Principales tipos de bicicletas

Conoce los distintos tipos de bicicletas que existen. Para hacer deporte fuera y dentro de la montaña o para desplazarte en tu ciudad o pueblo, las bicis te dan un abanico de opciones único que debes conocer a la perfección. ¡Descúbrelo en este artículo!

El desarrollo de la tecnología y de las técnicas de fabricación ha permitido que cada vez sean más los tipos de bicicletas existentes. Prueba de ello es que, hoy en día, te puedes encontrar bicicletas de todos los tamaños, colores y finalidades posibles. Esta enorme variedad nos nubla la mente, provocando que no tengamos muy claro qué tipo de bici necesitamos para una finalidad concreta.

Multitud de bicicletas aparcadas.

En Terránea somos conscientes de este problema, por ello, hemos elaborado unas tipologías que te resolverá cualquier duda. ¿Quieres una bicicleta de paseo pero no sabes diferenciar las características entre los distintos tipos? ¿Crees que todas las bicicletas de montaña son iguales? ¡Resuelve estas preguntas y más en este post!

Tipos de bicicletas de paseo

Las bicicletas de paseo son muy útiles para recorrer distancias cortas en ciudades o pueblos. Esta tipología se ha consagrado a lo largo de la historia como un medio de transporte limpio y práctico. Las primeras bicis que existieron pertenecen a este grupo, por lo que, en este apartado, nos referimos a algunas joyas históricas de dos ruedas.

Bicicleta inglesa

Sin duda, empezamos el artículo hablando de una bicicleta clásica y conocida a nivel mundial. La bicicleta inglesa es la demostración perfecta de la globalización y del transporte urbano. Este tipo de vehículo ha pasado por etapas mejores y peores, no obstante, en pleno júbilo vintage, la bicicletas inglesas están viviendo una segunda juventud.

La bicicleta inglesa cuenta con múltiples versiones. En este apartado nos referimos a la principal, la roadster. Este modelo es ideal tanto por campo como por ciudad. Cuenta con ángulos de cuadro relajados (unos 68 grados) y puede o no presentar marchas. En el caso de que sí las presente, suele tener tres velocidades. Posee ruedas 700, las ruedas de menor grosor y mayor diámetro que existen.

Una particularidad de este tipo de bici es que posee frenos con accionamiento de varilla. Los guardabarros, el sillín algo más bajo que el manillar y una resistencia impecable son otras cualidades de esta bicicleta que seguro has visto por la calle. ¿Cuál fue la última vez que contemplaste una de ellas?

Bicicleta inglesa aparcada en la calle.

Bicicleta holandesa

Es considerada una modalidad de la bicicleta inglesa. Se trata de la versión roadster adaptada para mujeres. A finales del siglo XIX y principios del XX, las bicicletas inglesas se pusieron muy de moda en diversas partes del mundo. Sin embargo, había un problema para todas aquellas mujeres que querían montar en ella: el cuadro era demasiado alto y era incómodo subirse en el asiento de la misma –y más si llevaban falda, vestido o alguna prenda parecida-.

La bicicleta holandesa apareció para evitar todos estos problemas. El cuadro de la bicicleta adoptó una forma curva hacia abajo, evitando dicho problema y favoreciendo una conducción mucho más vertical. ¡Muchos modelos venían hasta con protector de falda para evitar que estas se enredaran con la rueda!

Y te preguntarás, ¿por qué una versión de la bicicleta inglesa tiene esta denominación? Este vehículo fue perdiendo su fama en Reino Unido y en distintos puntos donde era muy popular a medida que pasaba el siglo XX. Sin embargo, uno de los pocos lugares donde siguió conservando su atractivo fue en Países Bajos, de ahí que sean conocidas como bicicletas holandesas.

Bicicleta holandesa aparcada en un bonito puente.

Bicicleta plegable

La bicicleta plegable, cuyo primer antecedente se remonta a finales del siglo XIX, incorpora una serie de bisagras o codos en el cuadro que permiten doblarla con facilidad para que ocupen un espacio más pequeño. Gracias a esta característica, esta tipología favorece y mucho su transporte: ¡te la puedes llevar a cualquier lado!

Cuando queramos una bicicleta que nos permita movernos por entornos urbanos y, al mismo tiempo, nos facilite su transporte, la opción que más se adecúa a ello es la bicicleta plegable. ¿Para ir a tu trabajo tienes que coger el transporte público por obligación y luego tienes que caminar un trayecto largo? Con la bicicleta plegable puedes combinar los recorridos en buses, metros y trenes con los caminos en bici. ¡Es un privilegio que solo te da este modelo!

Además, estos tipos de vehículo suelen tener ruedas con diámetros más reducidos que las del resto. Hoy en día, suelen fabricarse con materiales ligeros para facilitar su transporte. La polivalencia de este tipo de bicicletas es de sobra conocida y pueden adoptar numerosas formas y funciones, aunque destaca su labor en los trayectos urbanos.

La bicicleta plegable es muy práctica para moverte por la ciudad.

Bicicleta playera o cruiser

Están a medio camino entre las bicicletas inglesas y las de montaña. De hecho, fueron las precursoras de las segundas. El cuadro variará en función del modelo, aunque suele ser curvo. La principal característica de las playeras es que presentan neumáticos más gruesos y con menos pulgadas que las bicicletas inglesas y holandesas -se asemejan a los empleados en bicicletas de montaña-.

El frenado suele ser contrapedal y es perfecta para entornos urbanos. Puede valer para terrenos montañosos, pero preferiblemente llanos. Cuando hablamos de una bicicleta playera debemos saber que el manillar es bastante amplio y que no suele tener cambios. ¿Te queda alguna duda? ¡Contempla la imagen que te mostramos!

La bicicleta cruiser o playera es el antecedente de la bici de montaña.

Bicicleta eléctrica urbana

Por suerte, cada vez son más las propuestas para fomentar el transporte con bicicletas en grandes ciudades mundiales. La ciudad de Madrid es una de las pocas zonas urbanas españolas que ha introducido este medio de transporte en sus calles gracias a la aparición de la bicicleta eléctrica.

Este tipo de bici facilita mucho el transporte en extensos territorios y es una alternativa al coche para evitarte el tráfico que suele darse en los núcleos de población destacados. ¿Cuáles son las cualidades principales de la bicicleta eléctrica? La principal es la combinación del pedaleo con la asistencia de un motor eléctrico.

Esto quiere decir que la bicicleta eléctrica no comienza a circular sola. Para que el motor eléctrico sea un apoyo en nuestro trayecto, debemos pedalear. En el momento que dejamos de hacerlo, el motor deja de apoyarnos en la marcha. ¿Cómo es posible esto? El vehículo inserta el motor sobre el eje de la rueda para saber cuándo debe colaborar con el ciclista. Además de esto, para que consideremos que una bicicleta es eléctrica debe tener las siguientes características:

  • Su potencia no debe superar los 250W
  • No debe pesar más de 40 kg.
  • El motor se debe desconectar a partir de los 25km/h.

Cabe decir que las bicicletas eléctricas urbanas presentan numerosas formas, aunque el que más se repite es aquel que simula a la bicicleta holandesa. También existen bicis eléctricas plegables que facilitan exponencialmente su transporte.

Bicicletas eléctricas urbanas de alquiler.

Tipos de bicicletas de montaña

Montar en bici por la montaña es una experiencia que se ha ido especializando con el paso del tiempo. Ya no encontramos las bicicletas de montaña estándar que a todo el mundo se le viene a la mente. Ahora, según la actividad detallada que se quiera realizar en este tipo de terreno, es preciso emplear un tipo u otro. La variedad de bicicletas de montaña es una realidad que te mostramos a continuación:

Bicicleta cross country

Allá adonde vayas, contemplarás una bicicleta de montaña estándar, pues bien, estas son denominadas cross country o rally. Las bicicletas playeras dieron lugar a este modelo en torno a los años 80. Era necesaria una bici que permitiese recorrer los terrenos irregulares y rocosos de montaña. El resto de vehículos de pedales existentes no eran suficientes, ya que se averiaban con facilidad.

Teniendo esta necesidad en cuenta, las bicicletas playeras comenzaron a emplearse para este fin más exigente. Paulatinamente, se le fueron retirando determinadas características -como el guardabarros y los adornos- y se le fueron añadiendo otras –como las marchas y los frenos adaptados de la motocicleta-. De esta forma surgieron las bicicletas de montaña estándares o cross country.

Bicicleta de montaña estándar.

Estamos hablando de uno de los más importantes avances del ciclismo en el siglo XX. Antes era impensable que una bicicleta se introdujese por unos trayectos tan irregulares e inclinados. Dentro de este tipo de bicis, encontramos cualidades que varían: algunas tienen suspensión trasera, otras solo delantera, determinadas presentan ambas y hay bicis de montaña que no tienen ningún tipo de suspensión. Suelen estar fabricada de aluminio o fibra de carbono y son bicicletas polivalentes en terrenos no muy complicados.

La bici de montaña estándar ha dado paso a una gran variedad de modalidades. Sigue leyendo para descubrir las más destacadas. ¡Cada una de ellas tiene una misión específica!

Bicicleta de enduro (All Mountain)

Quizás, seas un apasionado de los descensos en bicicleta por montaña. Si esto es así, las bicicletas de enduro serán tu vehículo ideal para realizarlas. Tienen una suspensión con un recorrido de hasta 180 mm. Esto sumado al tipo de ruedas que posee, te permitirá saltar cualquier obstáculo que te encuentres. Además, el grosor de dichos neumáticos, provoca que sus frenos de disco sean más grandes de lo habitual.

Son bicicletas con doble suspensión y protagonizan la modalidad All-Mountain, un tipo de competición de montaña que cada vez tiene más adeptos. ¡La diversión, la exigencia física y los descenso vertiginosos nunca habían estado tan unidos!

Ciclista practicando enduro con su bicicleta específica.

Bicicleta de descenso o down hill

Si las bicicletas de enduro valen para descensos importantes, las bicicletas down hill están hechas para bajadas extremas. Sus suspensiones trasera y delantera pueden alcanzar un recorrido de 200mm. Son un tipo de bicicletas elaboradas, sobre todo, para realizar descensos complejos, por lo que el pedaleo queda en un segundo plano en este vehículo de dos ruedas.

La modalidad deportiva que se suele practicar con esta bicicleta lleva el nombre de descenso o down hill. Aquí te dejamos un vídeo para que puedas contemplar las espectaculares bajadas del down hill.  La marca Redbull es la encargada de regalarte el descenso de este deportista:

Fat bike

Es probable que te suenen unas bicicletas con las ruedas exageradamente anchas. Pues bien, esta tipología son las denominadas fat bikes. El enorme balón delantero de este tipo de bici es el motivo principal por el cual a este vehículo no le hace falta suspensión delantera (aunque hay bicis que si la incluyen).

Pero, ¿por qué unos neumáticos tan anchos? La respuesta la encontramos en la finalidad que poseen.  Las fat bikes están diseñadas para rodar en superficies con nieve, arena o barro, por lo que es preciso que tengan un agarre mayor que el resto de vehículos. ¡Prueba tus habilidades en una bici de este tipo!

Las fat bikes son las bicicletas con las ruedas más anchas.

E-bike

Cuando hablamos de e-bikes, nos referimos a las bicicletas de montaña eléctricas. Los terrenos montañosos pueden resultar bastante duros, pero gracias a la incorporación de las baterías eléctricas en estos vehículos, el recorrido ya no se hace tan intenso.

Las e-bikes presentan unas características similares a las de las bicicletas de montaña estándares (salvo la batería). La regla es la misma que en las bicicletas eléctricas urbanas: la ayuda de la bicicleta siempre llegará mientras pedalees. Este tipo de vehículo es ideal para gente que tenga algún problema o limitación física aunque, eso sí, son vehículos bastante caros.

¿El problema más evidente de utilizar este tipo de bicicleta? La duración de la batería. Si queremos realizar trayectos más largos con una e-bike, es probable que la batería no nos dure todo el recorrido. ¿Te has montado alguna vez en una bicicleta eléctrica de montaña? ¿Cómo fue la experiencia?

Tipos de bicicletas deportivas fuera de montaña

El deporte con la bicicleta no es solo exclusivo de la montaña. El asfalto es un buen medio para poder moverte con tu bici, no obstante, esta debe cumplir unas características que no incluyen las bicicletas de montaña. ¿Quieres saber cuáles son las bicicletas deportivas fuera de montaña? ¡Te las contamos!

Bicicleta de pista

Se trata de otra de las bicicletas que han aprovechado el “boom” de lo vintage. La bicicleta de pista, también denominada fixie, presenta una forma muy similar a la de carretera. ¡Aparentemente podrías no diferenciarlas! No obstante, debes saber que la bicicleta fixie, aparte de ser muy ligera, no presenta marchas.

Al tener un piñón fijo, el freno contrapedal le viene como anillo al dedo. Profesionalmente, ¿dónde podemos ver estas bicicletas? Las competiciones en pistas al aire libre o en velódromos son los dos enclaves donde se emplean dichos vehículos.

En la actualidad, las fixies se fabrican de múltiples formas: las hay que se asemejan un aspecto más perecido a las bicicletas de competición modernas y también existen versiones con una apariencia más tradicional.

En cualquier caso, hablamos de bicicletas idóneas para todo aquel que desee hacer ejercicio en territorios llanos y asfaltados. Si buscas recorrer trayectos más inclinados, ¡esta no es la bicicleta ideal!

Bicicleta de pista.

Bicicleta de carretera

Cuando quieras pedalear en carretera o en zonas asfaltadas una distancia considerable con subidas y bajadas, la mejor opción es la bicicleta de carretera, también conocida como bicicleta de carreras. La velocidad es el principal ingrediente de estas joyas que inundan la carretera de ciclistas profesionales y principiantes.

Las características externas de este vehículo permiten que todo aquel que monte en la bici pueda adoptar una postura aerodinámica que favorece la rapidez del desplazamiento y la transmisión de potencia a los pedales. Los neumáticos estrechos de alto rendimiento son de grandes pulgadas, algo que también favorece la velocidad de desplazamiento.

El manillar es uno de los aspectos más particulares de esta tipología de bici. Es bajo, para que el ciclista pueda erguirse, y adopta distintas formas según el tipo de competición en el que se encuentre el ciclista. El más típico es aquel con forma de curva, tal y como vemos en la siguiente imagen.

Bicicleta de carretera o de carreras.

BMX

Las BMX surgieron entre finales de los años 70 y principios de los 80 en California. Fueron modelos creados, en un principio, para simular a las motos que participaban en los campeonatos de motocross. Según fueron avanzando las décadas, la BMX se fue convirtiendo en algo más que una bicicleta. La BMX también se consagró como una pieza clave en el deporte callejero y en la forma de divertirse de multitud de jóvenes de todo el mundo.

La BMX presenta un tamaño pequeño, unas ruedas reducidas que permiten mayor manejabilidad del vehículo y un manillar bastante ancho para asegurar una conducción más precisa. Los asientos se colocan bajos, por lo que no es muy cómodo sentarse en ellos. Esto no supone un problema, ya que las BMX no están pensadas para dar paseos con ellas.

Por un lado, estamos hablando de bicis pensadas para emplearse en el deporte homónimo extremo. El Bicycle motocross es una competición donde sus participantes brincan en pistas de tierra o asfalto parecidas a las de motocross. Además, las BMX también son bicicletas pensadas para realizar acrobacias y distintos trucos en pistas de skate. La moda FreeStyle se ha expandido con gran fuerza en numerosos países del mundo.

En ambos casos, el éxito de los movimientos no solo dependerá de la bicicleta, también será responsabilidad del deportista, que debe tener un mínimo de resistencia física, agilidad y equilibrio. En la versión FreeStyle, para dotar de mayor complicación a las maniobras, los deportistas añaden unos pegs –colocados en la rueda trasera y, a veces, en la delantera-. ¿Te has puesto a prueba practicando acrobacias en una BMX alguna vez? ¡Tienes que probarlo!

Competición de BMX.

¿Cuál de los modelos que te hemos mostrado en este artículo es el que más te gusta? ¡Cuéntanoslo en nuestro blog o en nuestras redes sociales!

Si deseas tener unas excursiones y unos días de pedaleos sin sobresaltos, ya sabes que puedes asegurar tu bicicleta en nuestro comparador. Nunca se sabe lo que nos puede costar un disgusto con la bici, por ello, ¡contrata el seguro que más se adapte a tus necesidades! Si te gustó el artículo, los que te recomendamos a continuación te pueden interesar:

Banner de bicicletas.

Principales tipos de bicicletas
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *