Arroyomolinos presenta “Corazones azules, patas por el autismo”

Con el impulso de la Concejalía de Educación, Infancia, Adolescencia y Juventud  y la colaboración de diferentes asociaciones se ha puesto en marcha un proyecto de terapia asistida con animales dirigido a los menores que sufren autismo.

En la localidad madrileña de Arroyomolinos el autismo y quienes conviven y sufren con este trastorno psicológico se han convertido en el centro de atención, gracias a una iniciativa de la Concejalía de Educación, Infancia y Adolescencia que se desarrolla con la ayuda de la Oficina de Intervención Asistida con Animales, la Asociación Perros Azules, la Asociación PROTGD y la Federación Autismo Madrid, entidades que colaboran en el proyecto “Corazones azules, patas por el autismo”.

El objetivo de este proyecto es contribuir a que los menores con autismo puedan llegar a ser más independientes y autónomos, así como mejorar sus habilidades comunicativas y proporcionarles herramientas útiles para promover sus relaciones interpersonales de modo que puedan tener una mejor y mayor integración social.

“Corazones azules, patas por el autismo” es un ambicioso programa que desarrollará a lo largo de sesenta y ocho jornadas de terapia asistida con animales. La mitad de ellas se realizarán en un entorno educativo y la otra mitad en un ambiente más laboral. El pasado sábado 27 de enero fue el comienzo oficial de unas actividades donde diez menores de entre 6 y 15 años disfrutarán cada sábado de diferentes sesiones de terapias con animales.

Los menores estarán divididos en dos grupos en función de su edad y de sus características. El primer grupo de 6 a 11 años trabajará en horario de 10:30 a 11:30 horas y el segundo grupo, el de “los mayores” de 11 a 15 años, lo hará a continuación entre las 11:30 y las 12:30 horas.

Está demostrado que los perros empleados en programas de terapia asistida tienen un impacto muy positivo en las personas con autismo, pues son una herramienta y un estímulo multisensorial y motivador con el que se consigue que los alumnos afiancen mejor sus conocimientos y evolucionen de forma más rápida. Además el trabajo en pequeños grupos hace que la atención y el contacto con los animales sea más personalizado.

“Corazones azules, patas por el autismo” ya es una realidad y una vez más se demuestra que los perros son, además del mejor amigo del ser humano, una ayuda para quienes más lo necesitan.

Calcula el seguro para tu perro

Arroyomolinos presenta “Corazones azules, patas por el autismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *