Los 8 Deportes Acuáticos para practicar en verano

¿Quieres aprovechar el mar como nunca antes lo habías hecho? Practica alguno de los deportes acuáticos que te mostramos a continuación y tu verano será inolvidable.

En verano, aparte de pegarnos buenas comilonas y de descansar, también nos apetece practicar determinados deportes acuáticos que no podemos hacer a lo largo del año. El mar se convierte en un escenario lleno de entretenimiento, que nos permite sentirnos bien con nosotros mismos.

Hombre haciendo surf en una bonita playa con un oleaje moderado.

Múltiples son las actividades y las escuelas náuticas que nos dan la oportunidad de surcar los mares de diversas formas posibles. Los deportes acuáticos que puedes desarrollar en las zonas costeras serán la guinda de unos días estivales fantásticos que compartirás con tu pareja, con tus amigos o con tu familia. ¡Descubre qué actividades te esperan en las zonas costeras!

¿Qué deportes acuáticos puedo practicar en verano?

1. Natación

Es un deporte obvio, barato y que todo el mundo puede realizar a su manera. La natación es un deporte muy completo en el que ejercitamos una gran cantidad de grupos musculares de nuestro cuerpo.

Además de entrenar el cuerpo, esta práctica también refuerza y mejora nuestra capacidad cognitiva. Numerosos estudios han demostrado que la inmersión en el agua aumenta el flujo de la sangre al cerebro. Además, otras investigaciones han concretado que la natación y otros ejercicios similares liberan factores neurotróficos o neurotrofinas en el cerebro o, dicho de otra forma, ayudan a elevar el estado de ánimo.

Teniendo en cuenta estos factores, no cabe duda de que es cien por cien recomendable nadar en cualquier sitio. En el caso del mar, debemos tener mucho cuidado con el oleaje y con las corrientes, ya que nos pueden jugar una mala pasada. Siempre que vayamos a nadar a cualquier orilla española es conveniente hacerlo con cabeza y teniendo en cuenta estos dos elementos.

La natación es uno de los deportes acuáticos más recurrentes

2. Surf

Es uno de los deportes acuáticos más legendarios que podemos encontrarnos en el territorio marino. Los inicios de esta práctica se sitúan hace 500 años en las islas Polinesia. El surf consiste en deslizarse y surcar olas de pie sobre una tabla. Todo aquel que surfea demuestra un equilibrio excelente y unas sobradas habilidades técnicas.

En España, si te animas a llevar a cabo este deporte, te recomendamos que visites el norte. Asturias, Santander, País Vasco, Galicia y Catalunya son epicentros en los que esta actividad es más factible, puesto que suele haber un oleaje más potente. La mayoría de las escuelas náuticas dan cursos de iniciación que te permitirán, en pocos días, defenderte en esta modalidad.

3. Kitesurf

Uno de los deportes acuáticos que solo podrás probar si el viento así lo permite. Este será el encargado de deslizarte al propulsar un cometa de tracción que estará unido a tu cuerpo mediante un arnés. La tabla irá fijada a tus pies para que puedas ejecutar todo tipo de maniobras y piruetas.

Dicho deporte que data de 1977, exige unas cualidades de fuerza y de resistencia mínimas para poder ser desarrollado. Si estás interesado en practicar el kitesurf, estás de enhorabuena, ya que España multiplica las escuelas año tras año.

Las mejores zonas para practicar este deporte en nuestro país se localizan en la costa atlántica de Andalucía, en el Mediterráneo (Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Cataluña) y en Fuerteventura. ¡Pon a prueba tus condiciones físicas realizando kitesurf en alguno de estos lugares!

Varias personas practicando kitesurf con un un peñón de fondo

4. Paddle Surf

También llamado surf de remo, es un deporte donde el navegante, que se mantiene de pie en una tabla, rema para desplazarse con la ayuda -como su propio nombre indica- de un remo. Se trata de una práctica mucho más sosegada que las anteriores, pero que exige concentración y equilibrio. ¡Parece más fácil de lo que es!

¿Quieres comprobar tus habilidades en esta actividad? Pues lo tienes bastante fácil. Todos los puntos de la costa española tienen zonas destinadas a esta práctica, si el tiempo y las condiciones del mar lo permiten –no puede haber mucho oleaje-. Además, también te encontrarás zonas interiores en las que también podrás hacer paddle surf.

Niño realizando paddle surf en un pantano.

5. Esquí Acuático

También es conocido como esquí náutico. Este deporte surgió en el año 1922 de la mano Ralph Samuel, pero hasta la década de los 50 no se puso de moda. ¿En qué consiste? El esquiador, con uno o dos esquís, se desliza sobre el agua gracias a la labor de la lancha motora a la que está unido con una cuerda.

Esta actividad cuenta con múltiples modalidades (el wakeboard, el wakeskate o el wakesurf) que, en vez de esquís, emplean tablas para el deslizamiento. Todas ellas pueden practicarse con facilidad por toda la geografía española tanto costera como interior.

Con esta práctica recorrerás el mar a una velocidad que te permitirá sentir la adrenalina en tu cuerpo. ¡Alcanzarás hasta los 56 kilómetros por hora! Teniendo en cuenta estas condiciones, no es de extrañar que sea un deporte que gusta mucho y que crea bastante adicción. ¿Te animas a probar?

 Chica practicando el esquí acuático.

6. Windsurf

Es una de las evoluciones del surf tradicional. Consiste en navegar con una tabla parecida a la de ese deporte que se encuentra provista de una vela, que es la que permite el desplazamiento. El viento, junto con las olas, vuelve a ser fundamental para que la actividad sea posible. El equilibrio, la fuerza y la resistencia son las habilidades principales que pone a prueba esta actividad.

El windsurf, que también se denomina surf a vela o tabla a vela, exige el dominio absoluto del viento y del oleaje marino. Se trata de un deporte que, a pesar de originarse en Estados Unidos, se practica con gran afición en nuestro país.

Las buenas condiciones costeras y la brisa marina característica de las orillas españolas, son dos factores fundamentales para que esta actividad pueda ser practicada en todo el territorio nacional. Andalucía, Cataluña, el archipiélago canario y la Región de Murcia, son varios puntos destacados para entrar en contacto con este deporte.

Profesional del windsurf realizando una bonita maniobra sobre una ola.

7. FlyBoard

Es otro de los deportes náuticos reciente –surgió en 2012- que se encuentra en pleno auge. Seguramente, en los anteriores veranos ya hayas oído hablar de ella. Lo cierto es que cada vez son más los puntos de nuestra costa que facilitan la práctica de este deporte.

Se compone de una tabla bajo los pies que contiene chorros hacia abajo que permiten volar sobre las aguas marinas. El flyboard es muy adictivo, ya que a medida que ganas experiencia y confianza, tus habilidades incrementan considerablemente. Torrevieja, Barcelona, Alicante, Murcia, Ibiza, Pontevedra y hasta ciudades sin playa como Madrid, te dan la oportunidad de volar con esta práctica acuática rompedora.

Hombre probando la tabla de flyboard en un río.

8. Piragüismo

El piragüismo es una opción estival que debes tener en cuenta para contemplar la belleza marina estas vacaciones. Además de esta denominación, podrás escuchar otras como canoaje, canotaje y canoa kayak. La actividad se compone de una embarcación –normalmente de plástico- y de varias palas de una o dos hojas, propulsadas por varias personas (de dos a diez navegantes).

En este deporte ya no es tan importante el equilibrio y sí la coordinación entre todos los integrantes de la barca. Asegúrate de que van a ir contigo navegantes con resistencia y con fuerza para remar, en el caso contrario, te tocará a ti llevar todo el peso de la embarcación.

El piragüismo te permite disfrutar del deporte en las aguas marinas acompañado de tus amigos o familiares, por ello es una de las actividades más recomendadas para desarrollar en los días estivales. Pocas son las zonas costeras españolas que no incluyen esta actividad en sus opciones de ocio. Tanto en entornos marinos como en zonas interiores, esta práctica veraniega es compatible en tus jornadas libres.

Varias personas practicando piragüismo en la playa.

 

El fin principal que se persigue con la realización de todos estos deportes acuáticos es mantenerte activo en estos meses, además de disfrutar de unas vacaciones inolvidables y originales. Tu cuerpo y tu mente agradecerán las descargas de adrenalina que estas actividades te exigen. En el caso de que realices otras actividades fuera del agua, ten en cuenta los consejos y las ventajas de realizar deporte en verano.

Terránea te recuerda que la forma más simple de lograr el bienestar personal es realizando ejercicio físico y manteniendo una dieta saludable. Combina ocio y deporte para que las vacaciones sean completas y te aporten el bienestar que necesitas.

COMPARADOR DE SEGUROS MÉDICOS

Los 8 Deportes Acuáticos para practicar en verano
4.6 (92.5%) 8 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *