Las 7 Tradiciones Navideñas más peculiares del mundo

Cada país tiene sus propias costumbres en esta época. Sin embargo, unas sorprenden más que otras. En este artículo repasamos las tradiciones más peculiares y originales que nos deja la Navidad.

Si hay algo que nos caracteriza a los seres humanos, esas son las tradiciones que celebramos durante todo el año y que tienen fuertes lazos con nuestras raíces. Ningún país se salva de estas costumbres propias, aunque unas son más peculiares que otras.

Chica sonriente en un ambiente navideño.

Las fechas navideñas nos muestran una amplia gama de tradiciones curiosas que seguramente sorprendan a todo aquel que no las conozca. Japón, Ucrania, Noruega o, incluso, España, cuentan con rituales que todas las Navidades sus ciudadanos repiten para llamar a la buena suerte. ¿Quieres descubrir las tradiciones navideñas más peculiares del mundo? ¡Lee atentamente este artículo!

Esconder las escobas

No es que los ciudadanos del país que celebra esta tradición quieran evitar barrer sus hogares, ya que los noruegos en limpieza tienen un aprobado alto. Nos referimos a una tradición nórdica con unos aires enigmáticos y espirituales únicos.

Hace cientos de siglos, el pueblo noruego tenía una percepción distinta de las vísperas navideñas. Para los antepasados de este país, estos días previos a la Navidad eran aprovechados por brujas y espíritus malignos para adueñarse de las escobas de los hogares y, de esta forma, poder volar y expandir el mal.

¿La respuesta de los noruegos a esta leyenda cuál fue? Esconder las escobas en un lugar oculto en la casa, por si acaso estos personajes malvados aparecían. Por si esto no fuera suficiente, en épocas pasadas, los hombres salían a la calle y disparaban al aire para espantar a los posibles espíritus.

Esta leyenda se ha mantenido hasta nuestros días y, aún hoy, muchos noruegos siguen escondiendo las escobas en rincones seguros de sus casas. ¿Te ha desaparecido alguna vez una escoba antes de Navidad? ¡Empieza a preocuparte!

Escobas boca arriba.

Comida de Navidad en el KFC

El marketing no tiene fronteras y lo que puede ser una simple campaña comercial puntual, puede convertirse, con el paso del tiempo, en una tradición que seguirán las generaciones descendientes. Que se lo pregunten a KFC en Japón.

La franquicia de restaurantes de comida rápida especializada en pollo frito consiguió hacerse con un hueco en las tradiciones navideñas niponas. En los años 70, esta marca lanzó una campaña publicitaria denominada “Saunders Claus”, en la cual animaba a todos los ciudadanos japoneses a acudir a sus locales el día de Navidad y pedir pollo frito.

El éxito fue mayor del esperado por muchos, ya que los nipones siguen acudiendo todas las Navidades a esta franquicia para celebrar estas fiestas. La popularidad de esta costumbre es innegable, ya que muchos ciudadanos de este país encargan el pollo en octubre para asegurárselo en sus mesas. ¿A que te ha entrado hambre?

Local KFC.

Atar a los padres para conseguir regalos

En esta costumbre navideña, los niños son los auténticos protagonistas. Toda Yugoslavia celebraba esta tradición que aún los serbios siguen festejando. Dos domingos antes del 25 de diciembre da comienzo este ritual que se repite en la mayoría de hogares serbios.

Los niños de cada casa se encargan de retener a su madre, atándola a una silla. Acto seguido los hijos pronuncian las siguientes palabras para pedir algo a cambio de su liberación: “Día de la madre, día de la madre, ¿qué darás para que te dejemos libre?”. Tras ello, la madre es liberada ya que guarda regalos para repartírselos a sus hijos. El domingo previo a la Navidad, sucede lo mismo pero con el padre.

El desenlace es idéntico, por lo que los más pequeños de cada casa tienen todas las Navidades ración doble de regalos. Ni Papá Noel ni Reyes Magos, en Serbia los encargados de repartir los regalos son los padres. ¿El regalo siempre estará a la altura de la liberación?

Madre e hijo sonriendo.

Arañas y telarañas en el árbol navideño

Si te comentamos que en Ucrania ponen en el árbol de Navidad, aparte de la decoración típica, arañas y telas de araña, pensarás que han incluido elementos de Halloween. Sin embargo, todo lo incorporado no tiene nada que ver con la noche de los muertos.

Dicha costumbre ucraniana procede de una leyenda peculiar que se transmite en dicho país. Esta cuenta la historia de una pobre viuda que, al carecer de recursos económicos suficientes, no pudo decorar el árbol navideño.

No obstante, el pequeño árbol contaba con una residente inesperada: una araña. Esta se encargó de distribuir telarañas por todas las ramas del mismo, de tal forma que la decoración del árbol fue posible (de una forma particular) y la familia de la pobre viuda vivió unas Navidades felices y prósperas.

A día de hoy, los ucranianos ocultan telarañas y arañas artificiales en sus árboles navideños rememorando esta historia peculiar. La leyenda señala que todo aquel que las encuentre gozará de buena suerte. ¿No te parece una costumbre muy bonita?

Araña en su telaraña en un árbol.

El ritual frío de bañarse en agua helada

En este apartado nos referimos a una de las tradiciones navideñas más conocidas o visibles de la lista. Ya no nos resulta nada extraño contemplar en las noticias a gente bañándose el día de Navidad en lagos helados. Se trata de un ritual muy extendido en países como Alemania, donde están más acostumbrados al frío.

Desde hace bastantes años, todos los 25 de diciembre, los alemanes acuden a las casi congeladas aguas del lago Orankesee (Berlín) para darse el último baño del año, rodeados de nieve y bloques de hielo. Solo imaginarse la escena ya provoca un escalofrío en todo el cuerpo.

El club Berlin Seals es el encargado todos los años de organizar este evento que ya es todo una tradición para los ciudadanos berlineses más valientes y calurosos. ¿Te atreverías a seguir esta costumbre alemana?

Lago en Berlín.

La Befana, una costumbre italiana exclusiva

La Befana es una anciana que vuela sobre una escoba, con la cual se desplaza para entregar regalos a los niños la noche del 6 de enero. No la confundas con una bruja. La Befana siempre tiene el rostro sonriente y busca recompensar a todos los pequeños que han sido buenos con caramelos y chocolatinas, entre otros regalos. Eso sí, aquellos que no lo fueron durante el año, en la noche de la epifanía solo recibirán carbón.

Italia es el país encargado de seguir una costumbre que, según la leyenda, guarda relación con la historia de los Tres Reyes Magos. Según el cuento popular, en su trayecto a Belén, los tres magos se encontraron con esta anciana. Estaban perdidos y la Befana les situó en el camino correcto, además de regalarles bolsas de dulces, regalos y carbón.

Melchor, Gaspar y Baltasar valoraron ese gesto de generosidad de la anciana y la invitaron a que se sumara con ellos en la búsqueda del niño Jesús. Sin embargo, la respuesta de la longeva mujer fue negativa, contestación de la que más tarde se arrepintió.

El remordimiento de conciencia provocó que saliera en búsqueda de los tres magos sin éxito. Como muestra de arrepentimiento, comenzó a repartir dulces y chucherías a los niños que se encontraba por el camino. ¿Habías oído hablar de esta generosa anciana?

Befana italiana.

Tradiciones navideñas en España

Lo cierto es que España tiene tradiciones bastante peculiares que llaman la atención fuera de nuestro país. En este post, hemos destacado las doce uvas de Fin de Año, el caganer y el Caga Tió.

Historia de las uvas de fin de año

Las doce uvas que nos comemos en Nochevieja son un ejemplo claro de ello. ¿Cuándo empezó esté ritual a llevarse a cabo por todo el país y por qué?

En el año 1909, un excedente de la cosecha de uvas en Alicante tuvo la culpa de que esta costumbre se pusiera en marcha. Desde entonces, comer doce uvas en los últimos segundos de Noche Vieja implica tener buena suerte al año siguiente.

El significado del caganer

El caganer es otra de las tradiciones más populares. Esta peculiar figura que adorna los belenes de múltiples casas españolas es una idea catalana que se ha expandido por otros países como Italia, Andorra y Portugal.

¿El significado de esta figura en los belenes? Muchos explican su presencia porque se trata de una representación de la fertilización de la tierra y, como consecuencia, la aparición de una buena cosecha. Por lo tanto, todo aquel que ponga un caganer en su belén, gozará de un año buena suerte y salud.

Caganer en el belén.

Los regalos del Caga Tió

Por último, no nos podíamos olvidar del Caga Tió, también de procedencia catalana. Este “leño que hace popó” es un tronco con sombrero rojo encargado de expulsar dulces y regalos en Noche Buena.

¿Qué deben hacer los niños para que esto sea así? Aunque parezca mentira, los pequeños deben apalear al tronco, mientras este está semicubierto con una manta o lona.  Además de ello, deberán reproducir cánticos típicos. Si todo ha salido bien, el Caga Tió expulsará regalos o dulces debajo de la manta cuando sea destapada por los niños.

Si te ha gustado este artículo, también te interesan:

Las 7 Tradiciones Navideñas más peculiares del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *