Seguros de amor: las compañías chinas “apuestan” contra la fidelidad de los universitarios

corazon roto "seguros de amor chinos"

 

Pagarte una considerable suma de dinero, encargarse de las flores de tu boda o regalarte un diamante con forma de corazón… Son algunas de las ofertas que hacen las compañías a los jóvenes chinos en sus “seguros de amor”. Una apuesta contra la durabilidad de las relaciones entre estudiantes que ha resultado ser un gran éxito comercial.

 Lo adelantaba el Global Times con motivo del ya famoso Día del Soltero. Las compañías de seguros chinas están haciendo su particular “agosto” a costa de las promesas de amor eterno de los jóvenes del país. Y es que estas compañías han comenzado recientemente a lanzar estos “seguros de amor”. Lo que en realidad es una apuesta contra el futuro de dichas relaciones.

Como todos sabemos, para que un producto asegurador sea rentable, tiene que asentarse sobre una base lógica de estadísticas favorecedoras. O lo que es lo mismo: si la mayoría de coches tuviesen accidentes en lugar de una minoría estadística del conjunto, las compañías no ofrecerían seguros de coche, o no al menos a precios tan competitivos. Si no que sus precios serían astronómicos. Lo suficiente para que a las aseguradoras les siguiese saliendo rentable costear las reparaciones de dichos accidentes.

De ahí que las primas del seguro suban cuando sube la siniestralidad, que los fraudes al seguro sean tan perjudiciales para todos (compañías y asegurados), o que se den casos de aseguradoras que rechazan a un determinado conductor por su alta siniestralidad. Porque no es rentable. Todo se basa en la rentabilidad de las estadísticas.

Por eso no extrañará a nadie que las compañías asiáticas hayan descubierto toda una veda en los estudiantes. Según las estadísticas que manejan las aseguradoras, el 68% de las jóvenes parejas chinas se rompe tras graduarse. En gran parte debido a la reubicación o traslado tras acabar sus estudios universitarios. Además, según recientes encuestas, el 40% de los jóvenes chinos afirmó que su relación más larga fue de entre uno y tres años. El 44% la situó en menos de un año, y sólo el 16% superaba el trienio.

jovenes asiáticos pareja rota corazón roto "seguros de amor chinos"

Cómo cobrar la “indemnización” del seguro de amor

“¿Un seguro de amor? ¿Me pagarán si las cosas no salen bien con mi pareja? No estaría de más un estipendio económico cuando estás emocionalmente hundido”. Pues la respuesta es un no rotundo. Las compañías chinas sólo pagan, precisamente, a partir del tercer año. O lo que es lo mismo, si tu relación se mantiene. A partir ahí, la pareja tendrá que casarse en los siguientes diez años para recibir, finalmente, la indemnización de la póliza que contrataron. Como decíamos anteriormente, todas las estadísticas están contra ellos.

De este modo, las aseguradoras se lucran apostando contra la fidelidad de los jóvenes chinos. Y lo están haciendo de forma exponencial, aprovechando la cada vez mayor venta online de pólizas en China, aprovechando campañas como la del Día del Soltero (11.11) o el San Valentín chino (que se celebra en la Noche de los Sietes, el séptimo día del séptimo mes lunar). Fechas que no sólo disparan el consumo, sino que se convierten en el contexto adecuado para regalar a la pareja uno de estos seguros. Y es que hablamos de firmar un contrato en el que juramos fidelidad a la pareja.

En definitiva, un producto con una gran acogida en un país como China, donde las relaciones entre jóvenes son mucho más conservadoras que en Occidente. Mientras aquí es mucho más habitual tener sucesivas parejas sexuales durante la etapa universitaria, allí no es algo que socialmente esté muy aceptado. Si no que es mucho más habitual que llegar hasta ese punto de la relación sea la consecuencia de un compromiso mucho más duradero. Por eso “apostar por su amor”, resulta un regalo ideal para las citadas fechas, pues siempre es romántico decirle a sus parejas que ellos romperán las estadísticas, o que los años no afectarán a la pasión que mantienen el uno por el otro. Puro romanticismo.

Aunque también habría que decir que la oferta de las susodichas aseguradoras es suculenta para estas parejas primerizas: por el módico precio de una póliza de 399 yuanes (unos 55 euros), recibirán un diamante de medio quilate si se casan en los siguientes 13 años (se puede cobrar a partir del tercero). O pagar 99 yuanes (casi 14 euros), y recibir 1.999  (275 euros) en efectivo si se casa en el mismo plazo.  Mientras que otros ofrecen una póliza de también 399 yuanes, a cambio de regalarles 10.000 rosas rojas en el día de su boda. Siempre que la celebren en los diez años siguientes a la contratación. Ofertas nada desdeñables…si están seguros de que durarán juntos.

¿Tú qué opinas? ¿Te parece de mal gusto que las aseguradoras se lucren del fracaso de las parejas? ¿O es lícito y te parece romántico premiar a las que verdaderamente superen los obstáculos? ¿Cuánto ha durado tu pareja más larga? ¿Crees que este producto asegurador funcionaría en Europa? Deja tu opinión en los comentarios.

Seguros de amor: las compañías chinas “apuestan” contra la fidelidad de los universitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *