Viajar con perro en el coche

¿Qué debo instalar en mi coche para que mi mascota viaje segura? ¿Cuáles son los lugares del vehículo más adecuados para viajar con mi perro? Si no le ato en el coche, ¿podría recibir una multa por ello? Responde a estas preguntas y a más en el siguiente artículo.

Viajar con nuestra mascota siempre ha sido una decisión que nos ha costado tomar. En muchos casos, no sabemos cómo debemos colocarla en nuestro vehículo y, en otros, nos confiamos en demasía, poniéndola en peligro. “Es un viaje muy corto y voy despacio; pobrecito, es que  no va cómodo; conduzco con cuidado, no va a pasar nada…” Estos, son muchos de los comentarios que escuchamos día a día, y que ponen en peligro innecesario la vida de nuestro mejor amigo.

Perro sonriendo mientras viaja en un coche.

Todas estas frases debemos borrarlas de nuestra cabeza; ante todo está la seguridad de nuestro fiel compañero. Para garantizar la salud y el bienestar de nuestro perro en un viaje, es necesario conocer una serie de aspectos que te aclaramos en este artículo. La normativa, los mejores elementos de seguridad y los lugares idóneos para colocar a tu mascota en el coche, son puntos fundamentales que aprenderás en esta guía. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

Normativa para llevar a un perro en el coche de viaje

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de dar algún consejo sobre cómo llevar a tu perro en el coches es la normativa que hay en torno a esta situación. La DGT dedica unos párrafos de su reglamento a circunstancias de este tipo, aunque tampoco profundiza mucho en esta temática.

El texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en su capítulo I, en el artículo 11, es el encargado de guiarnos en este asunto. Al principio comenta que todo conductor debe mantener su propia libertad de movimientos, un campo de visión adecuado y una atención permanente para garantizar la seguridad de todos los integrantes del vehículo. Sobre las mascotas, el artículo solo señala que “deberá cuidar la adecuada colocación de los objetos y animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Con todo ello, sacamos la conclusión de que, siempre que vayamos a viajar con nuestro perro en el coche, deberemos colocare adecuadamente en el mismo, de tal forma que no nos distraiga en la conducción. Por lo tanto, se deduce que el perro no puede ir suelto bajo ningún concepto; sería una posible distracción muy peligrosa. ¿Tienes claro esto? ¡Estás preparado para leer el siguiente punto!

Perro situado en el asiento trasero de un coche.

Sistemas de seguridad para viajar con perros en coche

Una vez ya sabemos todo lo referido a la normativa vigente, es hora de conocer cuáles son los sistemas de seguridad más conocidos para viajar con nuestra mascota en el coche. Aquí te señalamos los principales.

Cinturón de un anclaje homologado para perros

Es la mínima sujeción que debemos darle a nuestro can. Con ella, no solo garantizamos su mayor seguridad, sino también, la de los pasajeros del coche, ya que, en un frenazo brusco, a unos 50 kilómetros por hora, el peso del animal se multiplicará por 35.

Por ejemplo, un mastín cachorro de 20kg ¡aumentaría su peso en más de media tonelada! Imagina ese peso chocando contra el asiento de delante. Es mejor prevenir que cargar con la culpa de no haber hecho algo tan sencillo como “perder” tres minutos de tu tiempo en ponerle el cinturón de seguridad a tu mascota.

A pesar de mejorar la protección de nuestro fiel compañero, este sistema presenta algunos “contras”. ¿Cuáles? El principal y el más grave es que, el mosquetón puede romperse si el peso del animal y el frenazo son elevados. Aparte de esto, también es probable que el can sufra determinadas lesiones por el tirón del cinturón.

Perro pequeño con un cinturón de seguridad no apropiado para perros.

Arnés de doble anclaje homologado

Es recomendable que el animal lleve un arnés con dos enganches, ya que, como hemos dicho antes, un solo mosquetón puede soltarse y nuestro perro chocaría contra el asiento delantero. Estamos hablando del sistema más recomendado para viajar con tu perro en el coche. ¿Por qué? Porque colocando adecuadamente este arnés, la sujeción de nuestra mascota será mayor y evitaremos que sufra diversas lesiones musculares en un posible accidente.

La mejor forma de sujetar un arnés de estas características es la siguiente: haz que pase sobre la cabeza del perro (por ejemplo) y alrededor de su toráx, sujetándolo al cinturón de seguridad. Para mejorar su retención en caso de impacto, es mejor que los enganches se encuentren a ambos lados del cuerpo. Esto mejorará la distribución de su peso y lo retendrá mejor en su asiento.

Transportín perro para viajar en coche

Uno de los sistemas más efectivos para proteger a tu mascota, es colocarla en un transportín. Se trata de un compartimento -en la mayoría de casos de plástico- donde se introduce a nuestra mascota. La colocación del mismo es diversa (en el suelo detrás del asiento delantero, en el maletero, etc.), ya que depende del tamaño de la mascota.

Una de las principales ventajas de este sistema es que, si tu perro está acostumbrado al transportín, sufrirá menos estrés durante el transporte. Otro punto a favor del transportín es que mantendrá libre de pelos a tu coche. Sin embargo, todo no es color de rosas.

Los principales inconvenientes de esta medida de seguridad los encontramos si la colocamos en el maletero. En él, el transportín, en ocasiones, está expuesto a altas temperaturas, lo que puede provocar golpes de calor en nuestra mascota. Además, en el caso de que un coche colisione con nosotros en la parte trasera, nuestro fiel compañero puede resultar gravemente herido.

  Border collie listo para viajar en coche gracias a un transportín.

Red o separador de perros

Esta rejilla divisoria permite que nuestro perro vaya en el maletero de una forma mucho más holgada y cómoda. Es una red que se coloca desde el suelo del maletero hasta el techo del vehículo, imposibilitando que el perro pueda ocupar las zonas de los asientos de pasajeros. ¿La principal ventaja de este sistema? Se trata de una medida muy cómoda para transportar a perros grandes. No obstante, los perros corren un serio peligro, tanto por colisión con otro vehículo como por un golpe de calor.

¿Dónde llevar al perro en el coche?

Es una pregunta que puede parecer absurda, pero que bastante gente no contesta adecuadamente. Muchos de los que tenemos perro hacemos deducciones incorrectas que provocan que coloquemos en un lugar inadecuado a nuestro can, ya sea por su tamaño o por situarlo muy cerca del conductor.

Lo primero que debemos tener claro es que el perro no puede colocarse en el asiento delantero, independientemente de si contamos con las medidas de seguridad pertinentes o no. Llevar a nuestro perro de copiloto es una distracción que incumpliría el artículo 11 que hemos señalado en apartados anteriores.

Cuando atemos a nuestra mascota con cinturones de uno o dos arneses, esta debe ir detrás de los asientos delanteros. Hay que evitar colocar al can en el asiento del medio, puesto que puede salir disparado hacia el parabrisas en el caso de que el cinturón falle.

viaja seguro con tu perro

Si empleamos transportines para viajar con el perro en el coche, su colocación variará dependiendo de nuestro perro. Si nuestra mascota es de pequeño tamaño, es muy recomendable situarla en el espacio que hay en el suelo detrás del asiento del conductor. ¿Por qué detrás del asiento del conductor? Es sencillo, cuando tenemos un accidente, inconscientemente, giramos el volante hacia la izquierda, para no chocar directamente contra el objeto, por lo que si tu mascota está detrás de ti, estará más segura.

En el caso de que el perro sea más grande, el transportín de viaje deberá situarse en el maletero, justo el mismo sitio donde irá nuestro fiel compañero si instalamos unos separadores de perros. Si tenemos un maletero grande, la manera en la que nuestro perro irá más seguro será colocar en él un trasportín colocado en sentido trasversal y una rejilla divisoria estable (para intentar evitar la deformación de los asientos traseros con el impacto).

Como nuestro animal está colocado de manera transversal a la dirección de la marcha, las cargas se distribuirán por todo el cuerpo y no se comprimirá la columbra vertebral. Debemos evitar siempre, poner objetos junto al animal, que, en caso de choque, puedan impactar contra él.

Otros consejos para viajar con perro en coche

En caso de que lleves a tu animal en un remolque, debes de tener en cuenta que el Reglamento General de Circulación establece una limitación de velocidad en los vehículos. Parece duro hablar así de este tema, pero es responsabilidad nuestra proteger tanto a nuestras mascotas, como a las personas que van con nosotros en el coche.

Es importante que no se te olvide parar cada dos horas, para tu descanso y para que nuestro perro o gato pueda beber agua fresca y evacuar en caso de que lo necesite. Si nuestra mascota se suele marear en el coche, podemos acudir a nuestro veterinario y que nos recete unas pastillas que lo sedarán levemente durante el viaje. ¿Conoces algún truco para que tu perro vaya tranquilo y seguro en el coche? ¡Coméntanoslo!

Banner de perros.

 

Viajar con perro en el coche
4.8 (96.67%) 18 votes

3 Comentarios

  1. Yo tengo una pregunta. Tengo una furgoneta de estas de carga y tiene separador con la cabina del conductor. Me pueden multar por llevarlas suektas atrás? Creeis k es muy peligroso? No llevo objetos peligrosos detrás.

  2. ¡Qué familiares nos son esos comentarios del tipo: “solo es un momento, enseguida llegamos y voy despacio”! Es cierto que a todos nos da mucha pena y cierta pereza tomar estas medidas para proteger a nuestro perro en los trayectos en coche. Pero, como bien decís, es necesario e imprescindible para evitar un disgusto.

    Tomamos nota de vuestros consejos y los incorporamos a los que nosotros mismos recomendábamos en este post sobre el mismo tema.

    Esperamos sean también de utilidad para vuestros seguidores.

    Saludos.

    • Desde luego Mediterranean, la pereza no puede ser superior a las ganas que tengamos de proteger a nuestras mascotas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *