos, ya que tienden a ladrar con demasiada facilidad.

Shiba Inu, independiente y guardián

Similar al Akita Inu, este can de tamaño y estatura inferior posee mayor agilidad y resulta más idóneo como mascota. El Shiba Inu muestra afecto y cariño hacia sus propietarios y ejerce a la perfección de perro guardián y protector.

El Shiba Inu se adapta perfectamente a la vida doméstica.

Además, se adapta sin ningún problema a los apartamentos pequeños y a la vida doméstica, aunque sí es cierto que puede tener tendencia a ignorar órdenes de su amo con facilidad, ya que es bastante independiente. Necesita de ejercicio diario y debemos cepillar su pelaje cada cierto tiempo.

Perro mestizo, otra opción para encontrar a tu mascota ideal

Podemos en última estancia decantarnos por una perro de raza mestiza, es decir, que han sido resultado de un cruce de razas. Mientras que tenga el tamaño pequeño y adecuado para nuestro piso, no resultará ningún problema ni relacionado con el carácter ni con su comportamiento, por lo que puede ser una opción a tener en cuenta de igual forma que un perro de raza pura.

Aunque éstas sean las razas de perros para pisos más recomendadas, siempre puedes elegir cualquier otra raza de perro que consideres oportuna para convivir con ella en tu apartamento si no le otorgas demasiada importancia a algunas características, como por ejemplo su tamaño. Al fin y al cabo, se darán los casos en los que el perro no se comporte según los parámetros o las características que definen a la raza, pero para ello nos debemos informar primero de su comportamiento y carácter específico para tener claro que se trata del perro idóneo para nosotros y nuestro piso. Una vez logrado, comenzará una aventura que nunca olvidaremos.

Perro mestizo descansa en el salón de una casa.

… y hasta aquí nuestra lista de perros para tener en un piso…

¿Recuerdas algún can más? ¿Nos hemos olvidado de aquel que precisamente deseas tener en casa? No dudes en hablarnos de la raza en los comentarios y cuéntanos por qué deberíamos incluirla en nuestra lista…

Calcula el seguro para tu perro

¿Cuál es el mejor perro para un piso?
4.7 (93.85%) 13 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *