Los 8 Beneficios de Montar en Bicicleta

¿Eres un apasionado de esta actividad física? ¿Sabes cuáles son las ventajas que supone pedalear habitualmente? Consulta los beneficios de montar en bicicleta y practica este ejercicio siempre que puedas.

Somos conscientes de que hacer deporte es necesario para mantenernos sanos y para prevenir numerosas enfermedades. Mucha gente opta por correr, otra tanta por andar, pero cada vez son más las personas que prefieren montar en bicicleta. Con el paso de los años, pedalear se ha posicionado como uno de los ejercicios más extendidos por todo el mundo.

Bicicleta en un parque con el sol de fondo.

Pero, ¿por qué cada vez más gente se suma a esta actividad? Las grandes distancias que puedes recorrer en poco tiempo y la cantidad de lugares a los que te puedes acercar pueden explicar esta fiebre por la bicicleta.

No obstante, las recomendaciones médicas también han tenido mucho que ver en la proliferación de fanáticos de este deporte. Y es que múltiples son los beneficios mentales y físicos que te otorga la bicicleta. ¡Descubre cuáles son a continuación!

Reduce el colesterol malo

Mucha gente sufre auténticos dolores de cabeza intentando reducir su colesterol. El colesterol “malo” –tal y como es conocido el LDL- se elimina con actividades físicas completas. Un ejemplo claro es montar en bici.

Se estima que, con una hora de bicicleta, se queman unas 500 calorías, la mayor parte de ellas en forma de grasas. Por ello, el colesterol LDL se reducirá de forma importante, pero esto no será lo único positivo de pedalear. Por otro lado, el colesterol HDL –el bueno- aumentará, ya que los vasos sanguíneos ganarán flexibilidad.

De esta forma, pedaleando en la bicicleta se evitan numerosas enfermedades cardiovasculares. ¡Practicar ciclismo mejora y hace más resistente a nuestro corazón!

Dos ciclistas recorriendo un camino con zonas verdes a su alrededor.

Fortalece la espalda

Puede parecer sorprendente. A simple vista, no nos planteamos que la postura que adoptamos montando en bicicleta sea buena para la espalda. No obstante, la inclinación de nuestro cuerpo hacia el manillar favorece que los músculos del área lumbar se tensen y se refuercen. De esta forma, ganamos resistencia en esta parte de la espalda, ideal para estabilizar el tronco.

¿Qué problemas futuros evitamos con el fortalecimiento de nuestra espalda? Los dolores de espalda por el sedentarismo, como norma general, desaparecen y la posibilidad de tener hernias disminuye considerablemente.

Para que todo esto sea posible debes mantener una correcta posición del cuerpo mientras montas en bicicleta. ¿Cuál es la postura adecuada? No hay unas pautas fijas, ya que dependiendo del tipo de bicicleta, la espalda deberá acomodarse de una forma o de otra. Por ejemplo, en una bicicleta de montaña, la inclinación de la espalda deberá ser mayor que en una BMX, puesto que las características del manillar y del sillín son totalmente distintas. Descubre los principales tipos de bicicletas que existen.

Ciclista pedaleando en una montaña.

Tonifica los músculos de las piernas

La bicicleta es un instrumento ideal para fortalecer los músculos de las piernas. Cuádriceps e isquiotibiales son los que más trabajan y, por lo tanto, los que más se tonifican. Los gemelos también se ejercitan dando pedales, aunque en menor medida que los otros dos músculos.

Lo mejor de este deporte es que el refortalecimiento característico lo puedes llevar a cabo a cualquier hora del día y de múltiples formas posibles: yendo al trabajo, en el gimnasio, en casa, de excursión en la montaña o de paseo en la ciudad. ¡La flacidez y la debilidad de las piernas llega a su fin practicando bicicleta de forma habitual!

Refuerza las rodillas

Y si el ciclismo es bueno para los músculos de las piernas, también lo es para las rodillas. Estas articulaciones, según nos vamos haciendo mayores, van deteriorándose provocando infinidad de dolores. Determinadas actividades físicas en exceso –como correr- no favorecen el buen estado de nuestras rodillas, ya que desgastan los cartílagos de las mismas acelerando problemas como la artrosis.

Sin embargo, montar en bici no castiga estas articulaciones, todo lo contrario, ¡las protege! Los músculos de las rodillas se desarrollan con esta actividad, implicando una mayor sujeción en estas articulaciones. Además, al recaer la mayor parte del peso del cuerpo en el asiento, las rodillas no sufren, evitando que los cartílagos se desgasten de forma brusca. ¡Hablamos de un deporte de bajo impacto!

Tren inferior de un ciclista pedaleando.

Activa la hormona de la felicidad

Gracias a actividades físicas como montar en bicicleta, nuestra mente tiene un funcionamiento óptimo que le permite la creación de sustancias beneficiosas para nuestro organismo. Es el caso de las denominadas “hormonas de la felicidad”, encabezadas principalmente por la endorfina.

Realizar esta actividad durante una hora favorece la elaboración de dicha hormona. No obstante, si te excedes, los resultados se irán volviendo en tu contra paulatinamente. ¡Montar un rato en bicicleta te hará más feliz!

Elimina la depresión y el estrés

El apartado anterior ayuda a acabar con estos dos trastornos mentales tan complejos. El ejercicio físico permite oxigenar el cerebro y crear determinadas hormonas que ayudan a combatir estos estados negativos. Numerosos  estudios demuestran lo dicho, afirmando que todas aquellas personas que usan la bicicleta son más felices y tienen menos problemas psicológicos.

La depresión y el estrés también se eliminan por el gran poder de evasión que posee el ciclismo. Montar en bicicleta es una actividad que no exige mucha concentración, lo que permite desconectar o escuchar música con total tranquilidad.

Sin embargo, pedalear no hace milagros. En el caso de tener una depresión algo más agresiva, es probable que necesites seguir algunos trucos para eliminarla de tu mente. Para ello, lee cómo combatir la depresión postvacacional. Todos los consejos que te damos te ayudarán aunque no sea después de unas vacaciones.

Montar en bicicleta reduce el estrés

Espanta las infecciones

Montar en bici es la mejor medicina para evitar contraer la mayor parte de las infecciones que te rodean. ¿Por qué? Porque cuando pedaleamos en la bicicleta, nuestro cuerpo produce fagocitos que nos defienden de las bacterias infecciosas que puedan atacar nuestro organismo.

La alimentación saludable combinada con los paseos en bicicleta es una buena forma de mantenerte sano, evitando los virus que se propagan por tu entorno durante todo el año. Por si te queda alguna duda, aquí te dejamos las claves para prevenir la gripe. ¡Pedalea y vive sano siempre que quieras!

Reduce la probabilidad de tener cáncer y diabetes

Múltiples estudios han demostrado que montar en bici es tan saludable y positivo para nuestro organismo, que reduce la probabilidad de padecer enfermedades tan mortales y graves como el cáncer y la diabetes.

El sistema inmunológico se potencia de tal forma, que los fagocitos creados son capaces de eliminar células cancerígenas que vayan surgiendo en el cuerpo del ciclista. Obviamente, no es un remedio infalible, pero cualquier ayuda es buena para combatir males tan extendidos como el cáncer.

Si te ha gustado este artículo, también son de tu interés los siguientes post:

 

Banner de bicicletas.

Los 8 Beneficios de Montar en Bicicleta
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *