Tiña en Caballos: Síntomas y Tratamiento

La tiña equina, también llamada dermatofitosis, es una enfermedad muy común en los caballos que afecta principalmente a la piel. Se trata de una infección producida por hongos que se puede trasmitir a través del contacto directo con caballos infectados o indirectamente con los accesorios de nuestro caballo. Veamos cuales son sus principales síntomas y su tratamiento.

La tiña equina es una enfermedad infecciosa.

Es importante detectar la infección cuanto antes para poder suministrar a nuestro caballo el tratamiento necesario y evitar que el resto de caballos acaben infectados.

¿Cómo sé si mi caballo tiene tiña? Síntomas

Para detectar esta enfermedad debemos poner atención a los signos y síntomas que tiene nuestro caballo. Lo más probable es encontrarnos con manchas, pérdida de pelo en determinadas zonas y costras en la piel del animal.

Las zonas más propensas a mostrar los signos de infección son la cara, el cuello y la zona lateral del torso. En las patas, la crin y la cola no es muy común ver síntomas, aunque también puede darse el caso.

El clima también afecta a la aparición de esta enfermedad. Si nos encontramos en una zona con un tipo de clima templado, la infección será más común durante el otoño y el invierno, mientras que en otros tipos de clima como el tropical, lo más habitual será encontrarnos con esta infección en épocas de lluvia.

La incubación lleva su tiempo y puede tener una duración desde una semana hasta un mes.

Si no se detecta a tiempo para empezar pronto con el tratamiento, los síntomas se extenderán y crecerán, además de propagarse el virus debido a su alto nivel de contagio.

 La tiña equina, una enfermedad de la piel.

¿Qué hago si mi caballo tiene tiña? Tratamiento

El tratamiento que debemos llevar a cabo en el caso de que nuestro caballo tenga tiña puede variar por lo que lo primero que debemos hacer es avisar a nuestro veterinario. Es cierto que no se trata de una urgencia, pero el veterinario debe saberlo cuanto antes para poder hacer un diagnóstico y recomendarnos el tratamiento específico que necesita nuestro caballo.

El aislamiento es esencial en estos casos. Debemos mantener al caballo enfermo separado del resto de animales si no queremos acabar contagiando a todos. Pero no solo eso es suficiente para evitar la infección, también es necesario desinfectar los materiales y las instalaciones para evitar el contagio.

¿Cómo se cura la tiña?

Las claves para curar a nuestro caballo si este tiene la tiña son:

  • Rasurar el pelo alrededor de la zona infectada para eliminar la principal fuente de alimento del hongo causante de la infección. La queratina es la proteína que compone el pelo del caballo y de lo que se nutre el hongo que causa la tiña.
  • Lavar las heridas es algo necesario para acabar con el hongo dañino.
  • Aplicar alguna crema o loción antifúngica para matar al hongo y evitar la aparición de nuevas infecciones.
  • Mantener las heridas limpias, secas y al aire libre. Los ambientes húmedos y oscuros son una de las causas por las que este hongo se reproduce, por el contrario, los lugares secos y luminosos matan al hongo.
  • Desinfectar el entorno de nuestro caballo, sus pertenencias e incluso a nosotros mismos. La tiña es muy contagiosa por lo que debemos prevenir antes de curar.
  • Lo último que debemos hacer ante esta infección es evaluar el progreso que hemos conseguido en nuestro caballo infectado. Si aun siguiendo estos pasos para la curación de la tiña, no notamos mejoría alguna, es posible que nuestro caballo tenga un problema mucho más grave y que necesite un tratamiento más específico y probablemente que solo el veterinario lo pueda llevar a cabo.

Generalmente siguiendo estos consejos y siempre acompañándolos con una buena higiene, nuestro caballo mejorará notablemente. Recordar que el veterinario debe estar siempre informado del estado de salud de nuestro animal, él mejor que nadie nos dará los consejos más adecuados para cada caso en particular.

La tiña equina, una enfermedad de la piel.

¿Es fácil diagnosticar tiña?

El diagnóstico de la tiña puede llegar a crear mucha confusión. Hay muchas posibilidades de confundir la tiña con otro tipo de enfermedades relacionadas con la piel del caballo como puede ser la sarna.

La confusión se debe a que las infecciones de la piel muchas veces afectan al caballo de forma muy parecida. Provocan irritación principalmente, y diversas molestias, además de una pérdida considerable del rendimiento de trabajo y del estado de ánimo.

A esto se le suma el periodo de incubación, que como hemos dicho antes es bastante amplio, por lo que el diagnostico se complica aún más.

Lo más concreto y eficaz para detectar la tiña es la realización de una biopsia de cultivo de escamas y costras del animal.

¿Es posible que los humanos se infecten de tiña?

, es muy difícil que esto ocurra pero es posible. La tiña es muy contagiosa y el simple contacto con el pelo del caballo, las heridas o incluso otros elementos con los que haya mantenido contacto el caballo, es suficiente para que otro caballo, animal o persona se contagie.

Es cierto que hay diferentes tipos de tiña, y según el tipo de hongo que esta contenga es más o menos probable que pueda afectar a los humanos. El nombre del hongo que puede contagiarse entre humanos es Tricophyton.

Siempre y cuando mantengamos a nuestros caballos bien cuidados y en unas condiciones óptimas, es difícil que contraigan este tipo de enfermedades, en nuestro artículo Cómo cuidar a un caballo, os damos las claves necesarias.

Banner de seguros para caballo

Tiña en Caballos: Síntomas y Tratamiento
4.9 (98.33%) 12 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *