Dónde pescar en Madrid: Descubre los mejores lugares

La Comunidad de Madrid posee gran cantidad de embalses para pescar, la mayoría de ellos con un gran potencial. Esto se debe a la riqueza de sus aguas, ya que es una de las mejores aguas de toda Europa y todo ello gracias a la Sierra de Guadarrama que es poseedora de unas magníficas condiciones geológicas.

Pescar en los embalses de Madrid.

La causa de la tan elevada pureza del agua se debe a los pocos residuos que esta contiene. Las montañas de la Sierra de Guadarrama poseen cantidades enormes de granito, una piedra muy dura que apenas deja residuos en el agua.

Para poder practicar la pesca en la Comunidad de Madrid es obligatorio tener en vigor una licencia de pesca. Si necesitas renovarla o aún no la tienes puedes acercarte a la calle Gran Vía, nº3 de lunes a viernes de 9 a 14 horas.

En cuanto tengas tu permiso ya podrás pescar en cualquiera de estos embalses. Vamos a ver cuáles son los mejores de Madrid para practicar este deporte que tantos aficionados tiene.

Embalse de Valmayor

Se trata del segundo embalse más importante de la Comunidad de Madrid, después del Atazar gracias a su capacidad de embalsamiento, y está situado entre los términos municipales de Valdemorillo, Galapagar y Colmenarejo, a 45 kilómetros de la capital.

El embalse está construido en el cauce del río Aulencia, aunque recibe grandes cantidades de agua del río Guadarrama que se encuentra a varios kilómetros de distancia. Esto se produce gracias a un túnel de trasvase que tiene unos 5 kilómetros de longitud.

Los pescadores podemos disfrutar de unas magníficas vistas del Escorial en el horizonte. Este entorno natural a veces nos deja ver algún zorro, incluso un ciervo o jabalí aunque estos son menos frecuentes. Lo más habitual es disfrutar de como bandadas de patos y ánsares nos sobrevuelan.

En sus orillas hay diversidad ya que combina zonas de playa con zonas rocosas, y en cuanto a sus aguas, la especie que reina es la carpa por excelencia, pero también podemos encontrarnos con lucios y algún black bass.

Cuidado con la profundidad de sus aguas, ya que en caso de no conocer bien la zona podemos tener algún percance.

Antes la pesca en este embalse era totalmente libre pero debido a problemas relacionados con el mantenimiento de las especies y del entorno, en el año 2015 se convirtió en coto de pesca y ahora está controlado por la Comunidad de Madrid y la Federación de Pesca y Casting.

Debido a esta delimitación, además de necesitar la licencia obligatoria de pesca de la Comunidad de Madrid también debemos tener el permiso para el coto de pesca en la fecha determinada.

Y ya teniendo toda la información sobre la zona solo queda disfrutar del día y de la pesca.

Embalse de Atazar

El mayor embalse de la Comunidad de Madrid y uno de los más profundos de nuestro país es el Atazar. Situado a unos 90 kilómetros de la capital española, este embalse se encuentra sobre el cauce del río Lozoya.

Embalse de Atazar, un lugar ideal para ir a pescar.

Este embalse colinda con varios municipios debido a su gran superficie. El Atazar, El Berrueco, Berzosa del Lozoya, Cervera de Buitrago, Patones y Puentes Viejas son los pueblos colindantes que tan cerca tienen este bello embalse para disfrutarlo en cualquier época del año.

Característico por su inaccesibilidad, este embalse es propio para los pescadores aventureros, ya que es realmente difícil pescar en él debido a la baja temperatura de sus aguas, sus zonas rocosas y su gran profundidad.

Sus aguas son cristalinas y albergan diferentes especies, entre ellas la más común es el barbo aunque también podemos encontrarnos con carpas, truchas, bogas, lucios y black bass.

Las mejores zonas para acceder a este paraje salvaje para ejercer la pesca son: la zona del Berrueco o en las cercanías de Mangirón.

La dificultad de la pesca en este embalse se premia, ya que los barbos y lucios que se encuentran allí suelen tener un tamaño descomunal. ¿Te atreves a pescar uno?

Embalse de Puentes Viejas

Son casi 100 kilómetros los que separan este embalse de Madrid capital, pero merece la pena pasar uno o varios días en estos parajes si queremos pescar y desconectar de la vida ajetreada de la ciudad entre encinares, dehesas y multitud de plantas aromáticas.

Situado en el curso medio del río Lozoya y por encima del embalse Atazar, casi continuado, se encuentra el embalse de Puentes Viejas, mucho más pequeño que el anterior pero no por ello de peor calidad pues aunque los accesos son complicados la pesca es mucho más cómoda. ¿El motivo? La profundidad que podemos encontrar a tan solo un metro de la orilla, facilitándonos encontrar peces grandes sin necesidad de lanzar nuestro anzuelo demasiado lejos.

A una altitud media de 1000 metros, este paraíso cuenta con especies como la carpa (una de las más numerosas), el barbo, la trucha, el lucio y el black bass.

Desde el año 2014, este embalse está considerado como “tramo de pesca controlada”, lo que significa que existen varias restricciones.

  • La primera es temporal, ya que se autoriza la pesca desde el 16 de marzo hasta el 12 de octubre, el resto del año la pesca está vedada.
  • A parte del permiso obligatorio que se necesita para ir a pescar, también será necesario en este caso otra licencia (gratuita) que tendremos que solicitar a la sociedad de pescadores local pesca-sierra-norte. Es importante hacerlo con antelación pues los permisos son limitados y nos podemos quedar sin él.
  • Hay un cupo máximo que no podemos sobrepasar, que son 12 carpas y 12 carpines, el resto de especies están protegidas bajo la modalidad captura y suelta.

Embalse Puentes Viejas.

Embalse de Pedrezuela (El Vellón)

A piedemonte de la Sierra de Guadarrama y uno de los más cercanos a la capital, a tan sólo 50 kilómetros, este embalse es uno de los más frecuentados por los pescadores debido a sus aguas limpias y su maravilloso entorno. Las poblaciones con las que colinda este pantano son Pedrezuela, Guadalix de la Sierra y Venturada.

Está formada por dos zonas bien diferenciadas:

  • El área de la presa, una zona estrecha y muy profunda.
  • La parte de la cola, un área bastante ancha y con menos profundidad.

Este embalse es un referente para los pescadores de carpas, ya que es un lugar muy conocido por sus grandes carpas. Pero también podemos encontrar otras especies como la tenca o el lucio, más difíciles de capturar.

Es importante tener en cuenta que en este pantano está prohibido el baño, la acampada y el uso de embarcaciones a motor.

Para ejercer la pesca es necesario obtener un permiso diario, además del obligatorio, que podremos obtenerlo mediante la Consejería de Medio Ambiente o a través de la Sociedad de Pescadores de El Vellón.

La modalidad de pesca es de captura y suelta, y podemos ir cualquier día de la semana a pescar excepto los lunes no festivos.

Laguna del Campillo

Su origen muy natural no es. En este caso la mano del hombre fue la causante de esta laguna y de la flora y fauna del entorno que lo rodean. Y hay que decir que nos les salió nada mal, pues hoy en día podemos disfrutar de un ecosistema muy interesante que incluso se ha incluido en el catálogo de Humedales de la Comunidad de Madrid y está considerado como Zona de Reserva Natural dentro del Parque Regional del Sureste.

Sus aguas son bastantes profundas y gracias a ello la temperatura se mantiene estable durante todo el invierno. En cambio en verano podemos comprobar como permanecen varias capas, la superficial más caliente y la profunda bastante fría.

En cuanto a las especies que albergan sus aguas, lo más común es pescar carpas y barbos, aunque puede que encontremos algún black blass o lucios.

Se encuentra entre Rivas-Vaciamadrid y Arganda del Rey, muy cerca de la capital y es de fácil acceso, lo que compensa que a veces sea complicado pescar.

Recordar que esta laguna es una zona de pesca sin muerte.

Embalse de Santillana

Conocido como el embalse de Manzanares el Real, este embalse es uno de los más frecuentados debido a la calidad de sus especies, sobre todo de la carpa y el lucio.Embalse de Santillana

Colindante con Colmenar Viejo, Soto del Real y Manzanares el Real, este embalse recibe caudal de varios ríos, entre ellos el principal es el Manzanares pero también contribuyen el río Samburiel y el arroyo Media.

La fama de este lugar se remonta años atrás, debido a que se pescaron algunos de los ejemplares de carpa más grandes de toda España, llegando a superar la marca de 30 kilos.

Hoy en día, se hace más complicado encontrar carpas de semejante tamaño, pero hay otras especies presentes como la trucha, el bagre, el bajo negro, la tenca o el black bass.

Es necesario un permiso diario para este embalse que está compuesto por dos cotos. El precio ronda los 6€.

Embalse de Riosequillo

El embalse de Riosequillo.

Se encuentra en la Sierra de Guadarrama, en Madrid, muy cerca de Buitrago de Lozoya. Es un paraje natural en el que podemos disfrutar tranquilamente de la pesca.

Las especies que más abundan son sin duda los barbos, pero también hay carpas, truchas y bogas que podemos pescar con nuestro permiso obligatorio junto con un permiso gratuito específico para este embalse que es limitado por lo que debemos obtenerlo pronto si no queremos quedarnos sin él.

También hay que saber que el número de capturas está limitado y solo se podrá coger carpas y carpines, si pica alguna otra especie habrá que soltarla al agua mediante la modalidad captura y suelta.

Para llegar hasta el embalse una vez ya en el pueblo, tenemos que seguir las indicaciones de las piscinas naturales de Buitrago de Lozoya, y llegando casi hasta el final veremos el pantano.

Pantano de San Juan

Más conocido como “la playa de Madrid”, el Pantano de San Juan es el único de toda la Comunidad de Madrid en el que está permitido el baño y la navegación a motor, factores que hacen que realizar el ejercicio de la pesca sea más complicado en verano.

Por todo ello, se recomienda frecuentar este pantano antes o después de la estación veraniega, para poder evitar el baño de masas de visitantes que quieren relajarse disfrutando del sol, el agua y del arenal. Un punto a favor de acudir a principios de junio es la mayor presencia de una de las especies que frecuenta la zona, el black bass.

Una gran ventaja que tiene este pantano y que puede hacer que te acabes decantando por él, es su posibilidad de realizar la pesca embarcada, ya sea con o sin motor. Gracias a esto podemos llegar a cualquier punto del embalse sin ningún problema.

Una de las zonas recomendadas para pescar es la cola del Cofio, dónde acaba el río, afluente del Alberche, desembocando en el pantano. Es un buen lugar para encontrar en abundancia especies como el barbo.

Aunque las especies más abundantes de la zona son los barbos y black bass, también podemos encontrar lucios, bogas o carpas.

Este embalse es de aguas libres, por lo que además de contar con nuestra licencia de pesca en vigor, no será necesario ningún otro permiso. ¿A qué esperas?

Embalse de Pinilla

Se encuentra ubicado en el curso alto del río Lozoya y es por ello que sus aguas son tan frías. La mejor zona para pescar es la cola del embalse, a la entrada del río Lozoya. La que más suelen frecuentar los pescadores es la zona más cercana al pueblo de Lozoya.

Vistas del embalse de la Pinilla.

Las especies más comunes y abundantes de este embalse son las carpas, barbos y bogas, aunque se trate de un coto truchero. La mayoría de las truchas que encontramos son de repoblación, por lo que hay que prestar especial atención ya que esto conlleva algunas limitaciones en cebos.

El embalse de Pinilla está considerado como coto, por lo que necesitaremos, además de nuestra licencia, un permiso especial para el día que vayamos a pescar. Hay una fecha establecida para la pesca y fuera de ella no se permite esta actividad. Del 16 de marzo al 15 de octubre es la época permitida. A excepción de los lunes que solo se permite la modalidad captura y suelta, el resto de la semana (domingos y festivos incluidos) se puede pescar sin problema.

Embalse Los Rosales

Ubicado entre Collado Villalba y Torrelodones y colindando con la carretera de La Coruña, muy cercano a la capital, a tan solo 33 kilómetros, se encuentra el embalse de Los Rosales, rodeado por espacios naturales protegidos.

El lago no es de grandes dimensiones ni tiene una gran profundidad, no encontraremos más de 3 metros de hondo, pero las especies que lo habitan son de un tamaño descomunal, algo no muy común en lugares urbanos como lo es este embalse.

La especie más común del lugar es la carpa, y podemos encontrarla en diversos tamaños. Con suerte podremos pescar una de varios kilos.

Embalse de Navacerrada

Se trata de un embalse de tamaño medio en plena Sierra de Guadarrama, a unos 1.200 metros de altitud, que recoge el agua del río Navacerrada. La temperatura en invierno es baja y en verano suave, por lo que la época estival será la mejor para encontrar más y mejores peces.

Tiene zonas más profundas que otras. Desde la presa hasta la entrada del río, el embalse cuenta con mayor profundidad y un peor acceso, justo lo contrario que pasa en el lado opuesto, con mayor facilidad de acceso.

La especie dominante del embalse es la trucha común, aunque gracias a varias repoblaciones la trucha arco-iris también tiene bastante protagonismo. Pero junto con la trucha, también conviven otras especies como salvelinos, barbos, carpas y bogas, eso sí, en menor medida.

El embalse está considerado como coto de pesca, por lo que necesitaremos un permiso especial para este lugar, además de nuestra licencia de pesca, que podemos conseguir en la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Regional de Madrid y que ronda los 8€.

El embalse de Navacerrada.

Embalse de Navalmedio

Un buen lugar situado sobre el río Navalmedio, muy cerca del pueblo de Cercedilla, que no deja muchas opciones a la hora de pescar. Si te gusta la pesca de la trucha este es tu lugar ya que es posible que sea lo único que pesquemos si vamos a este embalse.

Este lugar está considerado coto de pesca y es repoblado periódicamente, así que truchas no nos van a faltar, y es posible que las consigamos con un gran tamaño.

La trucha arco-iris será la protagonista del lugar, aunque también podemos encontrar alguna trucha común descendiente de las antiguas que habitaban las aguas del cauce original del río Navalmedio.

Cualquier zona del embalse es buena para obtener capturas, sin embargo, la entrada del arroyo puede ser una de las mejores.

Al ser coto, deberemos pedir el permiso correspondiente en la Federación Madrileña de Pesca o en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a excepción de los martes y festivos que no está permitida la pesca.

Embalse de la Jarosa

Nos topamos con uno de los embalses más pequeños de toda la comunidad de Madrid en un entorno natural y fascinante. Se encuentra en un valle rodeado de pinos, y nos da la sensación de estar lejos de casa, en algún país nórdico, pero sin embargo nos encontramos más cerca de la capital de lo que parece, a poco más de 50 kilómetros.

Se nutre de varios arroyos, los principales son las Cerradillas y el Guatel. Entre sus especies destacan las truchas en abundancia. También podemos encontrar lucios, carpas y tencas pero en menor medida.

El permiso diario junto con el obligatorio (que debemos llevar siempre que nos disponemos a pescar) es indispensable, con un precio variable dependiendo de si somos o no socios, que va desde los 10€ a los 22€.

A excepción de los martes, los demás días de la semana podemos frecuentar el lugar para pescar sin problema.

Las lagunas de las Madres

Entre los ríos Jarama y Manzanares se encuentra este paraje, un complejo artificial que fue creado con el propósito de recuperar el medioambiente de una gravera.

Lagunas de las madres.

La continua repoblación del black bass ha hecho que sea la especie protagonista del lugar. Las carpas y la trucha arco-iris son muy poco frecuentes en las lagunas.

Pescar en este lugar es maravilloso, pero algo costoso ya que hay que cumplir varios requisitos. En primer lugar, al tratarse de un coto necesitamos un permiso especial, que tiene un coste de 4,50€ y solo disponen de 20 permisos diarios, por lo que si no nos damos prisa puede que no podamos pescar ese día. La pesca solo está permitida en los puestos habilitados para ello y solo hay 12 balcones que dan a la laguna. No se puede orillar, pero podemos alquilar las embarcaciones que tienen allí por 24€ el día completo.

Si queremos ir a pescar a este lugar, debemos tener en cuenta todas estas indicaciones y llegar pronto al lugar para poder elegir puesto y no quedarnos sin pescar. Eso sí, la pesca permitida es en modalidad captura y suelta.

Banner de pesca.

Dónde pescar en Madrid: Descubre los mejores lugares
5 (100%) 6 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *