“No alimentes al monstruo”, Mutua Madrileña y ANAR contra el acoso escolar

Ambas fundaciones llevan a cabo un manual con recomendaciones de expertos y preguntas y respuestas sobre el problema que sirva de ayuda para padres y profesores. “No alimentes al monstruo” es el título de la campaña lanzada en redes sociales para concienciar a los jóvenes.

Según el II Estudio sobre acoso escolar y ciberbullying, las víctimas de acoso escolar se demoran más de un año, unos 13 meses de media, en pedir ayuda a sus padres, algo que las fundaciones de Mutua Madrileña y ANAR buscan evitar con la publicación de una guía que sirva de refuerzo para que los padres detecten el problema a tiempo.

El objetivo es que, a través de las preguntas y respuestas y las recomendaciones de los expertos que se incluyen en el manual, los padres puedan localizar a tiempo la existencia de acoso escolar en sus hijos que demuestren síntomas de aislamiento, cambios en el carácter, rechazo al uso del móvil, daños en el material escolar o incluso manifestar enfermedades psicosomáticas como dolores de cabeza o de estómago.

El documento, disponible en la web de la campaña #NoBullying, cuenta también con la opinión de expertos de diferentes áreas entre las que se incluyen Educación, Psicología, derecho y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han participado en diferentes conferencias sobre acoso escolar en la sede de Mutua Madrileña.

Además de la guía, ambas fundaciones han puesto en marcha una campaña en redes sociales bajo el título “No alimentes al monstruo”, en la que se relaciona al acoso escolar con un monstruo que continúa creciendo si nadie le detiene. Una forma llamativa para captar la atención de los jóvenes y concienciarles de las graves consecuencias que supone este grave problema.

El mensaje esperanzador de dicha campaña es que el objetivo de acabar con este mal está en las manos de cada persona que es testigo del mismo, y en lugar de ayudar alimenta con sus risas al ‘monstruo’.

"No alimentes al monstruo", la campaña contra el acoso escolar

Los estudios realizados por las fundaciones de Mutua Madrileña y ANAR demuestran que aquellas personas que sufren acoso acaban por denunciarlo, pero de manera muy tardía, ya sea por vergüenza, evitar preocupaciones o porque esperan controlar la situación por ellos mismos. Cuando éstos se ven obligados a confesar, el problema suele estar agravado y es mayor la posibilidad de sufrir daños psicológicos.

Benjamín Ballesteros, psicólogo y director de Programas de la Fundación ANAR, tiene claro cómo no deben reaccionar los padres ante la confesión de su hijo: “Hay tres cosas que los padres no debemos hacer cuando nuestro hijo nos cuenta que sufre acoso escolar: sobrerreaccionar, sobreprotegerles y no implicarle en la búsqueda de soluciones“, señala.

Lo más recomendable es que la familia informe de la situación al centro escolar, incluyendo al tutor y al equipo directivo. En ningún caso se aconseja resolver el problema por nuestra cuenta.

Los niños de entre 12 y 13 años de edad son los más afectados por este problema, según estudios llevados a cabo por ambas fundaciones, siendo la proporción entre niños y niñas muy pareja. Sin embargo, en el caso del ciberbullying, 7 de cada 10 víctimas de acoso son chicas.

“No alimentes al monstruo”, Mutua Madrileña y ANAR contra el acoso escolar
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *