El Tribunal Europeo de Justicia tumba el requisito de los tres camiones

Los planes de Fomento de mantener el requisito de flota mínima en el próximo ROTT han sido derrotados por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que considera que España no está aplicando correctamente el Reglamento 1071/2009.

El ministerio de Fomento se ha dado prisa en hacer público un comunicado oficial en el que el gobierno español acepta la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia (TJUE) con relación a la “ilegalidad” del requisito de los tres camiones de flota mínima para acceder a la profesión de transportista, una cuestión que la Comisión Europea y la propia Comisión Nacional para la Competencia ya habían recurrido.

El Alto Tribunal considera que España no está aplicando correctamente el Reglamento 1071/2009 por el que se establecen las normas comunes vigentes en la Unión Europea para el acceso a la profesión de transportista. En el citado Reglamento comunitario se recoge que para el ejercicio de esta actividad porteadora tan sólo será necesario disponer de uno o más vehículos, mientras que por el contrario en la normativa española -Orden FOM/734/2007- está presente la exigencia de que los nuevos transportistas sean titulares de al menos tres camiones o 60 toneladas de carga útil.

El departamento que dirige Iñigo de la Serna ha confirmado que la exigencia de los tres camiones se mantendrá hasta el próximo 1 de julio, fecha prevista para que entre en vigor el nuevo Reglamento de la LOTT. Fomento prevé que el texto del futuro ROTT recoja la desaparición de este requisito al tiempo que endurecerá otros (capacidad económica, honorabilidad o capacitación profesional) con el objetivo de que la oferta de transporte no se dispare por encima de lo razonable en un sector con una frágil relación oferta/demanda.

Al hilo de la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia el ministerio de Fomento también tendrá que “corregir” algunos otros aspectos polémicos que están presentes en el futuro ROTT, como por ejemplo la prohibición de que las pequeñas empresas tengan prohibido reducir flota, una medida que lógicamente tendrá que desaparecer.

De cualquier forma la normativa europea permite que los estados puedan imponer requisitos adicionales en el acceso a la profesión de transportista, siempre que estos sean proporcionados y no discriminatorios, un camino que será el que probablemente siga Fomento en las próximas semanas, como así se anuncia en el citado comunidado, una vez constatada su derrota en los ámbitos judiciales comunitarios.

El Tribunal Europeo de Justicia tumba el requisito de los tres camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *